WE’RE ALT-RIGHT!

Publimetro Ciudad de Mexico - - ENTRETENER - @PAKOSOMX

“Los tiem­pos es­tán cam­bian­do”. Lue­go del No­bel otor­ga­do a Bob Dy­lan, po­dría­mos pen­sar en es­ta fra­se, co­mo un himno de ilu­mi­na­ción en el um­bral de una era de paz, de utó­pi­cos años del si­glo XXI, que tan­to deseá­ba­mos a fi­na­les del si­glo XX.

El as­cen­so de Do­nald Trump, por des­gra­cia, es só­lo la pun­ta del ice­berg, de to­do lo que po­de­mos ver, de to­do lo ver­da­de­ra­men­te frío que se es­con­de ba­jo el agua.

A dos se­ma­nas del triun­fo del plu­tó­cra­ta, el mun­do no ha de­ja­do de cim­brar­se des­de que su­pi­mos que Pennsyl­va­nia, uno de los bas­tio­nes de­mó­cra­tas, fue ga­na­do por es­te re­pu­bli­cano pos­ti­zo, epí­to­me de la má­xi­ma en la se­duc­ción: “la bo­ca más be­lla tie­ne los col­mi­llos más afi­la­dos”.

A lo lar­go de es­tos días, el aún no for­mal mo­vi­mien­to es­ta­dou­ni­den­se “Alt-Right” –que en in­glés ha­ce el jue­go de pa­la­bras “Al­ter­na­ti­ve-Right”–, se ha mos­tra­do pa­ra em­po­de­rar­se co­mo mo­vi­mien­to ideo­ló­gi­co, sin pe­nas, ni ver­güen­zas, y de­cir que lle­ga­ron al po­der; que es­tán lis­tos pa­ra ven­gar­se lue­go que las mi­no­rías les qui­ta­ran su lu­gar.

“Alt - Right” que aún es­tá en fa­se em­brio­na­ria, –así co­mo los mo­vi­mien­tos ex­tre­mis­tas del pa­sa­do, el fas­cis­mo ita­liano o el na­cio­nal­so­cia­lis­mo ale­mán, fue­ron cre­cien­do de la apa­ren­te na­da–, es­tá to­man­do ener­gía de los vie­jos re­sen­ti­dos –el KKK or­ga­ni­zó una mar­cha de ce­le­bra­ción por el triun­fo de su can­di­da­to–; de los jó­ve­nes que no tie­nen res­pues­tas y se ubi­can fue­ra de ór­bi­ta en una reali­dad que no les per­te­ne­ce –los pri­me­ros aná­li­sis in­di­can que la ma­yo­ría de los sim­pa­ti­zan­tes de Alt-Right son jó­ve­nes me­no­res de 35 años–; en los po­bres que mi­ran en los in­mi­gran­tes y gru­pos ra­cia­les opues­tos a la ma­yo­ría, la cau­sa del que­bran­to eco­nó­mi­co –así mis­mo pa­só en la Ger­ma­nia post tra­ta­do de Ver­sa­lles–.

El triun­fo de Trump sig­ni­fi­ca mu­cho más que la ero­ga­ción del TLC –el fra­ca­so de la di­ver­si­fi­ca­ción de mer­ca­dos me­xi­ca­nos es cul­pa nues­tra–, sig­ni­fi­ca más que el as­cen­so de un hom­bre pe­li­gro­so, y el sa­lu­do neo­na­zi, qué sus seguidores le rin­den –pro­ba­ble­men­te es­te hom­bre só­lo ha­ya usa­do la re­tó­ri­ca pa­ra ob­te­ner su ga­nan­cia–. El triun­fo de Trump, sig­ni­fi­ca al­go que se nos ol­vi­da o no que­re­mos re­co­no­cer: en la era de la in­for­ma­ción y la al­dea glo­bal, en el all in one si­li­co­ni­za­do, nos ol­vi­da­mos del ren­cor de los ol­vi­da­dos. De al­gu­na for­ma, tam­bién no­so­tros abri­mos la ca­ja de Pan­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.