Más que una mo­da 358

Publimetro Ciudad de Mexico - - ENTRETENER -

En los úl­ti­mos años, la so­cie­dad es­tá ca­da vez más abier­ta a los ta­tua­jes. Sin em­bar­go, una in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da por el Co­na­pred y el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Do­cen­cia Eco­nó­mi­ca (CI­DE), afir­ma que la dis­cri­mi­na­ción la­bo­ral por apa­rien­cia fí­si­ca o ta­tua­jes re­sul­tan de­ter­mi­nan­tes al mo­men­to que una per­so­na par­ti­ci­pa en un con­cur­so de re­clu­ta­mien­to la­bo­ral.

Da­do que el ta­tua­je se aso­cia con to­do, des­de al­tas po­si­cio­nes en cier­tas cul­tu­ras has­ta ser un sím­bo­lo de re­bel­día, ta­tuar­se tie­ne mu­chos pros y con­tras. Por ejem­plo: pue­de afec­tar­te po­ten­cial­men­te si tra­ba­jas en una em­pre­sa muy con­ser­va­do­ra, ya que mu­chos ejecutivos evi­tan con­tra­tar a al­guien con ta­tua­jes en ma­nos y ca­ra, aun­que es­té ca­li­fi­ca­do pa­ra el pues­to. Por otro la­do, los ta­tua­jes son una for­ma de ex­pre­sión sin ne­ce­si­dad de de­cir una pa­la­bra por­que re­fle­jan una par­te de ti o de tu vi­da. Ade­más, quie­nes for­man par­te de esa cul­tu­ra sue­len te­ner mu­chas co­sas en co­mún y de­trás de to­do lo ar­tís­ti­co, hay una co­mu­ni­dad que se apo­ya mu­tua­men­te en mo­men­tos en que la so­cie­dad en ge­ne­ral no lo ha­rá.

La otra par­te

Tan só­lo en paí­ses co­mo Mé­xi­co exis­ten 8.5 mi­llo­nes de jó­ve­nes con al me­nos un ta­tua­je en al­gu­na par­te de su cuer­po, y aun­que ta­tuar­se es­tá de mo­da, lo más im­por­tan­te, agre­ga la Se­cre­ta­ría de Sa­lud, es con­si­de­rar si ten­drá al­gu­na re­per­cu­sión en la sa­lud, ya que no to­dos los es­ta­ble­ci­mien­tos des­ti­na­dos a rea­li­zar­los cuen­tan con las me­di­das de sa­lu­bri­dad ne­ce­sa­rias que ga­ran­ti­cen el bie­nes­tar de las per­so­nas.

Por lo tan­to, re­co­mien­da bus­car es­ta­ble­ci­mien­tos cer­ti­fi­ca­dos, es­ta­ble­ci­mien­tos de ta­tua­jes y per­fo­ra­cio­nes hay en Mé­xi­co, de acuer­do con ci­fras del INE­GI, y su prin­ci­pal seg­men­to del mer­ca­do son jó­ve­nes en­tre los 18 y 25 años.

ya que si se rea­li­zan en lo­ca­les con po­cas me­di­das hi­gié­ni­cas pue­de pro­vo­car reac­cio­nes alér­gi­cas, in­fec­cio­nes cu­tá­neas y sis­té­mi­cas co­mo la he­pa­ti­tis B y C, té­ta­nos y VIH (Vi­rus de In­mu­no­de­fi­cien­cia Hu­ma­na). “Cuan­do se in­yec­ta una sus­tan­cia en la piel, se co­rre el ries­go de in­fec­ción. Aun­que es pe­que­ño, los ries­gos in­clu­yen la he­pa­ti­tis, el es­ta­fi­lo­co­co o ve­rru­gas”, ase­gu­ra Eli­za­beth Tan­zi, sub­di­rec­to­ra del Ins­ti­tu­to de Ci­ru­gía Der­ma­to­ló­gi­ca Lá­ser en Washington, DC, al por­tal mé­di­co www.webmd. com. Así que si es­tas de­ci­di­do a ta­tuar­te só­lo re­cuer­da que es al­go que lle­va­rás por siem­pre por lo tan­to, es­co­ge ese sím­bo­lo que re­pre­sen­te al­go esen­cial en tu vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.