SI AÚN ESTUDIAS, RE­CO­NO­CE AL ENEMI­GO DE TU BOL­SI­LLO

Publimetro Monterrey - - Portada -

Si mu­chas ve­ces no te al­can­za el di­ne­ro y se te ha­ce di­fí­cil sol­ven­tar tus gas­tos de ca­rre­ra o co­le­gia­tu­ra, la star­tup de prés­ta­mos en lí­nea Yapp nos di­ce cuá­les son los pe­li­gros fi­nan­cie­ros que te im­pi­den te­ner fi­nan­zas sa­lu­da­bles y nos da al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes pa­ra evi­tar el es­trés de que­dar­te sin di­ne­ro. No sa­ber dis­tin­guir en­tre gus­tos y ne­ce­si­da­des

En mu­chas oca­sio­nes nues­tras prio­ri­da­des es­tán dis­tor­sio­na­das y per­de­mos la no­ción de lo que real­men­te es ne­ce­sa­rio, op­ta­mos por rea­li­zar com­pras in­ne­ce­sa­rias en lu­gar de apar­tar pre­via­men­te el di­ne­ro que ne­ce­si­ta­mos. Al ini­cio de la quin­ce­na, nos sen­ti­mos con­fia­dos por­que aca­ban de pa­gar­nos y rea­li­za­mos to­do ti­po de gas­tos su­per­fluos co­mo sa­lir a co­mer o vi­si­tar cen­tros co­mer­cia­les pa­ra ver qué se nos an­to­ja. Una al­ter­na­ti­va más sen­sa­ta es se­pa­rar en so­bres los gas­tos inevi­ta­bles, co­mo la ren­ta, la co­le­gia­tu­ra o el di­ne­ro que in­ver­ti­mos en trans­por­te o ga­so­li­na pa­ra lle­gar a la es­cue­la o al tra­ba­jo; des­ti­na una par­te a gas­tos de en­tre­te­ni­mien­to y pro­cu­ra no gas­tar más de lo pre­su­pues­ta­do.

Los gas­tos hor­mi­ga

¿Vas a pe­dir un Uber cuan­do po­drías lle­gar ca­mi­nan­do en 20 mi­nu­tos? Pa­pi­tas, ci­ga­rros, ca­fés de 40 pe­sos… son gas­tos im­per­cep­ti­bles que su­ma­dos con­su­men gran par­te de tu di­ne­ro. Esas com­pras in­sig­ni­fi­can­tes y apa­ren­te­men­te inofen­si­vas se co­men al­re­de­dor del 12% del sa­la­rio de los me­xi­ca­nos men­sual­men­te, de acuer­do con un es­tu­dio rea­li­za­do por la Co­mi­sión Na­cio­nal pa­ra la Pro­tec­ción y De­fen­sa de los Usua­rios de Ser­vi­cios Fi­nan­cie­ros (Con­du­sef).

La ren­ta, los ser­vi­cios y las deu­das

Re­suel­ve tus deu­das pri­me­ro. An­tes de en­lo­que­cer y gas­tar 200 pe­sos en una co­mi­da, ana­li­za cuá­les son tus gas­tos. Qui­zás lle­gó la inevi­ta­ble fe­cha en la que tie­nes que pa­gar la ren­ta o el In­ter­net, o sim­ple­men­te ya te to­ca li­qui­dar al­gún prés­ta­mo que ha­yas so­li­ci­ta­do. Una ex­ce­len­te for­ma de identificar los gas­tos que real­men­te no son ne­ce­sa­rios es rea­li­zan­do un pre­su­pues­to. Sim­ple­men­te tie­nes que ha­cer una lis­ta de tus prio­ri­da­des y de los ar­tícu­los en los que gas­tas re­gu­lar­men­te, pe­ro que no son in­dis­pen­sa­bles, asig­nar­le una can­ti­dad a ca­da una de ellas y ver de cuán­to di­ne­ro dis­po­nes. Al fi­nal po­drás ob­ser­var cuán­to es­tás gas­tan­do de más y de­ci­dir de qué pue­des pres­cin­dir.

No sa­bes uti­li­zar co­rrec­ta­men­te tu tar­je­ta de cré­di­to

¿Uti­li­zas­te tu tar­je­ta pa­ra pa­gar­le a ese com­pa­ñe­ro que te sal­vó de mo­rir de ham­bre el mes pa­sa­do y aho­ra le de­bes di­ne­ro al ban­co? Pue­de ser que tu problema sea que vi­ves en un círcu­lo vi­cio­so de deu­das, en­tras en un apu­ro de di­ne­ro pa­ra sal­var­te de otro y siem­pre es­tás gas­tan­do más de lo que en reali­dad ga­nas. Cuan­do uti­li­ces tu tar­je­ta de cré­di­to, pro­cu­ra que sea en ar­tícu­los que sa­bes que ne­ce­si­tas, pe­ro que qui­zás no pue­des pa­gar de ma­ne­ra in­me­dia­ta, y usa los me­ses sin in­tere­ses a tu fa­vor, sin de­jar de la­do que con lo que ga­nas o te dan tus pa­dres pue­des ir cu­brien­do tu deu­da y no ge­ne­rar otras.

Una car­te­ra re­bo­san­te de efec­ti­vo, tu peor enemi­go

Sa­les a di­ver­tir­te con tus ami­gos y te lle­vas 500 o has­ta mil pe­sos en la car­te­ra “por si no hay ter­mi­nal”: Tre­men­do error. Car­gar to­do el tiem­po con efec­ti­vo es uno de los pe­li­gros fi­nan­cie­ros más co­mu­nes, pues vi­vi­rás con la ten­ta­ción de gas­tar­lo, ade­más de que siem­pre exis­te el ries­go de per­der­lo o su­frir un asal­to. No car­gues con efec­ti­vo to­do el tiem­po, in­ten­ta sa­lir con un plan en men­te de cuán­to pue­des gas­tar real­men­te y apé­ga­te a él. Asi­mis­mo, iden­ti­fi­ca qué día te to­car pa­gar la ren­ta, la co­le­gia­tu­ra, los ma­te­ria­les de es­tu­dio, los ser­vi­cios bá­si­cos o trans­por­te pa­ra or­de­nar tus prio­ri­da­des eco­nó­mi­cas.

“La me­jor for­ma de te­ner fi­nan­zas sa­nas es sien­do or­ga­ni­za­do y te­nien­do per­fec­ta­men­te bien iden­ti­fi­ca­do cuán­to y cuán­do gas­ta­rás, y en qué”.

|FOTOS: DREAMSTIME

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.