CO­NO­CE LAS HORMONAS QUE TE HA­CEN SU­BIR DE PE­SO

Publimetro Guadalajara - - PORTADA - NUEVAMUJER.COM

Es­tos pro­duc­tos re­pre­sen­tan una ca­te­go­ría crea­da pa­ra el mar­ke­ting y re­des so­cia­les. Las mu­je­res nos preo­cu­pa­mos mu­cho por nues­tro pe­so y pa­sa que aun­que nos cui­de­mos y lle­ve­mos una ru­ti­na de ejer­ci­cios, aun así en­gor­da­mos y no en­ten­de­mos la ra­zón. Re­sul­ta que el au­men­to de pe­so pue­de ser cau­sa­do por va­rias hormonas que se des­equi­li­bran en nues­tro cuer­po

Ti­roi­deas

La glán­du­la ti­roi­des es­tá en la ba­se de nues­tros cue­llos. Pro­du­ce las hormonas T3, T4 y cal­ci­to­ni­na, que son res­pon­sa­bles de man­te­ner el me­ta­bo­lis­mo del cuer­po. La sub­pro­duc­ción de es­tas hormonas con­du­ce al hi­po­ti­roi­dis­mo, que se aso­cia con el au­men­to de pe­so de­bi­do a la acumulación de agua en el cuer­po y no a la gra­sa.

Así la pue­des evi­tar

Con­su­me sal yo­da­da, co­me ali­men­tos bien co­ci­na­dos y evi­ta las ver­du­ras cru­das, to­ma su­ple­men­tos de vi­ta­mi­na, y con­su­me ali­men­tos ri­cos en con­te­ni­dos de zinc, co­mo las os­tras y las se­mi­llas de ca­la­ba­za.

Me­la­to­ni­na

La me­la­to­ni­na es una hor­mo­na que re­gu­la el sue­ño y la vi­gi­lia. Mien­tras dor­mi­mos, el cuer­po li­be­ra hormonas de cre­ci­mien­to que ayu­dan al cuer­po a sa­nar, me­jo­ra la composición cor­po­ral y desa­rro­lla múscu­lo ma­gro.

Pe­ro si no dor­mi­mos bien, es­te pro­ce­so de cu­ra­ción se in­te­rrum­pe, cau­san­do es­trés, y en úl­ti­ma ins­tan­cia, lle­van­do a un au­men­to de pe­so in­du­ci­do por la in­fla­ma­ción.

Así pue­des evi­tar­lo

No co­mas tar­de en la no­che o jus­to an­tes de acos­tar­te, duer­me lo su­fi­cien­te en una ha­bi­ta­ción os­cu­ra y fría, y apa­ga to­dos tus dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos an­tes de ir a dor­mir.

In­su­li­na

La in­su­li­na ayu­da a trans­por­tar la glu­co­sa a las cé­lu­las pa­ra usar­la co­mo ener­gía o pa­ra al­ma­ce­nar­la co­mo gra­sa, man­te­nien­do así los ni­ve­les de glu­co­sa en la san­gre. El con­su­mo ex­ce­si­vo de ali­men­tos pro­ce­sa­dos, ape­ri­ti­vos no sa­lu­da­bles, al­cohol o be­bi­das en­dul­za­das ar­ti­fi­cial­men­te pue­den lle­var al cuer­po a desa­rro­llar una re­sis­ten­cia a la in­su­li­na. Por lo que las per­so­nas pue­den desa­rro­llar un au­men­to en los ni­ve­les de azú­car en la san­gre y es­to con­du­ce al au­men­to de pe­so.

Así la pue­des evi­tar

Con­su­me ver­du­ras de ho­ja ver­de, fru­tas y ver­du­ras de tem­po­ra­da pa­ra me­jo­rar tus ni­ve­les de áci­dos gra­sos ome­ga-3 con­su­me pes­ca­do gra­so, nue­ces, acei­te de oli­va, se­mi­llas de lino, be­be al me­nos cua­tro li­tros de agua to­dos los días, y evi­ta el al­cohol, los re­fri­ge­rios noc­tur­nos y las be­bi­das en­dul­za­das ar­ti­fi­cial­men­te.

Tes­tos­te­ro­na

Se con­si­de­ra una hor­mo­na mas­cu­li­na, pe­ro tam­bién es se­cre­ta­da por las mu­je­res. Ayu­da a que­mar gra­sa, for­ta­le­ce los hue­sos y los múscu­los y, ade­más, me­jo­ra el li­bi­do.

Pe­ro, la edad y el al­to es­trés pue­den cau­sar una dis­mi­nu­ción sig­ni­fi­ca­ti­va en los ni­ve­les de tes­tos­te­ro­na en las mu­je­res, lo que lle­va a la pér­di­da de den­si­dad ósea, pér­di­da de ma­sa mus­cu­lar y a la obe­si­dad.

Así la pue­des evi­tar

En­tre­na re­gu­lar­men­te, evi­ta el al­cohol, con­su­me su­ple­men­tos con pro­teí­nas, in­clu­ye ali­men­tos ri­cos en fi­bra co­mo gra­nos in­te­gra­les, se­mi­llas de ca­la­ba­za y se­mi­llas de lino en tu die­ta.

Pro­ges­te­ro­na

El ni­vel de pro­ges­te­ro­na y es­tró­geno de­be equi­li­brar­se en el cuer­po pa­ra que fun­cio­ne co­rrec­ta­men­te. Los ni­ve­les de pro­ges­te­ro­na pue­den dis­mi­nuir de­bi­do a una va­rie­dad de ra­zo­nes, co­mo el es­trés, el uso de píl­do­ras an­ti­con­cep­ti­vas y la me­no­pau­sia. Es­to pue­de oca­sio­nar au­men­to de pe­so y de­pre­sión.

Así la pue­des evi­tar

Ha­cer ejer­ci­cio re­gu­lar­men­te y evi­ta el es­trés.

Es­tró­geno

El es­tró­geno es la prin­ci­pal hor­mo­na se­xual fe­me­ni­na. Cual­quier des­equi­li­brio en los ni­ve­les de es­tró­geno en el cuer­po pue­de con­du­cir al au­men­to de pe­so. Los ni­ve­les al­tos de es­tró­geno en el cuer­po pue­den de­ber­se a la so­bre­pro­duc­ción de la hor­mo­na o a una die­ta ri­ca en es­tró­geno.

Así pue­des evi­tar­lo

Con­su­me ce­rea­les in­te­gra­les, ve­ge­ta­les fres­cos y fru­tas, haz ejer­ci­cio re­gu­lar­men­te y evi­ta la car­ne pro­ce­sa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.