AL FIN, LA QUIN­TA PA­RA EL BA­YERN

AR­JEN ROB­BEN PA­SÓ DE VI­LLANO A HÉROE AL ANO­TAR EL GOL DEL TÍ­TU­LO QUE EN­CUM­BRÓ AL ME­JOR EQUI­PO EU­RO­PEO

Apertura 2013 - - VERACRUZ -

GILBERTO VAR­GAS

Ya ha­bía em­pa­ta­do al Ben­fi­ca y a la Ju­ven­tus, co­mo los equi­pos con más fi­na­les per­di­das de la Li­ga de Cam­peo­nes, al caer un año an­tes en su pro­pia ca­sa an­te el Chel­sea, pe­ro el Ba­yern Mu­nich no qui­so ser el má­xi­mo de­rro­ta­do en so­li­ta­rio y con­tó con un hom­bre que pa­só de ser el ‘mal que­ri­do’, al ‘bien ama­do’, Ar­jen Rob­ben.

El ho­lan­dés ha­bía si­do de­ci­si­vo en las fi­na­les per­di­das, pri­me­ro por Ho­lan­da en el Mun­dial Su­dá­fri­ca 2010 an­te Es­pa­ña, y lue­go en la edi­ción 2011-12 de la Cham­pions por el cua­dro bávaro an­te los Blues, al fa­llar ju­ga­das cla­ve que mar­ca­ron el rum­bo de la his­to­ria.

Rob­ben pa­re­cía vol­ver a ser el vi­llano, cuan­do fa­lló en un par de mano a mano an­te Ro­man Wei­den­fe­ller, quien hi­zo re­cor­dar a Iker Ca­si­llas o Petr Cech, quien has­ta le pa­ró un pe­nal­ti al ho­lan­dés ha­ce un año.

Sin em­bar­go, cuan­do el tiem­po re­gu­lar ex­pi­ra­ba, la for­tu­na le son­rió al zur­do y con el par­ti­do em­pa­ta­do 1-1, el ju­ga­dor in­gre­só al área de los de ama­ri­llo y ne­gro y an­te la sa­li­da del por­te­ro del Dort­mund tra­tó de cru­zar­lo, pe­gán­do­le mal al ba­lón, pe­ro con la su­fi­cien­te co­lo­ca­ción pa­ra que en­tra­ra. RE­VAN­CHA. Ar­jen no de­jó de son­reír con la ‘Ore­jo­na’ en sus ma­nos, tras la conquista de los ro­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.