El sis­mo más po­de­ro­so en 35 años sa­cu­de el cen­tro y sur de Ita­lia

Pe­se a la mag­ni­tud del mo­vi­mien­to te­lú­ri­co, no se re­gis­tra­ron víc­ti­mas

Publimetro Ciudad de Mexico - - NOTICIAS / MUNDO - AP

Un nue­vo y po­de­ro­so te­rre­mo­to re­gis­tra­do es­te do­min­go en Ita­lia cen­tral de­rri­bó edi­fi­cios que ha­bían re­sis­ti­do sis­mos an­te­rio­res y pro­vo­có el pá­ni­co en­tre los po­bla­do­res, que sa­lie­ron co­rrien­do a las ca­lles, pe­ro en prin­ci­pio no cau­só muer­tes.

El tem­blor de mag­ni­tud pre­li­mi­nar de 6.6 fue el más fuer­te en el país en ca­si 36 años. Que no hu­bie­se muer­tes se de­bió en gran me­di­da a que miles de po­bla­do­res aban­do­na­ron sus ho­ga­res la se­ma­na pa­sa­da después de dos fuer­tes re­me­zo­nes en la mis­ma zo­na mon­ta­ño­sa.

Se re­por­ta­ron unos 20 he­ri­dos, mu­chos de ellos con le­sio­nes me­no­res, di­je­ron las au­to­ri­da­des.

La ca­de­na de los Ape­ni­nos en el cen­tro de Ita­lia, si­tua­da sobre una gran fa­lla geo­ló­gi­ca, ha su­fri­do de­ce­nas de gran­des te­rre­mo­tos. El del 24 de agos­to pa­sa­do, de mag­ni­tud 6.1, cau­só ca­si 300 muer­tes.

Los tem­blo­res del miér­co­les de­ja­ron a miles de per­so­nas sin te­cho, pe­ro la úni­ca muer­te se de­bió a un in­far­to.

“Des­de 1980 que no en­fren­tá­ba­mos un te­rre­mo­to de es­ta mag­ni­tud”, di­jo el di­rec­tor de Pro­tec­ción Ci­vil, Fa­bri­zio Cur­cio.

Alu­día a un tem­blor de mag­ni­tud 6.9 en la re­gión de Ná­po­les, que cau­só unas tres mil muer­tes y enor­mes da­ños en no­viem­bre de 1980.

Los po­bla­do­res ate­rra­dos por un tem­blor cons­tan­te co­rrie­ron a las pla­zas y ca­lles al ser des­per­ta­dos por el sis­mo del do­min­go a las 7:40 de la ma­ña­na. Se sin­tió ha­cia el nor­te has­ta Salz­bur­go, Aus­tria, y ha­cia el sur has­ta Pu­glia, en el ta­cón de la bo­ta.

La po­bla­ción más cer­ca­na

al epi­cen­tro fue la an­ti­gua ciu­dad de Nor­cia, la pa­tria de San Be­ni­to, el pa­dre del mo­nas­ti­cis­mo y fa­mo­sa por su mo­nas­te­rio be­ne­dic­tino. Tes­ti­gos di­je­ron que de la ca­te­dral de San Be­ni­to, del si­glo XIV, só­lo que­dó en pie la fa­cha­da.

“Fue co­mo si se de­rrum­ba­ra to­da la ciu­dad”, di­jo la fun­cio­na­ria mu­ni­ci­pal Giu­sep­pi­na Per­la a la pren­sa lo­cal. Los mu­ros an­ti­guos su­frie­ron da­ños, lo mis­mo que otra igle­sia cé­le­bre del lugar, la de San­ta Ma­ría Ar­gen­tea, co­no­ci­da por sus fres­cos del si­glo XV.

Imá­ge­nes de la te­le­vi­sión mos­tra­ron a un gru­po de mon­jas que co­rrían a la pla­za prin­ci­pal, y la to­rre del cam­pa­na­rio pa­re­cía a pun­to de de­rrum­bar­se. Mon­jas y cu­ras se arro­di­lla­ron en la pla­za a re­zar, y un bom­be­ro pi­dió a un sa­cer­do­te que lla­ma­ra a la gen­te a man­te­ner la cal­ma, para im­pe­dir que se lan­za­ran a bus­car a sus se­res que­ri­dos.

| AP

El pa­pa Fran­cis­co men­cio­nó el te­rre­mo­to du­ran­te la ben­di­ción do­mi­ni­cal. “Re­zo por los he­ri­dos y las fa­mi­lias que han su­fri­do los ma­yo­res da­ños, así co­mo por los so­co­rris­tas y el per­so­nal de pri­me­ros au­xi­lios”, di­jo el pon­tí­fi­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.