La­te­ral de fue­lle

Fue par­te de la ge­ne­ra­ción ‘Ye-ye’, jun­to a Ig­na­cio Zo­co, Ramón Grosso, Manuel Ve­láz­quez, ‘Pi­rri’ y ‘Pa­chín’, en­tre otros guia­dos por Pa­co Gen­to

Real Madrid - - Front Page - JORGE SAN­TA­MA­RÍA

Al igual que los vi­nos, la edad le sen­tó bien a Manuel San­chis (él no lo acen­túa; su hi­jo, sí) pa­ra con­ver­tir­se en re­fe­ren­te de la za­ga me­ren­gue du­ran­te la dé­ca­da de los 60.

Su pal­ma­rés co­mo ma­dri­dis­ta no es im­pre­sio­nan­te: cua­tro Li­gas, una Co­pa y la an­he­la­da Co­pa de Eu­ro­pa. Sin em­bar­go, “pen­san­do que lle­gué con 26 años al Ma­drid, es nor­mal mi re­tra­so en los tro­feos. Pe­ro es­toy muy con­ten­to con los que ob­tu­ve en la épo­ca que me to­có”, re­la­tó en una oca­sión el de­fen­sor.

Su his­to­ria en el fut­bol pro­fe­sio­nal co­men­zó en el ex­tin­to Con­dal (1957-61) y en el Va­lla­do­lid (1961-64), don­de se desem­pe­ñó co­mo me­dio y or­ques­ta­dor a la ofen­si­va; es­tas vir­tu­des fue­ron va­lo­ra­das por el Real Ma­drid, que en no­viem­bre de 1964 lo fi­chó.

De­bu­tó un año des­pués, a los 26 años, an­te el Va­len­cia en el San­tia­go Ber­na­béu, don­de los de blan­co de­rro­ta­ron a los ‘ches’ 3-0.

San­chis lle­gó co­mo una pro­me­sa en el me­dio­cam­po; sin em­bar­go, su for­ta­le­za fí­si­ca y la ha­bi­li­dad pa­ra se­car a los de­lan­te­ros ri­va­les lo re­ubi­ca­ron en la la­te­ral iz­quier­da, po­si­ción en la que se ga­nó su lu­gar co­mo em­ble­ma del Real Ma­drid.

En su pri­mer tor­neo (1964-65) ga­nó la Li­ga, y un año des­pués la Co­pa de Eu­ro­pa, al de­rro­tar 2-1 al Par­ti­zan de Yu­gos­la­via, en el Es­ta­dio Hey­sel Park de Bru­se­las.

Aque­lla vic­to­ria en Bél­gi­ca fue pa­ra Manuel: “la más en­tra­ña­ble, lo que pa­sa es que yo en esos mo­men­tos pen­sé que me for­ta­le­ce­ría, con­sa­gra­ría y que pen­sa­ría en ella pa­ra siem­pre”.

En 1966, San­chis for­mó par­te del Real Ma­drid de los ‘Ye-Ye’, com­pues­to por ju­ga­do­res jó­ve­nes co­mo: Ig­na­cio Zo­co, Ramón Grosso, Manuel Ve­láz­quez, ‘Pi­rri’ y ‘Pa­chín’, en­tre otros, guia­dos y ca­pi­ta­nea­dos por Pa­co Gen­to.

Con­ti­nuó con el equi­po blan­co por cua­tro años más, has­ta que en 1970 sus ser­vi­cios fue­ron re­que­ri­dos por el Cór­do­ba, don­de se re­ti­ró a los 34 años.

Aun­que no se re­ti­ró con la pla­ye­ra de sus amo­res, el za­gue­ro ase­gu­ra que “lo que yo hi­ce aquí es una ale­gría”; ade­más re­cal­ca: “Pa­ra mí el nú­me­ro 1 del mun­do siem­pre se­rá el Real Ma­drid”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.