Al­fre­do TE­NA

La le­yen­da azul­cre­ma pla­ti­có en ex­clu­si­va con Pu­blis­port acer­ca de los 100 años de vi­da del Amé­ri­ca, equi­po del que se con­sa­gró co­mo el más em­ble­má­ti­co ca­pi­tán

Publimetro Ciudad de Mexico - - PUBLISPORT.MX - KA­RI­NA BO­BA­DI­LLA @Ka­ri_A­zul

Era el do­min­go 10 de ju­nio de 1984 y co­rría el mi­nu­to 67. Brai­lovsky co­bró un ti­ro de es­qui­na y Agui­rre pei­nó el es­fé­ri­co, pe­ro él fue el que anotó el gol del cam­peo­na­to; un le­tal tes­ta­ra­zo de­jó in­mó­vil a Ce­les­tino Mo­ra­les; en­ton­ces el ca­pi­tán co­rrió con los bra­zos ex­ten­di­dos por la ban­da y pe­gó un sal­to, el sal­to que anun­cia­ba la cuar­ta es­tre­lla mien­tras las ban­de­ras azul­cre­ma on­dea­ban y el Es­ta­dio Az­te­ca es­ta­lla­ba: Al­fre­do Te­na fir­mó el 2-0 en la ‘Fi­nal del si­glo’ y 23 mi­nu­tos más tar­de Amé­ri­ca se con­sa­gró Cam­peón de Li­ga al de­rro­tar a Chi­vas 3-1 (5-3 en el global).

Ése es el re­cuer­do más ama­do que ate­so­ra en su me­mo­ria des­pués de ca­si 600 par­ti­dos dispu­tados con la ca­mi­se­ta de las Águi­las, en los que se con­vir­tió en el ju­ga­dor más ga­na­dor de su his­to­ria, con 14 tí­tu­los en to­tal (mis­mos que Cris­to­bal Or­te­ga); un es­tan­dar­te y el ca­pi­tán más re­pre­sen­ta­ti­vo has­ta la fe­cha. Aho­ra, la afi­ción corea su nom­bre con or­gu­llo y él lo agra­de­ce, aun­que apun­ta a vol­ver el ni­do pa­ra ga­nar al tí­tu­lo que se le ne­gó en las dos eta­pas que es­tu­vo al fren­te del con­jun­to de Coa­pa.

¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra ti el Amé­ri­ca?

– El Amé­ri­ca es co­mo mi se­gun­da ca­sa, he vi­vi­do ahí 25 años de mi vi­da, com­par­ti­do con gen­te más que con mis pro­pios her­ma­nos y pa­ra mí es un es­ti­lo de vi­da, ha­ber es­ta­do ahí en el Amé­ri­ca y sen­tir­me or­gu­llo­so ame­ri­ca­nis­ta.

¿Quién te des­cu­brió y te lle­vó al Amé­ri­ca?

– Es­ta­ba en el Cen­tro As­tu­riano de Mé­xi­co y el se­ñor José An­to­nio Ro­ca era so­cio del club, en­ton­ces nos vio jugar y nos in­vi­tó a va­rios a pro­bar­nos al club, co­mo cin­co que fui­mos, y me que­dé.

¿Qué sig­ni­fi­ca ha­ber ju­ga­do en el equi­po más im­por­tan­te de Mé­xi­co, el más po­lé­mi­co?

– Sig­ni­fi­ca un or­gu­llo, yo lle­gué des­de fuer­zas bá­si­cas, en­ton­ces vas que­rien­do más la ca­mi­se­ta si eres de los que em­pie­za des­de ahí, tu­ve la po­si­bi­li­dad de jugar mu­chos años y siem­pre fue un or­gu­llo pa­ra mí po­ner­me la ca­mi­se­ta del club.

¿Cuan­do lle­gas­te al club te ima­gi­nas­te que te ibas a con­ver­tir en un ícono del equi­po?

– No, pa­ra na­da, mi in­ten­ción era de­bu­tar y as­pi­rar a jugar en Pri­me­ra, pe­ro no es­pe­ra­ba jugar tan­to tiem­po ni for­mar par­te de tan bue­nos equi­pos co­mo en los años ochen­ta.

¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra ti que la afi­ción te con­si­de­re co­mo una de las gran­des le­yen­das del Amé­ri­ca?

– Tam­bién un gus­to, es la ver­da­de­ra po­pu­la­ri­dad, cuan­do vas a la ca­lle y te en­cuen­tras a la gen­te, la po­pu­la­ri­dad no es­tá en las ca­bi­nas de ra­dio ni en los pro­gra­mas de te­le­vi­sión, sino es­tá en la ca­lle, don­de la afi­ción te de­mues­tra el afec­to.

¿Crees que el ame­ri­ca­nis­mo ha cam­bia­do res­pec­to a la épo­ca en que fuis­te ju­ga­dor?

– Sí, un po­co. So­bre to­do en cuan­to a que ya no ve­mos ca­si ju­ga­do­res de fuer­zas bá­si­cas y en aquel en­ton­ces sí éra­mos ma­yo­ría, cuan­do me­nos éra­mos cin­co, seis o sie­te en la can­cha, y tres o cua­tro ex­tran­je­ros, aho­ra no, aho­ra es al re­vés, real­men­te cues­ta tra­ba­jo ver a al­guien de fuer­zas bá­si­cas en la ali­nea­ción ti­tu­lar y eso ha cam­bia­do.

En ese sen­ti­do, ¿lle­ga a per­der cier­ta iden­ti­dad el equi­po?

