Ariel Pink, fan de la vi­da y mú­si­ca de Cha­lino Sán­chez

El ins­tru­men­tis­ta múl­ti­ple trae su pe­cu­liar es­ti­lo a Mé­xi­co mien­tras cri­ti­ca a los fal­sos ído­los

Publimetro Quintana Roo - - ENTRETENER - GA­BRIE­LA ACOS­TA SILVA @ga­cos­ta13

Ariel Pink es un ra­ro fe­nó­meno de la mú­si­ca, su an­dar es mis­te­rio­so, pe­ro tie­ne un gran nú­me­ro de se­gui­do­res en el mun­do gra­cias a su es­ti­lo de­sen­fa­da­do y exó­ti­co, tan­to al ves­tir co­mo al can­tar. El mú­si­co na­ci­do en Los Án­ge­les, de pa­dre me­xi­cano, es una de las men­tes más crea­ti­vas de su ge­ne­ra­ción; es­tá cons­tan­te­men­te lan­zan­do ma­te­ria­les, lo que le ha per­mi­ti­do una evo­lu­ción en su tra­ba­jo.

Tras es­ta ima­gen des­preo­cu­pa­da exis­te un so­ni­do muy na­tu­ral, me­lan­có­li­co y ci­ne­ma­to­grá­fi­co; la crí­ti­ca lo se­ña­la co­mo uno de los me­jo­res ex­po­nen­tes del hy­pna­go­gic pop.

En en­tre­vis­ta, Ariel Pink ha­ce una cons­tan­te re­fe­ren­cia a Mé­xi­co, ya que es par­te de sus raí­ces y en el que se deja in­fluen­ciar por mú­si­cos co­mo Cha­lino Sán­chez, que es un per­so­na­je que ad­mi­ra y se no­ta en al­guno de sus vi­deos.

“Ge­ne­ral­men­te me en­fo­co en la mú­si­ca, pe­ro con Cha­lino (Sán­chez) y Bobby Ja­me­son fue muy par­ti­cu­lar, ya que en am­bos ca­sos me in­tere­só más la his­to­ria de sus vi­das. He vi­vi­do en la Ciu­dad de Mé­xi­co jun­to con mis so­bri­nos; ade­más, Ca­li­for­nia es Mé­xi­co y so­mos lo mis­mo. Me gus­ta lo nor­te­ño, ade­más en la vi­da de Cha­lino hay mu­cho mis­te­rio, por­que es­ta­ba en­vuel­to en dro­gas, pis­to­las y vie­jas”, co­men­tó Ariel Pink. “Soy muy grin­go, pe­ro me en­can­tan los me­xi­ca­nos”, aña­dió.

El mul­ti­ins­tru­men­tis­ta y com­po­si­tor re­co­no­ce que la me­jor mú­si­ca se hi­zo en los se-

ten­ta, ochen­ta y no­ven­ta.

“Pa­ra en­ten­der, tan­to la mú­si­ca co­mo al per­so­na­je Ariel Pink, lo me­jor es huir de en­ca­si­lla­mien­tos y só­lo es­cu­char­lo. Ad­mi­ra­dor de Mi­chael Jack­son, Ma­don­na y la cul­tu­ra del cas­set­te ha­cen en­ten­di­ble su aver­sión ha­cia to­do lo que sea di­gi­tal.

“No soy na­da co­mer­cial, soy un mú­si­co que quie­re vi­vir de es­to, por­que no sa­be ha­cer otra co­sas [ri­sas]”, con­clu­yó.

|GETTY IMAGES

El mú­si­co tie­ne raí­ces me­xi­ca­nas, por par­te de su pa­dre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.