Dis­po­si­ti­vos que roban el sue­ño

Es de ma­dru­ga­da y no has dor­mi­do. Aun­que es­tás can­sa­do con­sul­tas tus re­des so­cia­les o ves tu se­rie fa­vo­ri­ta en tu ta­ble­ta o por te­le­vi­sión. Sin que te per­ca­tes, la luz de tus pan­ta­llas afec­ta la ca­li­dad y can­ti­dad de tu sue­ño

Publimetro Ciudad de Mexico - - CIENCIA DESDE LA UNAM -

No es un mi­to ni una exa­ge­ra­ción. La luz que emi­ten los smartp­ho­nes o ta­blets al­te­ra los rit­mos cir­ca­dia­nos y acen­túa la di­fi­cul­tad pa­ra con­ci­liar el sue­ño por las no­ches, con­fir­ma el doc­tor Raúl Agui­lar Ro­ble­ro, del Ins­ti­tu­to de Fi­sio­lo­gía Ce­lu­lar de la UNAM.

“Los rit­mos cir­ca­dia­nos son aque­llas va­ria­cio­nes en las fun­cio­nes del cuer­po que se re­pi­ten ca­da 24 ho­ras y que coin­ci­den con los es­ta­dos de sue­ño y vi­gi­lia; es­tos se aso­cian con los es­tí­mu­los de luz”.

Se les lla­ma cir­ca­dia­nos por­que nues­tro re­loj bio­ló­gi­co en reali­dad fun­cio­na con una fre­cuen­cia cer­ca­na a un día. Es­tos rit­mos se lo­ca­li­zan en el nú­cleo su­pra­quias­má­ti­co, una es­truc­tu­ra ce­re­bral que re­ci­be in­for­ma­ción so­bre la luz am­bien­tal a tra­vés de los ojos, co­men­ta el es­pe­cia­lis­ta. Cuan­do ex­po­nes tu or­ga­nis­mo a luz ar­ti­fi­cial se in­te­rrum­pe el buen fun­cio­na­mien­to de es­tos ci­clos.

El mal há­bi­to de ex­po­ner tus ojos a la luz del ce­lu­lar an­tes de ir a la ca­ma, al­te­ra la pro­duc­ción de me­la­to­ni­na, hor­mo­na que se pro­du­ce so­la­men­te en la no­che, cuan­do nos en­con­tra­mos en to­tal obs­cu­ri­dad.

“Es co­mo si la luz de la pan­ta­lla de los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les le di­je­ra al ce­re­bro que no se­gre­gue me­la­to­ni­na. Al in­hi­bir­se se en­ga­ña al ce­re­bro hi­per­ex­ci­tán­do­lo, di­cién­do­le: ‘aun no va­yas a dor­mir, to­da­vía pue­des es­tar des­pier­to’; es cuan­do la per­so­na co­mien­za vuel­ta tras vuel­ta en la ca­ma sin po­der dor­mir”.

“El tiem­po, la dis­tan­cia y la in­ten­si­dad a la que se es­tá ex­pues­to tam­bién son fac­to­res im­por­tan­tes en la ca­li­dad y can­ti­dad del sue­ño, ya que es­tos apa­ra­tos emi­ten al­re­de­dor de 100 lux y sue­len usar­se a una dis­tan­cia de 35 a 40 cm; muy cer­ca de nues­tros ojos,” aler­tó el aca­dé­mi­co.

En es­te sen­ti­do, Ro­ble­ro Agui­lar ex­pre­só que du­ran­te la no­che es im­por­tan­te te­ner un uso ra­cio­nal de los dis­po­si­ti­vos pa­ra evitar tras­tor­nos a la sa­lud y al me­ta­bo­lis­mo co­mo can­san­cio, som­no­len­cia, irri­ta­bi­li­dad, es­trés, de­pre­sión, obe­si­dad y cán­cer.

Ade­más sen­tir­se can­sa­do, irri­ta­ble y som­no­lien­to no es com­pa­ti­ble con los ho­ra­rios la­bo­ra­les y es­co­la­res que de­man­dan des­per­tar tem­prano y dor­mir tar­de, con­clu­yó el cien­tí­fi­co.

TEX­TO: MI­RIAM H. ALE­GRÍA / GRÁ­FI­CO: RA­QUEL MU­ÑOZ / EDI­TOR: AL­FON­SO A. FER­NÁN­DEZ / COORDINADORAS DE IN­FOR­MA­CIÓN: NAIX’IELI CAS­TI­LLO Y CLAU­DIA JUÁ­REZ / DI­REC­CIÓN GE­NE­RAL DE DI­VUL­GA­CIÓN DE LA CIEN­CIA / CIENCIAUNAM@UNAM.MX

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.