– Sí, sí ha per­di­do iden­ti­dad de­fi­ni­ti­va­men­te, mu­cha gen­te lle­ga y se va muy rá­pi­do, la gen­te no lo­gra ha­cer iden­ti­dad con esos ju­ga­do­res, cam­bian muy se­gui­do de uni­for­me tam­bién, eso no es bueno por­que lue­go no sa­bes ni a quién es­tás vien­do, en­ton­ces sí, el equi­po es­tá per­dien­do iden­ti­dad.

¿Quién ha si­do el úl­ti­mo ído­lo de Amé­ri­ca?

– El úl­ti­mo es Cuauh­té­moc Blan­co, de­fi­ni­ti­va­men­te. Fal­ta al­guien que lle­ne sus za­pa­tos, que ha­ga emo­cio­nar a la gen­te co­mo lo ha­cía Cuauh­té­moc. Son muy bue­nos ju­ga­do­res (Ru­bens Sam­bue­za y Moi­sés Muñoz) la ver­dad, los dos van por buen ca­mino, oja­lá y si­gan en el club y lo­gren ga­nar otro tí­tu­lo.

¿Có­mo vi­vías un Clá­si­co na­cio­nal an­te Chi­vas?

– Des­de lue­go era el par­ti­do más im­por­tan­te de la tem­po­ra­da, los dos más im­por­tan­tes, el de ida y el de re­gre­so, y lo vi­vía­mos in­ten­sa­men­te por­que los mis­mos di­rec­ti­vos así te lo ha­cían sen­tir, nos exi­gían re­sul­ta­dos bue­nos an­te Gua­da­la­ja­ra y nos da­ban más pre­mios si ga­ná­ba­mos, en­ton­ces eran los más im­por­tan­tes de to­do el año.

¿Cuál es tu me­jor re­cuer­do co­mo ame­ri­ca­nis­ta?

– Mi me­jor re­cuer­do ha­ber ga­na­do un tí­tu­lo en un Clá­si­co, eso fue lo me­jor, es un tor­neo de Li­ga, un tor­neo lar­go, en un Clá­si­co en el Es­ta­dio Az­te­ca fue lo me­jor que nos pu­do pa­sar.

¿Qué te iden­ti­fi­ca aún co­mo ame­ri­ca­nis­ta?

– To­dos los re­cuer­dos, ju­gué ca­si 600 par­ti­dos en la ins­ti­tu­ción, en­ton­ces ten­go re­cuer­dos, ten­go vi­ven­cias que se que­da­ron con­mi­go y gra­cias a eso me si­go sin­tien­do ame­ri­ca­nis­ta.

¿De qué la­do hay más pre­sión en el equi­po, co­mo ju­ga­dor o co­mo en­tre­na­dor?

— Yo dis­fru­té más jugar, de­fi­ni­ti­va­men­te, era mu­cho me­jor, te di­vier­te más, ha­ces ejer­ci­cio, pue­des desaho­gar to­da la adre­na­li­na que hay y des­de lue­go que hay mu­cha más pre­sión sien­do téc­ni­co por­que el re­sul­ta­do no de­pen­de de ti, en­ton­ces es al­go que te cau­sa an­sie­dad por­que pa­ra ga­nar tú ne­ce­si­tas que los de­más ha­gan bien las co­sas y cuan­do eso no de­pen­de de ti hay más pre­sión.

Co­mo director téc­ni­co se te ha ne­ga­do el tí­tu­lo con Amé­ri­ca, ¿te gus­ta­ría in­ten­tar­lo de nue­vo?

– Sí, un día de es­tos, ¿por qué no? El fut­bol da mu­chas vuel­tas, pue­de ser que una opor­tu­ni­dad lle­gue por ahí.

¿Qué te pa­re­ció el ho­me­na­je que re­ci­bis­te por par­te del Amé­ri­ca?

— Me gus­tó por­que la res­pues­ta de la gen­te cuan­do yo fui fue muy bue­na, no me lo es­pe­ra­ba, una gran ova­ción por lo que siem­pre voy a es­tar agra­de­ci­do con el pú­bli­co.

¿Crees que Ricardo La Vol­pe es el téc­ni­co in­di­ca­do pa­ra dar­le al Amé­ri­ca un tí­tu­lo en el se­mes­tre del Cen­te­na­rio?

— No lo sé, va­mos a de­jar­lo tra­ba­jar y oja­lá sí, pa­ra po­der se­guir sien­do el equi­po más ga­na­dor, le desea­mos to­da la suer­te, si él con­tro­la su tem­pe­ra­men­to pue­de ser al­go que fun­cio­ne en el Amé­ri­ca.

¿Le ves po­si­bi­li­da­des al Amé­ri­ca de con­quis­tar un tí­tu­lo pa­ra fes­te­jar (Li­ga, Co­pa, Mun­dial de Clu­bes)?

— Sí, en la Li­ga sí le veo po­si­bi­li­da­des, tie­ne un buen plan­tel así que creo que pue­de te­ner un tí­tu­lo. Va a es­tar muy bueno (un po­si­ble Clá­si­co en Co­pa), le veo po­si­bi­li­da­des, tie­ne bue­nos ju­ga­do­res pa­ra com­pe­tir. Yo es­pe­ra­ría un po­co por­que pri­me­ro hay que pa­sar una ron­da y esas ron­das son di­fí­ci­les, pe­ro tie­ne plan­tel pa­ra com­pe­tir, es­pe­re­mos que ha­gan un buen pa­pel.

ME­XS­PORT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.