FES­TIN DE ATRO­PE­LLOS

El ar­bi­tra­je fa­vo­re­ció des­ca­ra­da­men­te a Ita­lia an­te Es­pa­ña, que ter­mi­nó do­ble­ga­da con sie­te ti­tu­la­res le­sio­na­dos, ju­ga­das y go­les inex­pli­ca­ble­men­te anu­la­dos

Record - Todo Sobre Sudafrica - - Los Numeros De La Copa - ÉD­GAR RO­DRÍ­GUEZ

Ita­lia! ¡ Hay que ven­cer a Es­pa­ña!”, la pro­cla­ma re­so­nó, día y no­che, por los al­ta­vo­ces co­lo­ca­dos en las ca­lles de Florencia en la vís­pe­ra del 31 de ma­yo de 1934, fe­cha del en­fren­ta­mien­to en­tre Ita­lia y Es­pa­ña en los Cuar­tos de Fi­nal de la se­gun­da Co­pa del Mun­do. Es­te due­lo pa­só a la his­to­ria co­mo uno de los más po­lé­mi­cos en los Mun­dia­les.

Des­de 1932, cuan­do se de­sig­nó a Ita­lia co­mo an­fi trio­na del Mun­dial de 1934, Mus­so­li­ni ya sa­bía que el equi­po lo­cal, co­mo re­pre­sen­tan­te del ré­gi­men fas­cis­ta im­pe­ran­te, de­bía de­mos­trar su­pre­ma­cía so­bre el res­to del mun­do.

La es­cua­dra me­di­te­rrá­nea ga­nó la me­da­lla de bron­ce en las olim­pia­das de 1928. Pe­ro aho­ra no pue­den per­mi­tir­se el lu­jo de un ter­cer lu­gar. Por eso, Vit­to­rio Poz­zo, en­tre­na­dor del on­ce ita­liano, no du­da en re­for­zar­se con los ju­ga­do­res ar­gen­ti­nos En­ri­que Guai­ta, Rai­mun­do Or­si y Luis Mon­ti, és­te úl­ti­mo ha­bía mi­li­ta­do con la se­lec­ción ar­gen­ti­na en Uru­guay 1930.

Es­pa­ña es el pri­mer ri­val real­men­te com­pli­ca­do pa­ra la es­cua­dra ‘ az­zu­rra’. En los Oc­ta­vos Ita­lia arro­lló 7-1 a Es­ta­dos Uni­dos, mien­tras los ibé­ri­cos sor­pren­die­ron al de­rro­tar 3-1 a Bra­sil.

Mus­so­li­ni pre­sen­ció el par­ti­do des­de un palco en el es­ta­dio Gio­van­ni Ber­ta; sus hom­bres, co­no­ci­dos co­mo Ca­mi­sas Ne­gras, lo acom­pa­ñan. Ita­lia no po­día per­der es­te par­ti­do. El ar­bi­tro fue Louis Baert, de Bél­gi­ca.

Los es­pa­ño­les se fue­ron al fren­te al mi­nu­to 30. En­ton­ces, la de­ses­pe­ra­ción ha­ce pre­sa de los lo­ca­les. A tres mi­nu­tos pa­ra el fi n del pri­mer tiem­po, Ita­lia co­bró un ti­ro li­bre. El ar­que­ro Za­mo­ra brin­có pa­ra des­pe­jar con el pu­ño, pe­ro re­ci­be la car­ga de Schia­vo y Fe­rra­ri. És­te úl­ti­mo em­pu­jó la pe­lo­ta al fon­do de la por­te­ría ri­val an­te el be­ne­plá­ci­to del ár­bi­tro.

Tras el tiem­po re­gu­lar y dos pró­rro­gas, el par­ti­do ter­mi­nó em­pa­ta­do y se pro­gra­mó un due­lo de des­em­pa­te.

El 1 de ju­nio la se­lec­ción es­pa­ño­la que en­fren­tó a Ita­lia ya no es la mis­ma. Sie­te ju­ga­do­res su­frie­ron los es­tra­gos de la ru­de­za ita­lia­na en el jue­go an­te­rior, en­tre ellos el ‘ Di­vino’ Za­mo­ra, es­tre­lla del par­ti­do an­te­rior.

El jue­go fue un fes­tín de atro­pe­llos ba­jo el ar­bi­tra­je del sui­zo Re­né Mer­cet. El gol ita­liano ca­yó en una ju­ga­da que los es­pa­ño­les re­cla­man co­mo fue­ra de lu­gar. Mi­nu­tos des­pués les anu­lan a ellos un par de ju­ga­das cla­ras de gol, por off-si­de. Bosh se las­ti­mó el to­bi­llo y de­ja a su se­lec­ción con 10 hom­bres. Cam­pa­nal dis­pa­ró des­de lar­ga dis­tan­cia, pa­re­ce fá­cil pa­ra Com­bi, pe­ro la pe­lo­ta en­tra. El ár­bi­tro anu­ló la ano­ta­ción y na­die su­po por qué. Al re­ci­bir los re­cla­mos de los es­pa­ño­les, el juez se en­co­gió de hom­bros y di­ri­gió una mi­ra­da pre­ña­da de te­mor ha­cia uno de los pal­cos.

“ Es­pa­ña no po­día ga­nar es­te en­cuen­tro por va­rias ra­zo­nes fá­ci­les de com­pren­der, y cla­ro que no lo ga­nó, lo per­dió”, sen­ten­ció al día si­guien­te el pe­rio­dis­ta ita­liano Pie­tro Caz­zo. Aún fal­tan dos jue­gos, pe­ro ya na­die tie­ne du­das, Ita­lia se­rá cam­peón del mun­do, cues­te lo que cues­te.

En la Se­mi­fi nal de­rro­tan a Aus­tria por la mí­ni­ma di­fe­ren­cia. El es­ce­na­rio pa­ra su co­ro­na­ción no pu­do ser me­jor, el Es­ta­dio del Par­ti­do Fas­cis­ta re­gis­tró una asis­ten­cia de 45 mil es­pec­ta­do­res. Che­cos­lo­va­quia do­mi­nó gran par­te del par­ti­do, pe­ro los ‘ sol­da­dos’ de Ita­lia vi­nie­ron de atrás pa­ra con­se­guir la vic­to­ria en tiem­po ex­tra.

POR DE­CRE­TO. Giu­sep­pe Meaz­za car­ga la ban­de­ra ita­lia­na an­tes de la Fi­nal con­tra Che­cos­lo­va­quia ( arri­ba), don­de se im­pu­sie­ron los ‘ az­zu­rri’ ( cen­tro), que fue­ron ayu­da­dos por el ré­gi­men fas­cis­ta ( abajo).

EL ES­TA­DIO NA­CIO­NAL PNF lu­ció ple­tó­ri­co el día de la Fi­nal.

DO­LO­RO­SA DE­RRO­TA. Al caer an­te Es­ta­dos Uni­dos 4-2, en Roma, Mé­xi­co que­dó fue­ra de Ita­lia 34; Al­do Do­ne­lli fue el au­tor de los cua­tro tan­tos es­ta­dou­ni­den­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.