CLAI­RE FOY, EN LA PIEL DE LA REI­NA ISA­BEL II

La nue­va se­rie de Net­flix na­rra el ascenso de Isa­bel II al trono bri­tá­ni­co

Publimetro Ciudad de Mexico - - PORTADA - KA­TE MOO­NEY Me­tro World News

La nue­va se­rie de Net­flix The Crown, crea­da por Peter Mor­gan (The Queen), le sa­ca la cortina a la fa­mi­lia real bri­tá­ni­ca.

La pri­me­ra tem­po­ra­da se abre en el año 1947, con una joven Isa­bel II, (Clai­re Foy, quien tam­bién in­ter­pre­tó a la reale­za bri­tá­ni­ca en el pa­pel de Ana Bo­le­na en Wolf Hall de BBC 2) ca­sán­do­se con el prín­ci­pe Fe­li­pe, du­que de Edim­bur­go (Matt Smith, Doc­tor en Dr. Who).

Pe­ro su fa­se de lu­na de miel es cor­ta­da por la muer­te del pa­dre de Isa­bel, el rey Jorge VI (Ja­red Ha­rris, Mad Men), des­pués de lo cual Isa­bel, con só­lo 25 años, as­cien­de al trono.

Las ac­tua­cio­nes de Foy y Smith co­mo jó­ve­nes re­cién ca­sa­dos, cu­yo mun­do es­tá al re­vés, sir­ven pa­ra hu­ma­ni­zar al prín­ci­pe Fe­li­pe y a la rei­na Isa­bel, que en la vi­da real son no­to­ria­men­te re­ser­va­dos.

Ha­bla­mos con las dos es­tre­llas so­bre los de­sa­fíos de in­ter­pre­tar a la reale­za y có­mo no habrá mu­cho “bom­bo” en­tre la pa­re­ja en pan­ta­lla.

De­be dar ner­vios in­ter­pre­tar a es­tas dos fi­gu­ras icó­ni­cas. ¿Cre­cie­ron vien­do a la rei­na Isa­bel y al prín­ci­pe Fe­li­pe?

Clai­re Foy: Cuan­do vi­ves en Inglaterra es­tán en tus vi­das. Hay di­fe­ren­tes pun­tos del año –el dis­cur­so de Na­vi­dad, el Ju­bi­leo–, te acos­tum­bras a las ce­le­bra­cio­nes. Harry y Wi­lliam, es­pe­cial­men­te, que son de nues­tra ge­ne­ra­ción. Mi madre se iden­ti­fi­có con Dia­na.

Por lo tan­to, cre­ces con una con­cien­cia de ellos, pe­ro no una con­cien­cia de ellos cuan­do son más jó­ve­nes, o saber có­mo era su vi­da ma­tri­mo­nial tem­pra­na, có­mo ella (prin­ce­sa Isa­bel) lle­gó al trono, o to­das las lu­chas que cree­mos que tu­vie­ron. Tie­nes que ol­vi­dar to­do lo que sa­bes, y no po­ner eso en for­ma ne­ga­ti­va. Te da la dis­tan­cia pa­ra no juz­gar­los, pa­ra ver­los co­mo se­res hu­ma­nos jus­tos y tra­tar de po­ner­los en el con­tex­to de tu vi­da.

¿Crees que lo ve­rán?

Foy: De­fi­ni­ti­va­men­te se en­te­ra­rán de ello, pe­ro nun­ca sa­bre­mos (si lo ve­rán) es la res­pues­ta, por­que nun­ca lo di­rán. Matt Smith: De­ma­sia­do ines­cru­ta­ble.

Real­men­te hu­ma­ni­za­ron a los per­so­na­jes: la lu­cha de Isa­bel con só­lo 25 años y de tener su mun­do dan­do vuel­ta.

Foy: Es el guión y la reali­dad de su si­tua­ción. Uno no pue­de de­jar de sen­tir­se mo­vi­do por ella y sen­tir sim­pa­tía por la si­tua­ción y las lu­chas que es­tán atra­ve­san­do.

