Se­ña­les

Publimetro Quintana Roo - - NUEVA MUJER -

• Fal­ta de au­to­es­ti­ma y con­fian­za

To­dos los con­di­cio­nan­tes ba­jo los que son edu­ca­das las mu­je­res en su in­fan­cia y que se van in­terio­ri­zan­do a lo lar­go de su vi­da, son los que oca­sio­nan, en gran me­di­da, que su au­to­es­ti­ma y con­fian­za sean dé­bi­les pa­ra po­der desem­pe­ñar pues­tos tí­pi­ca­men­te ocu­pa­dos por los hom­bres y que desa­rro­llen el de­no­mi­na­do ‘sín­dro­me de la impostora’.

Pa­ra las mu­je­res que su­fren el ‘sín­dro­me de la impostora’ la con­se­cuen­cia más gra­ve, des­de la pers­pec­ti­va de la doc­to­ra Du­rán, es que pier­dan o aban­do­nen el em­pleo por el que se han es­for­za­do tan­to y que desea­ban (al me­nos de ma­ne­ra cons­cien­te). De igual for­ma, el au­to­sa­bo­ta­je cons­tan­te tam­bién es uno de los pro­ble­mas a los que sue­len en­fren­tar­se.

• Re­co­no­cer el pro­ble­ma no es sen­ci­llo, pe­ro sí se pue­de

Aun­que el ‘sín­dro­me de la impostora’ no es fá­cil de re­co­no­cer pa­ra las mu­je­res que lo pa­de­cen, da­do que es un pro­ble­ma del in­cons­cien­te, sí es po­si­ble que lo iden­ti­fi­quen. Pa­ra ello exis­ten al­gu­nos “sín­to­mas” a los que hay que po­ner aten­ción: “La de­pre­sión y la an­sie­dad son dos de las pri­me­ras aler­tas de es­te fe­nó­meno”, re­ve­la la di­rec­to­ra del Cen­tro de Psi­co­te­ra­pia Bre­ve e Hip­no­sis.

“El he­cho de que una per­so­na pien­se que al­go es­tá mal en su tra­ba­jo y que no pue­da dis­fru­tar de los ha­la­gos y que en lu­gar de sen­tir ale­gría por las fe­li­ci­ta­cio­nes, sien­ta ga­nas de llo­rar, tam­bién son se­ña­les de que se tie­ne es­te sín­dro­me”, agre­ga.

• To­do tie­ne so­lu­ción

Fi­nal­men­te, Es­te­la Du­rán, doc­to­ra en psi­co­lo­gía y di­rec­to­ra del Cen­tro de Psi­co­te­ra­pia Bre­ve e Hip­no­sis, in­di­ca que ‘el sín­dro­me de la impostora’ tie­ne so­lu­ción y que las mu­je­res que lo pa­de­cen pue­den lle­gar a dis­fru­tar del éxi­to que han ga­na­do, acep­tan­do que es al­go que se me­re­cen ge­nui­na­men­te.

Pa­ra so­lu­cio­nar­lo es ne­ce­sa­rio que, una vez que una mu­jer se da cuen­ta de que lo pa­de­ce, co­mien­ce a tra­ba­jar in­me­dia­ta­men­te en au­men­tar su au­to­es­ti­ma. Lo ideal es que com­pa­re su au­to­eva­lua­ción con las opi­nio­nes que ter­ce­ras per­so­nas tie­nen de ella, em­pie­ce a acep­tar las fe­li­ci­ta­cio­nes y elo­gios y en­fren­te sus te­mo­res. Si to­do eso fa­lla, pue­de acu­dir con un es­pe­cia­lis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.