Man­do EN­CUEN­TRA SU IDEN­TI­DAD

El can­tau­tor re­gio­mon­tano es­tá de man­te­les lar­gos, des­de el pa­sa­do 23 de sep­tiem­bre es­tá dis­po­ni­ble en for­ma­to di­gi­tal y fí­si­co su se­gun­do dis­co, Ven, bái­la­la, en el que de­ja atrás el pop elec­tró­ni­co que lo dio a co­no­cer pa­ra ex­pe­ri­men­tar con la fu­sión de

Publimetro Ciudad de Mexico - - ENTRETENER -

Ha­ble­mos de tu se­gun­do dis­co, ¿qué hay de nue­vo o sor­pre­si­vo con res­pec­to al pri­me­ro?

— En es­te dis­co tu­ve la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar de nue­vo con Cruz Mar­tí­nez, son 12 te­mas y pa­ra mí era muy im­por­tan­te en­con­trar mi iden­ti­dad mu­si­cal. Sien­to que en mi pri­mer dis­co es­ta­ba ex­pe­ri­men­tan­do con la mú­si­ca, to­da­vía no es­ta­ba muy se­gu­ro de cuál era mi es­ti­lo. Así que en es­ta nue­va opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con él he apren­di­do mu­chí­si­mo y es­toy muy con­ten­to con el re­sul­ta­do, el sen­ci­llo Por tu amor ya ca­si re­ba­sa los 4 mi­llo­nes de re­pro­duc­cio­nes en Spo­tify, ima­gí­na­te.

¿Có­mo de­fi­nes el se­gun­do ál­bum en com­pa­ra­ción al pri­me­ro? Aho­ri­ta que men­cio­nas que fue un ex­pe­ri­men­to de bús­que­da.

— El pri­mer dis­co era más pop elec­tró­ni­co, pe­ro no po­día de­cir abier­ta­men­te: es­te es mi so­ni­do. Aho­ra, en es­te ca­so, sí es así. Tú es­cu­chas Ven bái­la­la y te das cuen­ta que to­do el dis­co si­gue una lí­nea mu­si­cal.

“El pri­mer dis­co era más pop elec­tró­ni­co, pe­ro no po­día de­cir abier­ta­men­te: es­te es mi so­ni­do. Aho­ra, en es­te ca­so, sí es así”.

¿Las 12 can­cio­nes son de tu au­to­ría?

— Así es, las 12 son com­pues­tas por mí, al­gu­nas en co­la­bo­ra­ción con Cruz, pe­ro 10 son en es­pa­ñol y dos ver­sio­nes en in­glés.

¿Cuán­to tiem­po tar­das­te en la rea­li­za­ción de es­te ma­te­rial?

— Fue­ron apro­xi­ma­da­men­te sie­te me­ses de tra­ba­jo, muy in­ten­sos, pe­ro muy di­ver­ti­dos. Ha­bía días en los que nos sen­tá­ba­mos y no ha­cía­mos na­da, por­que a ve­ces te ato­ras bus­can­do al­go y no es bueno for­zar las co­sas, por eso nos tar­da­mos sie­te me­ses.

Aho­ra que el dis­co ya es­tá ter­mi­na­do y es­tá a la ven­ta, ¿có­mo se lo ven­de­rías al pú­bli­co?

— A es­te dis­co yo le lla­mo fu­sión la­ti­na, por­que en el pro­ce­so crea­ti­vo eso es lo que hi­ci­mos real­men­te. Cruz y yo es­tu­vi­mos mez­clan­do di­fe­ren­tes ins­tru­men­tos y ex­pe­ri­men­tan­do pa­ra ver qué es lo que so­na­ba co­mo lo que yo traía en la ca­be­za.

Por ejem­plo, fu­sio­na­mos gui­ta­rras muy afla­men­ca­das con trom­pe­tas y acor­deón con los rit­mos que se usan en el reg­gae­tón, aun­que no tan mar­ca­do a co­mo se usa en la mú­si­ca ur­ba­na. Tam­bién com­bi­na­mos me­lo­días con R&B y pop, la mú­si­ca la­ti­na siempre me ha gus­ta­do des­de chi­qui­to, me gus­ta to­da la mú­si­ca rít­mi­ca pa­ra bai­lar, y eso es jus­ta­men­te lo que yo que­ría re­pre­sen­tar con mi mú­si­ca en es­te dis­co.

¿Y qué nos pue­des de­cir de las le­tras? ¿Qué te ins­pi­ró a com­po­ner en es­ta oca­sión, a qué le can­tas?

— Al amor prin­ci­pal­men­te, creo que es un te­ma con el que te pue­des iden­ti­fi­car y re­la­cio­nar muy fá­cil. Hay tam­bién unas can­cio­nes de desamor, y te­mas en los que le can­to a la vi­da, a pa­sar­la bien, a dis­fru­tar ca­da mo­men­to. Bá­si­ca­men­te han si­do cier­tas vi­ven­cias que yo he te­ni­do, al­gu­nas sí son di­rec­tas, y otras más han si­do co­sas que yo he vis­to en per­so­nas cer­ca­nas a mí.

To­das de­ben ser es­pe­cia­les, pe­ro ¿hay al­gu­na can­ción que te emo­cio­ne más que las de­más?

— Yo creo que la de El Ami­go, que se la hi­ce ob­via­men­te a un ami­go. Es la can­ción más sen­ti­men­tal que he es­cri­to, de­fi­ni­ti­va­men­te fue un mo­men­to muy di­fí­cil en mi vi­da y creo que es la can­ción con la que más me iden­ti­fi­co.

¿Qué tan­ta li­ber­tad tu­vis­te en es­te dis­co pa­ra co­la­bo­rar y apor­tar tus ideas? Ade­más de po­ner tu voz y tus com­po­si­cio­nes, cla­ro.

— Pa­ra mí, co­mo ar­tis­ta, era muy im­por­tan­te eso, por­que yo siempre he es­ta­do muy in­vo­lu­cra­do en mis pro­yec­tos. Aho­ra que he tra­ba­ja­do con Cruz, he­mos he­cho una man­cuer­na muy bo­ni­ta, los dos en­ten­di­mos muy bien qué es lo que yo que­ría, y yo es­cu­cha­ba lo que él me pro­po­nía. Los dos es­tu­vi­mos me­ti­dos en el es­tu­dio ca­si to­do el tiem­po, así que fue un re­bo­te de ideas en to­do mo­men­to.

De re­pen­te yo me sen­ta­ba en la compu­tado­ra y ha­cía al­gu­nas co­sas. Él pro­du­jo to­do el dis­co, pe­ro yo es­tu­ve muy in­vo­lu­cra­do, fue to­tal­men­te un tra­ba­jo en equi­po.

Por úl­ti­mo, ¿cuan­do em­pie­za la gi­ra de con­cier­tos?, ¿ya tie­nes pre­pa­ra­do el show en vi­vo?

— Ya he­mos pre­sen­ta­do mi­ni shows de me­dia ho­ra co­mo en dos o tres oca­sio­nes, pe­ro si­go tra­ba­jan­do en el show com­ple­to. Si Dios quie­re, em­pe­zan­do el otro año, em­pie­zo los con­cier­tos en di­fe­ren­tes ciu­da­des.

Por lo pron­to, le es­ta­ré abrien­do el con­cier­to a Ha-Ash aquí en Mon­te­rrey y tam­bién lo ha­ré en la Ciu­dad de Mé­xi­co; ya tu­ve opor­tu­ni­dad de es­tar con ellas en Gua­da­la­ja­ra y en Puer­to Ri­co, así que no pa­ra­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.