La ma­ra­vi­lla de­trás de Mars JUS­TIN WILKES

Na­tio­nal Geo­grap­hic re­de­fi­ne la na­rra­ti­va te­le­vi­si­va con una sú­per pro­duc­ción sin pre­ce­den­tes. Jus­tin Wilkes es par­te del equi­po y re­ve­la el de­trás de cá­ma­ras

Publimetro Ciudad de Mexico - - ENTRETENER - LU­CÍA HER­NÁN­DEZ Me­tro World News

Des­de ha­ce va­rios años, los mis­te­rios que en­vuel­ven a Mar­te han cau­ti­va­do la ima­gi­na­ción co­lec­ti­va co­mo nin­gún otro. Las in­ves­ti­ga­cio­nes des­ti­na­das a en­viar hu­ma­nos a allí, han lan­za­do a las men­tes más bri­llan­tes de la cien­cia a una ca­rre­ra es­pa­cial pa­ra in­fil­trar­se en la cul­tu­ra po­pu­lar con éxi­tos co­mo The Mar­tian, de Andy Weir así co­mo en re­des so­cia­les, co­mo los tweets en­via­dos des­de el es­pa­cio del as­tro­nau­ta Scott Kelly.

Aho­ra, Na­tio­nal Geo­grap­hic Chan­nel, los pro­duc­to­res ga­na­do­res del Ós­car y del Emmy Brian Gra­zer, Ron Ho­ward y Michael Ro­sen­berg de Ima­gi­ne En­ter­tain­ment; el pro­duc­tor no­mi­na­do al pre­mio de la Aca­de­mia y ga­na­dor de Emmy Jus­tin Wi­kes y Da­ve O’Con­nor, de Ra­di­ca­lMe­dia, y el vi­sio­na­rio di­rec­tor me­xi­cano Eve­rar­do Gout se unen pa­ra trans­por­tar­nos más le­jos que nun­ca con el es­treno mun­dial de Mars.

Mars es una se­rie de seis epi­so­dios que com­bi­na­rá es­ce­nas guio­na­das con tes­ti­mo­nia­les al es­ti­lo do­cu­men­tal pa­ra na­rrar el pun­to de vis­ta de una tri­pu­la­ción fic­ti­cia en el año 2033.

A es­te res­pec­to, Jus­tin Wilkes re­ve­ló to­do el tra­ba­jo que ha habido de­trás de la se­rie que se es­tre­na el do­min­go 13 de no­viem­bre en Nat Geo.

“El pro­yec­to real­men­te co­men­zó con una con­ver­sa­ción que tu­ve con Elon Musk. Nos ha­bían pre­sen­ta­do por­que que­rían ha­cer un do­cu­men­tal so­bre lo que es­ta­ban tra­ba­jan­do y mos­trar al­gu­nos de sus pen­sa­mien­tos fu­tu­ros. Cuan­do me reuní con Elon me di cuen­ta de que ha­bía una his­to­ria mu­cho más gran­de pa­ra con­tar. Elon fue muy cla­ro en se­ña­lar que hay una im­por­tan­cia co­mo ra­za, co­mo una es­pe­cie, de ir a otro pla­ne­ta, pa­ra con­ver­tir­se en una es­pe­cie in­ter­pla­ne­ta­ria y en­con­tré esa idea fas­ci­nan­te. Des­pués em­pe­za­mos a ra­cio­na­li­zar­la y com­pa­rar­la con la mi­gra­ción hu­ma­na, que su­ce­de in­clu­so en nues­tro pro­pio pla­ne­ta y có­mo exis­te la co­lo­ni­za­ción en­tre Eu­ro­pa y el Nue­vo Mundo y cuan­do em­pie­zas a pen­sar en ello ba­jo esos tér­mi­nos, de re­pen­te la idea de ir a Mar­te no pa­re­ce tan re­bus­ca­da. Así que cuan­do me fui me es­ta­ba ras­can­do la ca­be­za por­que de­fi­ni­ti­va­men­te ha­bía un gran do­cu­men­tal que ha­cer ahí, pe­ro al mis­mo tiem­po, si po­de­mos con­tar una his­to­ria más gran­de so­bre có­mo va­mos a lle­gar a Mar­te y lo que su­ce­de­rá cuan­do lle­gue­mos y si de al­gu­na ma­ne­ra po­de­mos traer a la au­dien­cia a lo lar­go de ese via­je, no só­lo mos­tran­do lo que es­tá su­ce­dien­do hoy en día, sino a ser par­te de esa pri­me­ra tri­pu­la­ción, es­tar allí cuan­do se den los pri­me­ros pa­sos en el pla­ne­ta y lue­go en úl­ti­ma ins­tan­cia, es­ta­ble­cer una ba­se allí, es­ta­ble­cer una co­lo­nia y el tes­ti­mo­nio de pre­sen­ciar el dra­ma que se sien­te en la unión de es­tos dos mun­dos jun­tos, tan­to de un dra­ma y do­cu­men­tal”.

Pe­ro ojo, Mars no es otra se­rie de cien­cia fic­ción co­mo tan­tas que ya he­mos vis­to, su mis­mo pro­duc­tor la de­fi­ne co­mo “reali­dad cien­tí­fi­ca”.

“Fui­mos muy cla­ros en nues­tras men­tes de que íba­mos a ba­sar el dra­ma en la ac­tua­li­dad de la cien­cia que es­ta­ba su­ce­dien­do, no iba a ser cien­cia fic­ción, iba a ser la reali­dad cien­tí­fi­ca y que iba a in­for­mar el dra­ma de ca­da pa­so del ca­mino. Eso es real­men­te có­mo el con­cep­to lle­gó a ser”, re­ve­ló Wilkes.

