Cesilio DE LOS SAN­TOS

El ex ju­ga­dor re­cor­dó, en una en­tre­vis­ta con Publisport, los gran­des mo­men­tos que vi­vió co­mo ju­ga­dor azul­cre­ma

Publimetro Ciudad de Mexico - - PUBLISPORT.MX - SER­GIO ME­LÉN­DEZ @Se­rMe­len­dez

Uno de los ju­ga­do­res más em­ble­má­ti­cos en la his­to­ria del Club Amé­ri­ca es, sin du­da al­gu­na, el de­fen­sa uru­gua­yo Cesilio de los San­tos, fut­bo­lis­ta que lle­gó a Mé­xi­co pa­ra en­fun­dar­se en la pla­ye­ra del club al que con­si­de­ra “el de sus amo­res”.

Na­ci­do en Ri­ve­ra, Uru­guay, De los San­tos ini­ció su ca­rre­ra con el Be­lla Vis­ta has­ta que en 1988, las Águi­las del Amé­ri­ca se fi­ja­ron en él y de­ci­die­ron lle­var­lo a Mé­xi­co.

De­bi­do a su gran ni­vel, de in­me­dia­to se ga­nó la ti­tu­la­ri­dad y for­mó par­te de aquel con­jun­to azul­cre­ma que ma­ra­vi­lló a to­dos a fi­na­les de los años ochen­ta y prin­ci­pios de los no­ven­ta.

Y en ple­na ce­le­bra­ción del Cen­te­na­rio del club, qué me­jor oca­sión pa­ra pla­ti­car con el ca­ris­má­ti­co Cesilio.

¿Qué has he­cho en es­tos úl­ti­mos años, si­gues li­ga­do al fut­bol?

— Sí, ha­cien­do aho­ra del otro la­do de la ra­ya que es tra­ba­jar co­mo ana­lis­ta pa­ra TDN; es­toy con­ten­to por­que me gus­ta lo que ha­go, es una po­si­bi­li­dad de estar den­tro del fut­bol y pen­dien­te de to­do lo que es el en­torno del jue­go.

Cuan­do lle­gas­te al Amé­ri­ca, ¿te cos­tó tra­ba­jo dar­te cuen­ta de la gran­de­za del equi­po y asi­mi­lar que es­ta­bas lle­gan­do a uno de los gran­des de Mé­xi­co?

— En mi pri­mer en­tre­na­mien­to ha­bía co­mo tres mil per­so­nas en el club y me pre­gun­té “¿por qué?”, en Uru­guay no van ni mil per­so­nas.

Te vas dan­do cuen­ta de lo que sig­ni­fi­ca, la te­le­vi­sión te bus­ca, hay más en­tre­vis­tas, es­tan­do en el ho­tel lue­go, lue­go me fue­ron a en­tre­vis­tar, me fue­ron a re­ci­bir al ae­ro­puer­to, ese ti­po de co­sas con las que te vas dan­do cuen­ta que es al­go im­por­tan­te.

Con­for­me fue­ron pa­san­do las se­ma­nas y los me­ses me fui dan­do cuen­ta y mu­cho más cuan­do me to­có ju­gar.

En tu pri­mer año co­mo ame­ri­ca­nis­ta (1988-89) sa­lis­te cam­peón, ¿qué se sien­te al­zar un tro­feo con

— Pa­ra mí fue un or­gu­llo y una ale­gría enor­me por­que lle­gar de otro país en tu pri­mer año, a un equi­po gran­de, his­tó­ri­co, que aca­ba­ba de sa­lir cam­peón y vol­ver a ser, es una gran ale­gría.

¿Te cos­tó tra­ba­jo adap­tar­te a un equi­po lleno de fi­gu­ras co­mo Za­gue, San­tos, Te­na, Or­te­ga?

— Al prin­ci­pio, pe­ro es normal. Pri­me­ro me tu­ve que po­ner fí­si­ca­men­te bien, co­no­cer a los com­pa­ñe­ros, que mi ren­di­mien­to in­di­vi­dual lle­ga­ra a to­pe y sí me cos­tó, pe­ro ya que es­tas den­tro de esa ma­qui­ni­ta to­do es co­mo un re­loj.

Ha­bía gen­te im­por­tan­te, es­ta­ba Cris­tó­bal Or­te­ga. Al­fre­do Te­na, Car­los Her­mo­si­llo, Za­gue, An­to­nio Car­los San­tos y ahí nos man­tu­vi­mos por mu­chí­si­mo tiem­po.

¿Có­mo era la re­la­ción en­tre us­te­des, ha­bía lu­cha de egos?

— Pa­ra na­da, no exis­tían los egos, era un equi­po muy so­li­da­rio en el cual cuan­do las co­sas no es­ta­ban bien lo so­lu­cio­ná­ba­mos no­so­tros mis­mos.

Ha­bía pe­sos pe­sa­dos den­tro del plan­tel quie­nes eran los que de­cían: “Hay que so­lu­cio­nar es­to por aquí, por alla”, “tú no es­tás bien”, “em­pie­za a cui­dar­te”, to­das esas co­sas im­por­tan­tes pa­ra que el equi­po no con­ce­die­ra ven­ta­jas, y nos vol­vi­mos un equi­po muy só­li­do que era muy di­fí­cil de ven­cer.

¿Re­cuer­das al­gún mo­men­to en es­pe­cial de aque­llos años en los que es­tu­vis­te en el Amé­ri­ca?

— Hay mu­chos, cuan­do sa­lí cam­peón fue un mo­men­to muy es­pe­cial, des­pués cuan­do per­di­mos la fi­nal con Pu­mas en CU tam­bién fue un mo­men­to es­pe­cial, cuan­do me tu­ve que ir por­que los ciclos se cum­plen.

Pe­ro no me do­lió na­da, yo al club le di to­do y ellos a mí tam­bién, me fui muy tran­qui­lo, en paz.

Y aho­ra ¿có­mo te sien­tes de ser con­si­de­ra­do una de las má­xi­mas fi­gu­ras his­tó­ri­cas de es­te equi­po?

— Es co­mo una ca­ri­cia al al­ma des­pués de tan­tos años que pa­san y en una fe­cha tan im­por­tan­te co­mo los 100 años de una ins­ti­tu­ción, por su­pues­to que uno se sien­te bien, con­ten­to, es al­go muy bo­ni­to.

¿Có­mo ves al equi­po ac­tual­men­te?

— Creo que el Amé­ri­ca es­tá pa­ra pe­lear el cam­peo­na­to co­mo lo vie­ne ha­cien­do desde ha­ce un bien tiem­po. Si Amé­ri­ca, hoy con La Vol­pe co­mo en­tre­na­dor, en­ca­ja den­tro de lo que es el pro­fe­sio­na­lis­mo de un ju­ga­dor, es un equi­po que se­gu­ra­men­te va a pe­lar el cam­peo­na­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.