ES­TE MAR­TES SE ELI­GE AL NUE­VO PRE­SI­DEN­TE DE EU. ¿QUÉ PA­NO­RA­MA ES­PE­RA A MÉ­XI­CO SI GA­NA CLIN­TON Y CUÁL SI GA­NA TRUMP?

Publimetro Ciudad de Mexico - - NOTICIAS -

La re­la­ción con Es­ta­dos Uni­dos es prio­ri­ta­ria. Nues­tros paí­ses com­par­ten una fron­te­ra de más de tres mil ki­ló­me­tros. A dia­rio, un mi­llón de per­so­nas y más de 430 mil vehícu­los tran­si­tan de for­ma lí­ci­ta a tra­vés de los ca­si 60 pun­tos fron­te­ri­zos. En 2015, el co­mer­cio bi­la­te­ral su­peró los 532 mil mi­llo­nes de dó­la­res, sien­do és­te ma­yor a la su­ma del in­ter­cam­bio co­mer­cial es­ta­dou­ni­den­se con paí­ses co­mo Ja­pón, Ale­ma­nia y Co­rea del Sur su­ma­do. Con lo an­te­rior, Es­ta­dos Uni­dos se ha con­so­li­da­do co­mo el primer so­cio co­mer­cial de Mé­xi­co con­cen­tran­do el 64% de su co­mer­cio to­tal y el 80% de sus ex­por­ta­cio­nes. Por su par­te, Mé­xi­co es el ter­cer so­cio co­mer­cial de Es­ta­dos Uni­dos, des­pués de Chi­na y Ca­na­dá. Ca­be se­ña­lar que 6 mi­llo­nes de em­pleos en el ve­cino del nor­te de­pen­den del co­mer­cio con Mé­xi­co.

En es­te con­tex­to, el re­sul­ta­do de es­te mar­tes, se­rá de­ter­mi­nan­te pa­ra el desa­rro­llo de la re­la­ción bi­la­te­ral en, al me­nos, los pró­xi­mos 4 años. De ga­nar Do­nald Trump, con su re­tó­ri­ca xe­nó­fo­ba, pro­tec­cio­nis­ta y ais­la­cio­nis­ta, la eco­no­mía me­xi­ca­na re­sen­ti­ría los pri­me­ros efec­tos. El dia­rio es­pa­ñol El País se­ña­ló que el pe­so me­xi­cano se ha con­ver­ti­do “en un ter­mó­me­tro” de la cam­pa­ña de Trump, pues es­tas elecciones han ge­ne­ra­do ten­sión en el mer­ca­do de di­vi­sas al gra­do de que el va­lor del pe­so se ha in­cre­men­ta­do o de­cre­ci­do se­gún las po­si­bi­li­da­des de la vic­to­ria del re­pu­bli­cano. Por su par­te, For­bes ase­gu­ra que la vic­to­ria de Trump y el cum­pli­mien­to de sus pro­me­sas de cam­pa­ña, pro­vo­ca­ría una caí­da del 4.9% del PIB de Mé­xi­co con­se­cuen­cia de los re­tro­ce­sos en las ex­por­ta­cio­nes ha­cia Es­ta­dos Uni­dos. Ade­más, la re­ne­go­cia­ción del TL­CAN o la sa­li­da de la Es­ta­dos Uni­dos po­dría lle­var a nues­tro país a una re­ce­sión co­mo de la 1994.

La si­tua­ción en ma­te­ria de re­pa­tria­dos po­dría agra­var­se si se en­du­re­cen las dis­po­si­cio­nes mi­gra­to­rias es­ta­dou­ni­den­ses, pues en Es­ta­dos Uni­dos vi­ven ca­si 35 mi­llo­nes de per­so­nas de ori­gen me­xi­cano se­gún el Pew Re­search Cen­ter, de los cua­les el 25% son ciu­da­da­nos de ese país.

La in­dus­tria au­to­mo­triz se­ría la más afec­ta­da en am­bos paí­ses por su gra­do de in­te­gra­ción, pues Trump ha anun­cia­do que im­pon­dría ele­va­dos im­pues­tos pa­ra des­in­cen­ti­var la in­ver­sión es­ta­dou­ni­den­se en ma­nu­fac­tu­ra me­xi­ca­na.

