Un sa­bio ca­na­rio

El ti­ner­fe­ño pro­ta­go­ni­zó una de las pri­me­ras ca­rre­ras con­trac­tua­les en­tre el Real Ma­drid y el Bar­ce­lo­na

Real Madrid - - Front Page - ÉD­GAR RO­DRÍ­GUEZ

En ju­nio de 1946, San­tia­go Ber­na­béu via­ja­ba a Bar­ce­lo­na. El tren hi­zo una es­ca­la en Reus y el en­ton­ces pre­si­den­te del Real Ma­drid ba­jó pa­ra com­prar un ejem­plar del pe­rió­di­co La Van­guar­dia. El di­ri­gen­te le­yó que un emi­sa­rio del Ba­rça sa­lió rum­bo a Las Pal­mas, en las Is­las Ca­na­rias, pa­ra fi­char a Luis Mo­lowny.

El in­te­rior de­re­cho de 21 años, se ha­bía he­cho fa­mo­so tras con­se­guir el Cam­peo­na­to re­gio­nal is­le­ño y ya era re­co­no­ci­do por va­rios equi­pos co­mo un buen pros­pec­to, in­clu­so el Atlé­ti­co de Ma­drid qui­so fi­char­lo pe­ro fra­ca­só.

Ber­na­béu te­le­fo­neó a Ja­cin­to Quin­co­ces, se­cre­ta­rio téc­ni­co del club, pa­ra que to­ma­ra un avión di­rec­to a Las Pal­mas y fi­cha­ra al jo­ven ca­na­rio antes de que lle­ga­ra el emi­sa­rio del equi­po ri­val. El ex ju­ga­dor y aho­ra di­ri­gen­te arri­bó a la is­la y pre­sen­ció un par­ti­do de prue­ba en el cual Mo­lowny no lu­ció; lla­mó a Ber­na­béu pa­ra dar­le su im­pre­sión, pe­ro es­te úl­ti­mo reite­ró la ins­truc­ción: ¡fí­cha­lo! De­bu­tó en la fe­cha 11 de 194647, en el clá­si­co an­te el Bar­ce­lo­na y anotó el gol del triunfo 2-1. Fe­cha de na­ci­mien­to: 12 de ma­yo de 1925 Lu­gar: San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe, España Fe­cha de fa­lle­ci­mien­to: 12 de fe­bre­ro de 2010 Po­si­ción: Vo­lan­te Tí­tu­los con el Real Ma­drid: - Cam­peón de Li­ga (3): 1953-54, 1954-55 y 1956-57 - Cam­peón de la Co­pa

del Rey (1): 1946-47 - Cam­peón de la Co­pa de Cam­peo­nes de Eu­ro­pa (2): 1955-56 y 1956-57

Es re­cor­da­do por una ac­tua­ción de an­to­lo­gía con­tra San Lorenzo, en 1946. El equi­po sud­ame­ri­cano lle­vó a una gi­ra por España a Ri­nal­do Mar­tino, Re­né Pon­to­ni y Án­gel Zu­bie­ta y va­pu­leó 4-1 al Atlé­ti­co de Ma­drid. Los ar­gen­ti­nos es­pe­ra­ban una vic­to­ria con­tra el Real, pe­ro un Mo­lowny ins­pi­ra­do fue el ar­tí­fi­ce del triunfo 4-1 so­bre la vi­si­ta. Zu­bie­ta di­jo de Luis: “Es uno de los más gran­des ju­ga­do­res que he vis­to nun­ca. En Bue­nos Ai­res cual­quier equi­po se los dispu­taría a pre­cio de oro”.

Lo apo­da­ban ‘El Man­gas’, por­que so­lía ju­gar con los pu­ños apre­ta­dos, aga­rran­do los ex­tre­mos de su ca­mi­sa. Afir­ma­ba que lo ha­cía por es­té­ti­ca, pe­ro otras ver­sio­nes apun­ta­ban que era por el frío de Ma­drid, al cual nun­ca aca­bó de acos­tum­brar­se.

Le to­có vi­vir la épo­ca de se­quía, en­tre 1947 y 1953; pe­ro tam­bién la de la con­quis­ta de las dos pri­me­ras Co­pas de Eu­ro­pa.

Co­mo téc­ni­co del Real ga­nó tres Li­gas, dos Co­pas del Rey y, dos Co­pas UEFA; tam­bién fue di­rec­tor de­por­ti­vo y, en 2001, fue re­co­no­ci­do con la In­sig­nia de Oro y Bri­llan­tes del Real por par­te del pre­si­den­te Flo­ren­tino Pé­rez.

DU­RA­DE­RO.

Co­mo ju­ga­dor o téc­ni­co, Luis rin­dió más de lo es­pe­ra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.