BAN­DE­RA NA­CIO­NAL

En la pri­me­ra co­lec­ción crea­da en­tre JULIO y Fran­cis­co Can­cino, in­vi­ta­mos a Tes­sa Ia, una de las mu­sas del ci­ne y la mú­si­ca, a re­des­cu­brir es­ta nue­va pro­pues­ta que ex­cla­ma Mé­xi­co por to­das par­tes.

Quien - - Q STYLE - por OLI­VIA MEZA DE LA ORTA / fo­tos KHRISTIO / sty­ling CE­LES­TE ANZURES

Re­cuer­do abrir el cló­set de mi ma­má y lo pri­me­ro que veía era un ves­ti­do ro­jo lar­go que leía JULIO en su eti­que­ta. Es­ta me­mo­ria mar­có una se­rie de in­tere­ses ha­cia la mo­da que hoy me lle­va­ron a es­cri­bir es­te ar­tícu­lo so­bre una de las mar­cas me­xi­ca­nas más im­por­tan­tes de la in­dus­tria y uno de los di­se­ña­do­res más im­por­tan­tes de la ac­tua­li­dad. Con más de cua­tro dé­ca­das de exis­ten­cia, po­dría de­fi­nir a JULIO co­mo el epítome de la mu­jer me­xi­ca­na; una que cre­ció en la eu­fo­ria de la mú­si­ca dis­co, las hom­bre­ras y un su­bli­mi­nal men­sa­je ha­cia el em­po­de­ra­mien­to fe­me­nino que a la fe­cha per­sis­te. A par­tir de su in­ne­ga­ble ex­pe­rien­cia, hoy es la pri­me­ra vez que apues­ta por crear una co­lec­ción cáp­su­la de la mano de un di­se­ña­dor in­de­pen­dien­te: Fran­cis­co Can­cino. Ori­gi­na­rio de Chia­pas, Can­cino es ac­tual­men­te el di­rec­tor crea­ti­vo de Ya­kam­pot, un pro­yec­to que des­de ha­ce más de cin­co años ha for­ja­do una iden­ti­dad difícil de ol­vi­dar. Su esen­cia bus­ca res­ca­tar la in­du­men­ta­ria tí­pi­ca me­xi­ca­na a tra­vés de si­lue­tas con­tem­po­rá­neas y atem­po­ra­les que ha­blen más de un con­tex­to cul­tu­ral na­cio­na­lis­ta que de tendencias glo­ba­les efí­me­ras. Ba­jo es­te mis­mo con­cep­to, el di­se­ña­dor tu­vo la li­ber­tad de pro­po­ner a Gru­po JULIO una idea de có­mo es la mu­jer hoy en día. “Me de­ja­ron por un la­do crear y, por otro la­do, par­ti­ci­par en las de­ci­sio­nes co­mer­cia­les. La co­lec­ción tie­ne esas par­ti­tu­ras de ser un mo­tor de as­pi­ra­ción y tam­bién de lle­gar a ser una pie­za con la que te iden­ti­fi­ques”, men­cio­nó. Co­mo pun­to de par­ti­da pa­ra su ins­pi­ra­ción, Can­cino re­cor­dó: “Mi re­la­ción con la ar­te­sa­nía y el te­ma de la na­tu­ra­le­za acom­pa­ña­ron mi vi­da. Mis pa­dres tu­vie­ron co­mo ne­go­cio fa­mi­liar jar­di­nes y vi­ve­ros y cre­cí cul­ti­van­do plan­tas; creo que es­to me in­fluen­ció a crear una oda a Mé­xi­co, co­mo sue­lo ha­cer en mi tra­ba­jo, a par­tir de cin­co es­pe­cies de ár­bo­les en­dé­mi­cas (y en pe­li­gro de ex­tin­ción): el ahuehue­te, el ahue­jo­te, el ár­bol de ma­ni­tas, la cei­ba y el sau­ce llo­rón”. Fran­cis­co re­co­no­ció que el len­gua­je de los ár­bo­les y el des­co­no­ci­mien­to que te­ne­mos so­bre ellos lo ins­pi­ró pa­ra ha­blar con la mo­da en un sen­ti­do más crea­ti­vo. “Al fi­nal hay un diá­lo­go en la his­to­ria de los ár­bo­les y me pa­re­ció la re­la­ción perfecta con el uni­ver­so in­dí­ge­na y có­mo trans­mi­ten sus co­no­ci­mien­tos. Fue el con­tex­to pa­ra crear es­ta co­lec­ción”, fi­na­li­zó. El re­sul­ta­do fue un ejem­plo de or­gu­llo na­cio­nal cohe­ren­te con su ins­pi­ra­ción, crea­ción e in­clu­so la cam­pa­ña pro­ta­go­ni­za­da por su mu­sa Ana Pau­la Va­lle y el fo­tó­gra­fo Do­rian Uli­ses Ló­pez. “Es co­mo una in­vi­ta­ción pa­ra la mu­jer pa­ra de­cir­le a dón­de po­de­mos lle­var JULIO. De re­pen­te es­ca­par un po­co de la sen­ci­llez y lle­gar a ese es­pí­ri­tu ar­tís­ti­co”. Y ha­blan­do de la par­te ar­tís­ti­ca, Tes­sa Ia uno de los ico­nos jó­ve­nes del ci­ne y la mú­si­ca acom­pa­ñó a Fran en es­ta se­sión. “Ad­mi­ro mu­cho a la gen­te que tie­ne un con­cep­to cla­ro y tal es el ca­so de Fran. Lo lle­va a ca­bo de la ma­ne­ra más ele­gan­te y mi­nu­cio­sa; es un ar­tis­ta”, com­par­tió. Si es­ta en­tre­ga tu­vie­ra un sound­track, Tes­sa la ima­gi­na­ría co­mo “al­go vin­ta­ge de los años 20, pe­ro con unos to­ques mo­der­nos y sin­te­ti­za­do­res”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.