La po­lí­ti­ca ex­te­rior del Pre­si­den­te Oba­ma ha cam­bia­do las es­tra­te­gias, más no siem­pre las pos­tu­ras tra­di­cio­na­les de Es­ta­dos Uni­dos y han ten­di­do a bus­car la coope­ra­ción y la ne­go­cia­ción con paí­ses no afi­nes co­mo Chi­na, Cu­ba e Irán.

Hi­llary Clin­ton tie­ne una po­si­ción más li­be­ral y de con­ti­nui­dad a las po­lí­ti­cas de la ad­mi­nis­tra­ción ac­tual, sin em­bar­go, no de­be­mos ig­no­rar que se­ría ele­gi­da co­mo Je­fa de Es­ta­do de otro país y co­mo tal, ve­la­rá por los in­tere­ses de otro Es­ta­do, no de Mé­xi­co. Aun­que sus pos­tu­ras son mo­de­ra­das y es­tá abier­ta al diá­lo­go, nues­tro cuer­po di­plo­má­ti­co de­be se­guir im­pul­san­do la coope­ra­ción bi­la­te­ral par­ti­cu­lar­men­te pa­ra pro­te­ger a los me­xi­ca­nos en te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se. No po­de­mos ol­vi­dar que la ad­mi­nis­tra­ción de Oba­ma fue la que más me­xi­ca­nos re­pa­trió en la his­to­ria.

Es­tas elecciones son una im­por­tan­te opor­tu­ni­dad pa­ra avan­zar de­ci­di­da­men­te ha­cia una ma­yor di­ver­si­fi­ca­ción de mer­ca­dos a ni­vel in­ter­na­cio­nal pa­ra re­ver­tir la de­pen­den­cia co­mer­cial de Es­ta­dos Uni­dos, no por­que no sea po­si­ti­va pa­ra nues­tro país, sino por­que te­mas tras­cen­den­tes de po­lí­ti­ca co­mer­cial, in­ter­na y ex­te­rior de Mé­xi­co de­ben es­tar ca­da vez me­nos vin­cu­la­dos de la co­yun­tu­ra en nues­tro ve­cino del nor­te. Desea­mos que hoy, los es­ta­dou­ni­den­ses to­men la me­jor de­ci­sión pa­ra su país por­que ello ten­drá tam­bién un im­pac­to glo­bal. Na­da es­tá di­cho.

Hoy por la no­che es­ta­re­mos co­no­cien­do la de­ci­sión del pue­blo es­ta­dou­ni­den­se acer­ca de quién di­ri­gi­rá su na­ción los si­guien­tes 4 años. Es­ta es una elec­ción his­tó­ri­ca por ser la pri­me­ra vez que una mu­jer tie­ne po­si­bi­li­da­des reales de ga­nar la pre­si­den­cia del país más po­de­ro­so del mun­do. En 7 es­ta­dos en­tre los que fi­gu­ran Flo­ri­da y Ca­ro­li­na del Nor­te, hu­bo una dispu­ta muy ce­rra­da pa­ra ele­gir a los ciu­da­da­nos que for­ma­rían par­te del co­le­gio elec­to­ral. Es­tos es­ta­dos su­man en to­tal 101 elec­to­res de los 270 que son in­dis­pen­sa­bles pa­ra de­fi­nir en­tre Hi­llary Clin­ton y Do­nald Trump.

Hay que acep­tar que ga­ne quien ga­ne la elec­ción, la mi­gra­ción per­sis­ti­rá co­mo un irri­tan­te en la re­la­ción bi­la­te­ral.

Hi­llary Clin­ton ha di­cho que es­tá a fa­vor de una re­for­ma mi­gra­to­ria com­pren­si­va que ofrez­ca un ca­mino com­ple­to y jus­to ha­cia la ciu­da­da­nía. El re­to de la cons­truc­ción de es­ta re­for­ma y su even­tual ma­te­ria­li­za­ción re­po­sa en el con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos y de la co­rre­la­ción de fuer­zas que se es­ta­blez­ca allí des­pués de las elecciones.

