EL ‘GOL DEL AGUA­NÍS’

Gra­cias a una ge­nia­li­dad de Raúl, el Real Ma­drid ven­ció al Vas­co da Ga­ma y con­si­guió su se­gun­da In­ter­con­ti­nen­tal lue­go de 38 años

Real Madrid - - Front Page - DIE­GO HER­NÁN­DEZ

En cues­tión de se­gun­dos, Raúl re­tro­ce­dió en el tiem­po y re­creó una de las ju­ga­das que más prac­ti­ca­ba du­ran­te su in­fan­cia, al ju­gar acom­pa­ña­do de sus amigos del ba­rrio: el ‘Gol del Agua­nís’. Gra­cias a di­cha ju­ga­da el Real Ma­drid ven­ció 2-1 al Vas­co da Ga­ma du­ran­te la Fi­nal de la Co­pa In­ter­con­ti­nen­tal de 1998.

Tu­vie­ron que pa­sar 38 años pa­ra que el equi­po me­ren­gue con­si­guie­ra su se­gun­do trofeo de es­te cer­ta­men. En es­ta oca­sión los blan­cos lle­ga­ban tras ganar su sép­ti­ma Li­ga de Cam­peo­nes de Eu­ro­pa an­te la Ju­ven­tus ita­lia­na, en tan­to que sus ri­va­les bra­si­le­ños arri­ba­ron co­mo Cam­peo­nes de la Co­pa Li­ber­ta­do­res, en cu­ya Fi­nal ven­cie­ron al Bar­ce­lo­na de Gua­ya­quil, Ecua­dor.

El par­ti­do fue vis­to­so de prin­ci­pio a fin, lo cual per­mi­tió que los dos cua­dros tu­vie­ran op­cio­nes de gol. Los bra­si­le­ños die­ron el pri­mer avi­so por me­dio de Ramón, quien sa­có un de­re­cha­zo, pe­ro el ar­que­ro ale­mán Bo­do Ill­gner re­cos­tó ha­cia su iz­quier­da pa­ra con­te­ner­lo.

Al mi­nu­to 25, Ro­ber­to Car­los reali­zó uno de sus clá­si­cos desbordes por la ban­da iz­quier­da y cuan­do se en­con­tra­ba en los lin­de­ros del área, sa­có un po­ten­te tiro-cen­tro, des­via­do in­vo­lun­ta­ria­men­te por la ca­be­za del vo­lan­te Na­sa, quien pro­du­jo el au­to­gol con el que los es­pa­ño­les se pu­sie­ron arri­ba.

El Gi­gan­te da Co­li­na res­pon­dió de in­me­dia­to con va­rios em­ba­tes, sien­do el más pe­li­gro­so una des­col­ga­da por la de­re­cha, la cual fue cor­ta­da por Fer­nan­do Hie­rro antes de que Os­mar Do­ni­ze­te em­pu­ja­ra el es­fé­ri­co.

Al inicio de la par­te com­ple­men­ta­ria, el Vas­co nue­va­men­te se lan­zó al fren­te y lue­go de un re­cha­ce de Ill­gner, el en­ton­ces juvenil Juninho Per­nam­bu- cano to­mó el es­fé­ri­co en el bor­de del área pe­nal y tras re­cor­tar a Fer­nan­do Re­don­do, sa­có un dis­pa­ro po­ten­te que en­tró en el ángulo su­pe­rior de­re­cho.

Con el em­pa­te par­cial, el equi­po bra­si­le­ño es­tu­vo más cer­ca de po­ner­se en ven­ta­ja con dos dis­pa­ros cru­za­dos de Na­sa, quien así tra­tó de la­var su error; des­pués hu­bo una op­ción más. Sin em­bar­go, a fal­ta de sie­te mi­nu­tos pa­ra el fi­nal del tiem­po re­gu­lar, apa­re­ció la jo­ven fi­gu­ra del Real Ma­drid: Raúl Gon­zá­lez.

Tras re­ci­bir un pa­se de 40 me­tros de Cla­ren­ce See­dorf y en un alar­de de san­gre fría, el ‘Án­gel de Ma­drid’ reali­zó dos re­cor­tes de zur­da den­tro del área y de­jó ti­ra­dos a mis­mo nú­me­ro de de­fen­so­res, tras lo cual ba­tió a Ger­mano, quien tam­bién se ha­bía ven­ci­do por di­chas fin­tas. Al tér­mino del en­cuen­tro, el pa­dre de Raúl, quien se en­con­tra­ba en el Es­ta­dio Na­cio­nal, in­for­mó que esa ju­ga­da era rea­li­za­da por su hi­jo des­de los 10 años de edad y sus ami­gui­tos la ha­bían bau­ti­za­do co­mo el ‘Gol del Agua­nís’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.