En es­ta se­rie, los te­le­vi­den­tes ten­dre­mos ac­ce­so pri­vi­le­gia­do a las ins­ta­la­cio­nes de las agencias es­pa­cia­les más im­por­tan­tes del mundo, con tes­ti­mo­nios de par­te de los cien­tí­fi­cos que aho­ra mis­mo es­tán ana­li­zan­do to­das las po­si­bi­li­da­des de real­men­te via­jar a Mar­te y los re­sul­ta­dos de las in­ves­ti­ga­cio­nes y avan­ces tec­no­ló­gi­cos que se es­tán desa­rro­llan­do pa­ra lle­var­las a ca­bo.

“Iden­ti­fi­ca­mos rá­pi­da­men­te a to­das las per­so­nas y or­ga­ni­za­cio­nes lí­de­res en to­do el mundo que ac­tual­men­te es­tán tra­ba­jan­do en la tec­no­lo­gía pa­ra una mi­sión en Mar­te. Tu­vi­mos ac­ce­so a la NASA, ob­via­men­te a Ba­tex, la Agen­cia Es­pa­cial Eu­ro­pea, la Agen­cia Es­pa­cial Ja­po­ne­sa. Ba­ja­mos a la An­tár­ti­da a la ba­se de hie­lo Nick Mur­douch que es un muy buen pun­to de com­pa­ra­ción pa­ra lo que po­dría ser una ba­se fu­tu­ra en Mar­te en tér­mi­nos de la coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal. Y to­do ese ma­te­rial, fui­mos por to­do el mundo fil­man­do to­do eso, en­tre­vis­tan­do a to­da esa gen­te ade­más de traer a al­gu­nos ase­so­res de tec­no­lo­gía y cien­tí­fi­cos”.

Con la in­ves­ti­ga­ción en la mano, fue que se desa­rro­lló el guión pa­ra la par­te de fic­ción que con­ta­rá el res­to de la his­to­ria.

“Fue una re­la­ción muy in­tere­san­te por­que por un la­do te­nía­mos a la cien­cia y la tec­no­lo­gía dan­do man­da­tos muy es­pe­cí­fi­cos so­bre lo que sí o no su­ce­de­ría y al mis­mo tiem­po te­nía­mos a un gru­po de es­cri­to­res y crea­ti­vos que que­rían que la na­rra­ción de la his­to­ria fue­ra lo más le­jos po­si­ble. Esas dos pie­zas se unie­ron muy bien por­que nos di­mos cuen­ta de que la cien­cia real es más dra­má­ti­ca que al­go que po­dría­mos crear por nuestra cuen­ta. Los cien­tí­fi­cos em­pe­za­ron a pen­sar más co­mo es­cri­to­res y los es­cri­to­res em­pe­za­ron a pen­sar más co­mo cien­tí­fi­cos y real­men­te unie­ron esas dos pie­zas. Real­men­te tu­vi­mos ac­ce­so a las me­jo­res men­tes del mundo pa­ra for­mar nuestra ver­sión de la his­to­ria”.

Ade­más de las agencias es­pa­cia­les que se vi­si­ta­ron y cen­tros de in­ves­ti­ga­ción, las es­ce­nas de Mar­te, fue­ron fil­ma­das en Budapest, Hun­gría.

“Fil­ma­mos to­dos los in­te­rio­res en Budapest, Hun­gría. Tie­nen fan­tás­ti­cos es­tu­dios de so­ni­do allí. The Mar­tian fue fil­ma­da allí, la nue­va en­tre­ga de Bla­de Run­ner tam­bién fue fil­ma­da allí. Se han con­ver­ti­do en un ti­po de cen­tro pa­ra la pro­duc­ción de pe­lí­cu­las por lo que to­dos los in­te­rio­res de la na­ve es­pa­cial, en el in­te­rior del ro­ver, par­te del con­trol de la mi­sión es­pa­cial de la Tie­rra

“Tu­vi­mos ac­ce­so a las me­jo­res men­tes del mundo pa­ra for­mar nuestra ver­sión de la his­to­ria”.

y las ofi­ci­nas fue­ron fil­ma­das en Budapest. Y pa­ra las es­ce­nas en ex­te­rio­res de Mar­te, ele­gi­mos el Nor­des­te de Ma­rrue­cos, ca­si en la fron­te­ra con Ni­ge­ria, un lu­gar lla­ma­do Er­foud. Y ele­gi­mos ese lu­gar por­que es pro­ba­ble­men­te uno de los po­cos lu­ga­res en la Tie­rra que es tan si­mi­lar a la su­per­fi­cie mar­cia­na, tan­to que de he­cho, las agencias es­pa­cia­les han pro­ba­do su tec­no­lo­gía ro­ver en esa re­gión. Tam­bién ob­via­men­te agre­ga­mos efec­tos vi­sua­les, tra­ba­ja­mos con una com­pa­ñía lla­ma­da Fra­mes­to­re que tam­bién tra­ba­jó en The Mar­tian y Gra­vity, una fe­no­me­nal com­pa­ñía de efec­tos vi­sua­les.

Ade­más de las in­ves­ti­ga­cio­nes, en­tre­vis­tas y re­co­pi­la­ción de in­for­ma­ción. Pa­ra la filmación de es­tos seis epi­so­dios, los ac­to­res par­ti­ci­pan­tes tu­vie­ron que so­me­ter­se al en­tre­na­mien­to real que si­guen los cien­tí­fi­cos que via­ja­rán al es­pa­cio.

NATGEO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.