LO CHIDO

Publimetro Ciudad de Mexico - - LA PÁGINA DE FERNANDA -

Ʉ ÿåûė

Ma­ra­do­na te­nía que aven­tar­se una des­in­to­xi­ca­ción ma­si­va de sus adic­cio­nes y re­cu­pe­rar­se fí­si­ca­men­te. Re­cha­za­da su vi­sa en Es­ta­dos Uni­dos, fue re­ci­bi­do con los bra­zos abier­tos en Cu­ba, don­de acu­dió jun­to a Clau­dia -su mu­jer en ese en­ton­ces-, Gui­ller­mo Cóp­po­la -re­pre­sen­tan­te- y Al­fre­do Cahe -mé­di­co per­so­nal-. No bien pi­sa­ron la is­la, fue­ron aco­bi­ja­dos por el mis­mí­si­mo Fidel Cas­tro. Al mar­gen de los es­tu­dios, cui­da­dos y días ju­gan­do al golf, el as­tro ar­gen­tino tam­bién se to­ma­ba su tiem­po pa­ra di­ver­tir­se de no­che y fue así que na­ció una anéc­do­ta que hi­zo aún más es­tre­cha su re­la­ción con el co­man­dan­te cu­bano.

Ʉ ÿåûė ĨÑČÿę ÝėĒ Ĩı åļ ÑûåĒĮå y vol­vien­do a al­tas ho­ras de la ma­dru­ga­da se cru­za­ron con la co­mi­ti­va pre­si­den­cial: su ca­mio­ne­ta que­dó de­lan­te del des­fi­le de los man­da­ta­rios so­cia­lis­tas y él no du­dó en aso­mar su tor­so des­nu­do por la ven­ta­na, tra­tan­do de sa­lu­dar a Fidel: “¡Pre­si­den­te, pre­si­den­te!” Con vía li­bre en las ca­lles, re­gre­sa­ron a sus ho­ga­res pa­ra des­can­sar, cuan­do unos mi­nu­tos más tar­de, Cas­tro ÿĤĤıđġÿę åĒ ČÑ ĺÿĺÿåĒáÑ áåČ ÿåŀȩ “Yo lo sa­lu­dé gri­tan­do, pa­ra que

ÿåûė đå åĨÝıÝþÑĤÑ Ľ ÝåĤĤÑĤÑ su ha­bi­ta­ción con lla­ve, por­que te­nía­mos un ar­se­nal ahí aden­tro”, re­cor­dó Cóp­po­la, en diá­lo­go con Radio Mi­tre.

Ʉ ĒĮå ČÑ ÿĒÝĤåáıČÿáÑá áåČ ČāáåĤ cu­bano, Ma­ra­do­na abrió la puer­ta en cue­ro, des­cal­zo y con un short de Bo­ca. Ade­más traía una ta­bla del inodo­ro col­ga­da del cue­llo. Mien­tras los ojos de Fidel se ÑûĤÑĒáÑÜÑĒ ÝÑáÑ ĺåŀ đÓĨȦ ÿåûė le di­jo: “Co­man­dan­te, buen día, es­te es un re­ga­lo pa­ra us­ted”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.