De triun­far Clin­ton, Mé­xi­co es­pe­ra­rá que apli­que real­men­te su pro­me­sa de im­po­ner un plan de ac­ción que evi­te la re­mo­ción de pa­dres ile­ga­les de aque­llos que ya han con­se­gui­do la ciu­da­da­nía, de in­mi­gran­tes que han con­tri­bui­do a sus co­mu­ni­da­des y de per­so­nas que han su­fri­do abu­so la­bo­ral.

Res­pec­to a la fron­te­ra, la can­di­da­ta de­mó­cra­ta es­tá a fa­vor del re­for­za­mien­to de la se­gu­ri­dad y se ha com­pro­me­ti­do a ac­tuar con sen­ti­do hu­mano.

En ma­te­ria co­mer­cial, el go­bierno de­mó­cra­ta de Clin­ton pro­mo­ve­rá prác­ti­cas jus­tas que evi­ten be­ne­fi­ciar ex­clu­si­va­men­te a las gran­des cor­po­ra­cio­nes.

En ca­so de que Do­nald Trump re­sul­te elec­to pre­si­den­te, se­ría im­pro­ba­ble que ma­te­ria­li­ce su pro­pues­ta de de­por­tar de ma­ne­ra in­me­dia­ta a 2 mi­llo­nes de in­do­cu­men­ta­dos, por­que ello im­pli­ca­ría un cos­to es­ti­ma­do de 20.1 billones de dó­la­res. La pro­pues­ta de cons­truir un mu­ro se que­da­rá en un in­ten­to por­que es in­via­ble, es con­tra­rio a la vo­lun­tad de la ma­yo­ría de los es­ta­dou­ni­den­ses y le­sio­na­ría la prós­pe­ra di­ná­mi­ca fron­te­ri­za. Po­de­mos es­pe­rar que in­ten­te ini­ciar una gue­rra co­mer­cial con Mé­xi­co tal y co­mo lo ha anun­cia­do nu­me­ro­sas ve­ces. Es pro­ba­ble tam­bién que en su primer día, anun­cie que desea re­ne­go­ciar el TL­CAN y fa­vo­re­cer el es­ta­ble­ci­mien­to de ta­ri­fas de 35% a los pro­duc­tos me­xi­ca­nos im­por­ta­dos, lo que des­tro­za­ría la eco­no­mía de su país.

Si bien es que una pro­ba­ble pre­si­den­cia de Trump en­fria­rá la re­la­ción bi­la­te­ral con Es­ta­dos Uni­dos, no po­drá des­truir los es­tre­chos la­zos que se han te­ji­do a ni­vel mu­ni­ci­pal, es­ta­tal y fe­de­ral. Nues­tras so­cie­da­des han al­can­za­do un ni­vel su­pe­rior de in­te­gra­ción que no po­drá rom­per nin­gún pre­si­den­te en turno. Mé­xi­co es­tá a fa­vor del li­bre co­mer­cio por­que a tra­vés de es­ta op­ción se han crea­do em­pleos y se atraen in­ver­sio­nes que ge­ne­ran pros­pe­ri­dad a los me­xi­ca­nos.

Du­ran­te los úl­ti­mos años, los dos paí­ses die­ron pa­sos sus­tan­cia­les pa­ra ins­ti­tu­cio­na­li­zar la re­la­ción a tra­vés del Diá­lo­go Eco­nó­mi­co de Al­to Ni­vel y del Fo­ro Bi­la­te­ral de Edu­ca­ción Su­pe­rior, In­no­va­ción e In­ves­ti­ga­ción.

An­te cual­quier ga­na­dor en las elecciones, Mé­xi­co con­ti­nua­rá pro­mo­vien­do víncu­los de res­pe­to, amis­tad y coope­ra­ción que ge­ne­ren pros­pe­ri­dad pa­ra los dos pue­blos por­que se ha de­mos­tra­do que es­ta re­la­ción bi­la­te­ral es­tá más allá de una con­tien­da elec­to­ral.

MA­RIA­NA GÓMEZ DEL CAM­PO SE­NA­DO­RA DE LA RE­PÚ­BLI­CA

MAR­CE­LA GUE­RRA SE­NA­DO­RA DE LA RE­PÚ­BLI­CA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.