La­do ma­ter­nal

Publimetro Ciudad de Mexico - - ENTRETENER - GA­BRIE­LA ACOS­TA SIL­VA @ga­cos­ta13

Cuan­do Niur­ka es­tá fren­te a una cá­ma­ra se sien­te li­bre. Mu­chas ve­ces es cri­ti­ca­da por sus pos­tu­ras y co­men­ta­rios, pe­ro la cu­ba­na siempre es­tá dis­pues­ta a ha­cer lo que pi­dan, ya que le gus­ta ju­gar a ser el cen­tro de aten­ción. Du­ran­te una vi­si­ta a Gua­da­la­ja­ra, don­de lle­gó acom­pa­ña­da de su hi­jo Emi­lio de 14 años, la ac­triz com­pla­ció a quie­nes se le acer­ca­ban pa­ra pe­dir­le el pe­cu­liar gri­to de “¡Bai­las!”.

Su an­dar no pa­sa des­aper­ci­bi­do, le gus­ta ser es­cu­cha­da y co­mo bue­na cu­ba­na su voz es po­ten­te; ade­más sus cur­vas atraen las mi­ra­das. Al pre­gun­tar­le si Niur­ka es un per­so­na­je res­pon­dió: “No es un per­so­na­je, soy lo que se ne­ce­si­ta ser en el mo­men­to in­di­ca­do, en el pe­dir es­tá el dar. Nues­tra so­cie­dad es­tá lle­na de ma­ti­ces pe­ro so­bre to­do, nues­tra au­dien­cia ha si­do cria­da -en los úl­ti­mos años- de una ma­ne­ra muy dis­fun­cio­nal con to­do el ama­ri­llis­mo en ca­da no­ta. Si lo que te pi­den es un chis­te, das un chis­te; lo mis­mo pa­sa cuan­do te pi­den ha­blar de poe­sía, de una con­tro­ver­sia o de una par­ti­ci­pa­ción en una te­le­no­ve­la, das lo que te pi­den y eso es lo de hoy. ¡Es lo que se ven­de co­mo pan clien­te!”, re­ve­ló Niur­ka.

La ac­triz de 48 años ha si­do por­ta­da de re­vis­tas sen­sa­cio­na­lis­tas, ata­ca­da por su pe­cu­liar imagen y por su for­ma de ves­tir, pe­ro la cu­ba­na afir­ma que to­do for­ma par­te del es­pec­tácu­lo y es lo que ven­de. Niur­ka es ma­dres de tres hi­jos: “Soy una bue­na ma­dre, una bue­na her­ma­na, una bue­na ami­ga, yo ejer­zo la amis­tad ver­da­de­ra pa­ra to­da la vi­da, ten­go po­cos ami­gos pe­ro me ado­ran, por­que soy leal. Mis hi­jos es­tán cria­dos con el de­re­cho de opi­nar, de equi­vo­car­se e in­clu­so con el de­re­cho de ca­li­fi­car una equi­vo­ca­ción mía”.

“Mi cuer­po es mi tem­plo, la in­tui­ción es mi me­jor ami­ga y el tiem­po mi ma­yor alia­do. Soy una mu­jer que sa­be es­pe­rar y guiar­se por la in­tui­ción. No me gus­ta he­rir sus­cep­ti­bi­li­da­des, por eso no men­ciono te­mas en par­ti­cu­lar pe­ro me gus­ta reír­me de to­do; de­trás de to­das las des­gra­cias en el mun­do vie­nen los chis­tes y me­mes, eso me di­vier­te mu­cho. Creo que son un ho­me­na­je, son co­sas que se que­dan la vi­da en­te­ra”.

Aña­dió que es­ta vi­da es cor­ta y no hay que que­dar­se con ga­nas de na­da, aun­que con­fe­só que ya no vol­ve­ría a ca­sar­se.

“El ma­tri­mo­nio ya lo vi­ví, du­ré ca­si ochos años con Juan (Oso­rio), pe­ro eso no lo vol­ve­ré a ha­cer, mi úni­co com­pro­mi­so -de por vi­da- es con mis tres hi­jos; por ejem­plo, en ca­sa mis hi­jos tie­nen sus res­pon­sa­bi­li­da­des, obli­ga­cio­nes y es­tí­mu­los, no hay una dis­ci­pli­na mi­li­tar (...), sim­ple­men­te vi­vi­mos con el de­re­cho a la li­ber­tad de ele­gir con la res­pon­sa­bi­li­dad de apren­der a cum­plir. A las per­so­nas hay que dar­les lo que quie­ren, soy una per­so­na que na­ció pa­ra amar y pa­ra vi­vir, hay un bu­fe­te es­plén­di­do de op­cio­nes pa­ra ele­gir en la vi­da, y que for­man tu per­so­na­li­dad”.

|GA­BRIE­LA ACOS­TA

Niur­ka Mar­cos afir­mó que le gus­ta ser una mu­jer po­lé­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.