La nue­va ola de es­tre­llas di­gi­ta­les

Las re­des so­cia­les les die­ron la fa­ma y el mun­do, un nom­bre: in­fluen­cers. Es­tas nue­vas star­lets del in­ter­net lle­ga­ron pa­ra que­dar­se y re­vo­lu­cio­nar por com­ple­to el con­cep­to de ce­le­bri­dad.

Quien - - QUIÉN FIGURA - Por Iván Pa­si­llas Fotos: Mar­co Mar­co­vich

Es­te 10 de mar­zo, Eu­ge­nio Der­bez re­ci­bió su es­tre­lla en el Pa­seo de la Fa­ma en Holly­wood. Al even­to lo acom­pa­ñó to­da su fa­mi­lia, pe­ro no só­lo los Der­bez se unie­ron pa­ra la oca­sión. Jun­to con el gru­po de ac­to­res se en­con­tra­ba un ado­les­cen­te de 19 años que no vie­ne pre­ci­sa­men­te del ci­ne o la te­le­vi­sión ... juan­paZu ri­ta. El Jus­tin Bie­ber de las re­des so­cia­les que es vis­to dia­ria­men­te por 300 mil per­so­nas en Snap­chat y que de­be su fa­ma a pequeños sket­ches de seis se­gun­dos en Vi­ne. Es­te es el nue­vo mo­de­lo de ce­le­bri­da­des. Hom­bres y mu­je­res que de­ja­ron ca­rre­ras co­mo di­se­ño tex­til, re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les o le­yes por ins­ta­lar­se en Youtu­be o un blog y vi­vir de su crea­ti­vi­dad pa­ra ins­pi­rar a sus se­gui­do­res y, cla­ro, de la gran can­ti­dad de di­ne­ro que re­ci­ben por pro­mo­ver el nom­bre de una o va­rias mar­cas. Al res­pec­to, el úl­ti­mo fin de se­ma­na de abril se va a ce­le­brar por pri­me­ra vez en Mé­xi­co, el fes­ti­val Yout­he­ring. Una ex­po que va a re­unir a los in­fluen­cers más im­por­tan­tes del me­dio di­gi­tal con una au­dien­cia que cla­ma por ellos co­mo si fue­ran rocks­tars. Por­que pa­ra la ge­ne­ra­ción “pun­to com”, lo son. “Es im­pre­sio­nan­te”, cuen­ta Re­gi­na Blan­dón, una de las con­duc­to­ras de Yout­he­ring que, aun­que vie­ne de la ac­tua­ción, hoy por hoy es se­gui­da por más de 900 mil per­so­nas en­tre Fa­ce­book, Ins­ta­gram y Twit­ter. “En los Mi­llen­nial Awards las ni­ñas en­lo­que­cían con Juan­pa Zu­ri­ta co­mo si hu­bie­ra vuel­to a na­cer Mi­chael Jackson”, re­cuer­da so­bre la reacción de un pú­bli­co me­nor a los 25 años. ¿Pe­ro de dón­de sa­len es­tas fi­gu­ras? “Veía mu­cho Youtu­be pe­ro no en­ten­día el ro­llo de los blogs. La gen­te ha­blán­do­le a la cá­ma­ra y yo pen­sa­ba, ¿por qué ha­cen eso?”, cuen­ta Bens­horts. Un ni­ño de Mon­te­rrey que un día se dio cuen­ta de que po­día con­tar anéc­do­tas di­ver­ti­das de su pro­pia vi­da an­te una cá­ma­ra y lle­va 10 años vi­vien­do de eso. En la más re­cien­te pre­mie­re de Bat­man V Su­per­man fue el úni­co al que se le per­mi­tió en­tre­vis­tar a to­dos los ac­to­res de la pe­lí­cu­la, me­dios

