ATEN­TA A LAS MU­SAS

Leonor Watling vi­ve en un círcu­lo de ar­tis­tas que la ins­pi­ran, pe­ro es su aten­ción a la que atri­bu­ye su éxi­to co­mo can­tan­te y ac­triz.

Quien - - REFLECTOR - por EN­RI­QUE NA­VA­RRO foto JE­SÚS COR­NE­JO

En su te­rra­za del ba­rrio de Chue­ca, en Ma­drid, Leonor Watling can­ta. Usual­men­te lo ha­ce con una co­pa de vino blan­co en la mano, mien­tras com­par­te su ale­gría con ami­gos ar­tis­tas de to­dos los rin­co­nes del mun­do, co­mo su pa­re­ja, el can­tau­tor uru­gua­yo Jor­ge Drex­ler; el ca­ri­ca­tu­ris­ta ar­gen­tino Li­niers y, por su­pues­to, el gui­ta­rris­ta Ale­jan­dro Pe­la­yo, con quien com­ple­ta el gru­po Mar­lan­go. Pe­ro es­to no es lo úni­co que ins­pi­ra a la española. Tam­bién es­tán los via­jes y con­vi­ven­cia con sus dos hi­jos, Lea y Luca, y to­do a lo que lla­ma mu­sas. “To­do ayu­da. Soy una gran pri­vi­le­gia­da por te­ner mu­cha suer­te. Pe­ro en reali­dad, (el ar­te) es una ma­ne­ra de mi­rar el mun­do, de es­tar muy alerta, es­cu­char mu­cho el re­de­dor, de es­tar mu­cho en si­len­cio y sa­ber qué tie­nes que de­cir”, re­ve­la Leonor en en­tre­vis­ta. Así com­bi­na su tra­ba­jo co­mo ac­triz y can­tan­te, fa­ce­ta con la que lle­ga­rá a la Ciu­dad de Mé­xi­co el 17 de no­viem­bre, pa­ra pre­sen­tar el nue­vo dis­co de Mar­lan­go, Tech­ni­co­lor. “La mú­si­ca en di­rec­to no tie­ne ri­val. El cine es en­tre­gar­se al pro­yec­to de al­guien más, con­ver­tir­se en otra per­so­na y des­can­sar de ser uno mis­mo. Es muy di­ver­ti­do por­que te aban­do­nas, pe­ro la mú­si­ca es don­de eres tú, tus can­cio­nes y tus pa­la­bras”.

EN VI­VO Mar­lan­go, ban­da con­for­ma­da por Leonor Watling y Ale­jan­dro Pe­la­yo, se pre­sen­ta el 17 de no­viem­bre en el Lu­na­rio del Au­di­to­rio Na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.