Es­to es lo que le pa­sa a tu ce­re­bro du­ran­te tu ci­clo mens­trual

¿Te has pre­gun­ta­do por qué cuan­do lle­ga tu pe­rio­do te sien­tes más des­ubi­ca­da, me­nos há­bil o ex­tra­ña?

Publimetro Ciudad de Mexico - - NUEVAMUJER.COM - KA­REN HER­NÁN­DEZ

Mu­chas ve­ces el ci­clo mens­trual es un gran mis­te­rio, ya que no exis­te un pa­trón que es­ta­blez­ca có­mo te sen­ti­rás du­ran­te ese tiem­po. Los cam­bios de hu­mor, los ata­ques de llan­to e irri­ta­bi­li­dad y los te­mi­dos có­li­cos son ha­bi­tua­les du­ran­te el ci­clo mens­trual, pe­ro ¿qué ocu­rre real­men­te con la men­te du­ran­te esos días?

Re­sul­ta que la cien­cia di­ce que du­ran­te es­te tiem­po, la me­mo­ria y las fun­cio­nes cog­ni­ti­vas de las mu­je­res pre­sen­tan cam­bios im­por­tan­tes. Re­cor­de­mos que el ci­clo mens­trual no se tra­ta úni­ca­men­te del mo­men­to que co­mien­za el san­gra­do, sino de to­do el pro­ce­so de pre­pa­ra­ción por el que pa­sa el apa­ra­to re­pro­duc­tor fe­me­nino pa­ra un fu­tu­ro em­ba­ra­zo.

Un gru­po de es­pe­cia­lis­tas de la Uni­ver­si­dad de Con­cor­dia (Mon­treal) reali­zó una in­ves­ti­ga­ción pa­ra de­ter­mi­nar si las hor­mo­nas res­pon­sa­bles del ci­clo mens­trual te­nían al­go que ver con la me­mo­ria en las mu­je­res y con­clu­ye­ron que, efec­ti­va­men­te, nues­tro ce­re­bro su­fre cam­bios de­pen­dien­do de en qué mo­men­to del ci­clo nos en­con­tre­mos.

Pa­ra lle­gar a es­to, se apli­ca­ron prue­bas y aná­li­sis a 45 vo­lun­ta­rias con un ci­clo mens­trual re­gu­lar. De igual for­ma, se es­tu­dia­ron sus an­te­ce­den­tes hor­mo­na­les, em­ba­ra­zos, mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos y sus pe­rio­dos, pa­ra des­pués rea­li­zar al­gu­nos ejer­ci­cios de me­mo­ria y ubi­car di­rec­cio­nes en un ma­pa. Las con­clu­sio­nes re­ve­la­ron que las mu­je­res que es­ta­ban ovu­lan­do, po­dían re­cor­dar con fa­ci­li­dad la in­for­ma­ción que se les ha­bía dic­ta­do, es de­cir, te­nían me­jor me­mo­ria au­di­ti­va. Aque­llas que se en­con­tra­ban en su fa­se pre­mens­trual, te­nían me­jor sen­ti­do de ubi­ca­ción y es­pa­cio.

Es­ta es qui­zá la eta­pa más di­fí­cil del ci­clo, pues las emo­cio­nes se vuel­ven una es­pe­cie de mon­ta­ña ru­sa. De he­cho, un es­tu­dio pu­bli­ca­do en Pro­cee­dings of the Na­tio­nal Aca­demy of Scien­ces (PNAS), in­di­có que de­bi­do a que los ni­ve­les de es­tró­ge­nos se al­te­ran, se pro­du­ce una es­pe­cie de ‘ta­pón men­tal’ que ha­ce que el bie­nes­tar emo­cio­nal se ‘nu­ble’.

Du­ran­te los pri­me­ros días de la mens­trua­ción, la li­be­ra­ción de en­dor­fi­nas au­men­ta, pro­du­cien­do en al­gu­nas mu­je­res un au­men­to de ener­gía, fe­li­ci­dad ¡y has­ta sur­ge ma­yor ins­pi­ra­ción! Ade­más, la to­ma de de­ci­sio­nes du­ran­te es­te tiem­po, es me­nos im­pul­si­va y da pie a que sea más acer­ta­da. Sin em­bar­go, hay mu­je­res en las que los ni­ve­les ba­jan, pro­vo­can­do ma­la me­mo­ria, irri­ta­bi­li­dad e hi­per­sen­si­bi­li­dad.

En con­clu­sión, aun­que en ese mo­men­to lo ig­no­re­mos, los cam­bios hor­mo­na­les, en reali­dad pue­den fa­vo­re­cer (en cier­ta me­di­da) nues­tras capacidades pa­ra re­sol­ver pro­ble­mas. Y cla­ro, en­ten­der es­to del com­por­ta­mien­to del ce­re­bro fe­me­nino, per­mi­te que la cien­cia me­jo­re los tra­ta­mien­tos que re­duz­can los ma­les­ta­res y con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas en la vi­da dia­ria (irre­gu­la­ri­da­des, tras­tor­nos o ma­les­ta­res in­ten­sos).

| GETTY IMA­GES

El ce­re­bro su­fre cam­bios de­pen­dien­do del mo­men­to del ci­clo en que nos en­con­tre­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.