tra­di­cio­na­les in­clui­dos. “Du­ran­te mu­cho tiem­po la gen­te nos tra­ta­ba co­mo ‘Ay… son los del in­ter­net’, re­cuer­da Ke­vin Ro­gers, un per­so­na­je que se hi­zo fa­mo­so ha­cien­do cor­to­me­tra­jes pa­ra Youtu­be. “Aho­ra las per­so­nas le es­tán dan­do un buen lu­gar a los que em­pe­za­mos en in­ter­net. Nues­tra ima­gen ya es más res­pe­ta­da”. “De re­pen­te me re­co­no­cían en la ca­lle, me pa­ra­ban a pe­dir fotos”, di­ce Pa­blo Cam­pos so­bre el mo­men­to en que se dio cuen­ta de que es­ta­ba sien­do un éxi­to. Él em­pe­zó ha­cien­do vi­deos có­mi­cos en Vi­ne, pe­ro aho­ra apro­ve­cha las re­des so­cia­les pa­ra dar a co­no­cer su mú­si­ca, que es su ver­da­de­ra pa­sión. Y Gwabir, uno de los pri­me­ros you­tu­bers en Mé­xi­co, agre­ga: “Si me hu­bie­ran pre­gun­ta­do ha­ce 10 años, dón­de me veía en 10 años, ja­más hu­bie­ra con­tes­ta­do: ‘te­nien­do un show con dos mil per­so­nas’”. Y no es só­lo el mun­do de la co­me­dia el que se ha vis­to to­ca­do por los in­fluen­cers di­gi­ta­les. La in­dus­tria de la mú­si­ca es­tá cam­bian­do, co­mo lo ha de­mos­tra­do La­lo Brito, quien se ha mo­vi­do en re­des pa­ra vol­ver­se un can­tan­te po­pu­lar y aho­ra in­clu­so es­tá gra­ban­do su pri­me­ra pe­lí­cu­la; es del fit­ness, de don­de Bár­ba­ra de Re­gil ha sa­ca­do a la mi­tad de su pú­bli­co... no de las te­le­no­ve­las; o el de la mo­da, des­de el cual blog­gers co­mo Ari Camacho o Pam Allier han vis­to trans­for­mar­se la in­dus­tria: “En front row hay blog­gers y edi­to­res a la par”, ex­pli­ca Ari, tam­bién co­no­ci­da co­mo Do­ble De­nim. Es en Youtu­be y Snap­chat don­de Ale Ivanova en­con­tró un es­pa­cio pa­ra exal­tar la ima­gen de su na­tal Ru­sia, y tam­bién don­de Yoss­top creó una va­rie­dad de per­so­na­jes que es­te abril de­ci­dió lle­var al es­ce­na­rio de un tea­tro. In­clu­so Die­go Al­fa­ro o Kar­la Díaz (tam­bién con­duc­to­res de Yout­he­ring) acep­tan que sin el mun­do di­gi­tal, hoy no se­rían las es­tre­llas que son. Al fi­nal la pa­la­bra in­fluen­cer tie­ne pe­so. Y en eso to­dos con­cuer­dan. “Es una res­pon­sa­bi­li­dad por­que no eres un per­so­na­je... eres tú”, acep­ta Bár­ba­ra de Re­gil. Y sí, la reali­dad es la nue­va fan­ta­sía.

BENS­HORTS Youtuber

PA­BLO CAM­POS Mú­si­co

PAM ALLIER Blog­ger de mo­da

ALE IVANOVA Youtuber

GWABIR Youtuber

LA­LO BRITO Mú­si­co

DIE­GO AL­FA­RO Con­duc­tor JUAN­PA ZU­RI­TA Vi­nes­tar BÁR­BA­RA DE RE­GIL Fit­ness gu­ru ARI CAMACHO Blog­ger de mo­da RE­GI­NA BLAN­DÓN Ac­triz KE­VIN RO­GERS Youtuber YOSS­TOP Youtuber KAR­LA DÍAZ Pops­tar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.