Edi­fi­cios da­ña­dos por los sis­mos

Pa­ra que una edi­fi­ca­ción sea efi­cien­te no hay re­ce­tas, lo que se de­be te­ner es un buen pro­yec­to, una so­lu­ción es­truc­tu­ral ade­cua­da a esa cons­truc­ción y lo más im­por­tan­te, una ex­ce­len­te ca­li­dad de los ma­te­ria­les

Publimetro Ciudad de Mexico - - CIENCIA DESDE LA UNAM -

El re­cien­te sis­mo del 19 de sep­tiem­bre de­jó al des­cu­bier­to que el uso de ma­te­ria­les de ba­ja ca­li­dad en las cons­truc­cio­nes pue­de dar lu­gar a trá­gi­cos even­tos. Lo su­ce­di­do re­ba­sa to­das las ex­pec­ta­ti­vas. Los sis­mos siem­pre cau­san preo­cu­pa­ción en torno a las edi­fi­ca­cio­nes, pe­ro na­die se ima­gi­nó la mag­ni­tud del desas­tre.

Es­to po­dría evi­tar­se, ase­gu­ra el arquitecto Jo­sé Ávi­la Mén­dez, si se con­jun­ta un buen aná­li­sis, un buen di­se­ño, un buen pro­yec­to y una bue­na cons­truc­ción, lo que pro­du­ce edi­fi­cios fuer­tes. Ade­más los ma­te­ria­les por si mis­mos no ga­ran­ti­zan la re­sis­ten­cia a es­tos fe­nó­me­nos. “Pue­de ha­cer­se un pa­la­cio con ado­be y una co­sa in­ser­vi­ble con mármol”.

El aca­dé­mi­co e in­ves­ti­ga­dor de la Fa­cul­tad de Ar­qui­tec­tu­ra de la UNAM, con­fie­sa es­tár sor­pren­di­do por to­do lo que co­lap­só tras el sis­mo. El fe­nó­meno, di­ce, se dio en tie­rra fir­me y con un epi­cen­tro muy cer­cano a la Ciu­dad de Mé­xi­co, lo que afec­tó se­ve­ra­men­te las es­truc­tu­ras.

Pa­ra el es­pe­cia­lis­ta la si­tua­ción es su­ma­men­te gra­ve: la can­ti­dad de cons­truc­cio­nes da­ña­das es su­pe­rior a las ex­pec­ta­ti­vas, la in­cer­ti­dum­bre de la gen­te y la es­ca­sez de ex­per­tos en es­te cam­po de­bi­do al dé­fi­cit de for­ma­ción de es­truc­tu­ris­tas, la ha­ce más de­li­ca­da.

Y es que con­si­de­ra que ha­ce fal­ta pro­mo­ver, apo­yar y crear fuentes per­ti­nen­tes de tra­ba­jo pa­ra es­te ti­po de es­pe­cia­lis­tas, ya que son po­cos da­do que es una dis­ci­pli­na di­fí­cil que re­quie­re de un gran es­fuer­zo.

Ha­cer un diag­nós­ti­co más pro­fun­do de las es­truc­tu­ras des­pués del re­cien­te sis­mo, re­quie­re de más da­tos e in­for­ma­ción; sin em­bar­go, lo que se pue­de apre­ciar es que a di­fe­ren­cia de 1985 en es­ta oca­sión re­sul­ta­ron da­ña­das ca­sas de un pi­so, y se ca­yó un número con­si­de­ra­ble de bar­das que in­clu­so cau­sa­ron muer­tes.

Lo que se vio en las edi­fi­ca­cio­nes que se ca­ye­ron o que tie­nen fa­llas, a pe­sar de te­ner muy po­co tiem­po de ha­ber­se le­van­ta­do, es que es­tán mal cons­trui­das, ya sea por­que el ar­ma­do del ace­ro no es el co­rrec­to, o in­clu­so el con­cre­to no es de bue­na ca­li­dad. Agre­gó que ade­más la cer­ca­nía del epi­cen­tro ha­ce que el mo­vi­mien­to afec­te las edi­fi­ca­cio­nes.

CIENCIAUNAM@UNAM.MX

TEX­TO: ISA­BEL PÉREZ/ / GRÁ­FI­CO: BEATRIX GU­TIÉ­RREZ DE VE­LAS­CO / EDI­TOR: ALFONSO A. FER­NÁN­DEZ / COORDINADORAS DE IN­FOR­MA­CIÓN: NAIX’IELI CAS­TI­LLO Y CLAU­DIA JUÁ­REZ / DI­REC­CIÓN GE­NE­RAL DE DI­VUL­GA­CIÓN DE LA CIEN­CIA /

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.