Smith: No pue­des de­jar de sen­tir em­pa­tía. Es­to lo ha­ce ca­si, mu­cho me­nos gla­mo­ro­so, a pe­sar de que es un mun­do muy gla­mo­ro­so. Tú en­tien­des por lo que es­tán pa­san­do, que son muy hu­ma­nos, y es­tán tra­tan­do de li­diar con es­ta si­tua­ción tan ex­tra­ña e in­hu­ma­na.

El pa­pel del prín­ci­pe Fe­li­pe es muy com­ple­jo. En esa épo­ca, era ra­ro que un hom­bre fue­ra su­bor­di­na­do a su es­po­sa.

Smith: Sí, ab­so­lu­ta­men­te, creo que fue muy di­fí­cil pa­ra él. Él tie­ne un gran amor y afec­to ha­cia Isa­bel, pe­ro él es emas­cu­la­do des­pués de la muer­te del rey Jorge, por­que a par­tir de ese pun­to, él tu­vo que ca­mi­nar dos pa­sos de­trás de ella to­do el tiem­po. Creo que fue un con­cep­to muy di­fí­cil de ne­go­ciar pa­ra él, ya sa­bes, pe­dir­le que se arro­di­lla­ra an­te su es­po­sa. Es­tas son co­sas que en el con­tex­to de los años cin­cuen­ta eran inau­di­tas pa­ra los hom­bres.

Leí­mos que va a ser muy ap­to pa­ra to­do pú­bli­co la re­la­ción en­tre sus per­so­na­jes.

Foy: Oh, no habrá na­da se­xual. Na­die quie­re ver eso (ri­sas).

Smith: No, no habrá na­da de eso (ri­sas).

Foy: No es que es­té des­ti­na­do a ser ma­si­va­men­te res­pe­tuo­so, o al­go así...

Smith: Sim­ple­men­te no es una par­te de la his­to­ria que real­men­te ne­ce­si­tes ver de la Rei­na y Fe­li­pe, ya sa­bes, pe­ro es­pe­ro que uno se que­de con la im­pre­sión de que eso es par­te de su re­la­ción, por­que uno ve bas­tan­te in­ti­mi­dad.

Foy: Es una es­pe­cie de co­sa aho­ra, cuan­do ves te­le­vi­sión dra­má­ti­ca, uno pien­sa que eso es lo que vas a ver. No es ese ti­po de pro­gra­ma, pe­ro es­tá im­plí­ci­to.

Es­ta es la se­gun­da vez que has in­ter­pre­ta­do a la Rei­na de Inglaterra, esen­cial­men­te.

Foy: Bueno, sí. Ana (Bo­le­na) no era téc­ni­ca­men­te rei­na, ella era con­sor­te de la rei­na, mien­tras que Isa­bel es­tá muy por su cuen­ta. No sé có­mo su­ce­dió eso. No creo que sean par­ti­cu­lar­men­te si­mi­la­res. No sé qué de­mo­nios es­toy ha­cien­do in­ter­pre­tan­do a la reale­za. Es un po­co peculiar.

¿Y has lle­va­do a la ca­ma los ru­mo­res de vol­ver al­gu­na vez a Dr. Who?

Smith: (El pro­gra­ma se lla­ma) Peter Tar­dis aho­ra (son­ríe). Siem­pre ten­drá un lu­gar ca­ri­ño­so en mi co­ra­zón.

Foy: Es­tás muy ocu­pa­do.

Smith: Sí, es­toy tra­tan­do de ser el prín­ci­pe Fe­li­pe de nue­vo. ¡No se pue­de en­mas­ca­rar co­mo un via­je­ro del tiem­po! Una de las co­sas atrac­ti­vas de es­te pro­gra­ma, en reali­dad, fue que fue tan di­fe­ren­te de ese ti­po de per­so­na­je (en Dr. Who). Aun­que no quie­ro de­cir que no lo ex­tra­ñe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.