En­fren­tan mar de adversidad

Con to­dos los fac­to­res en con­tra se pre­sen­tó la Se­lec­ción Me­xi­ca­na en Sui­za y aún así le plan­tó ca­ra a Fran­cia an­tes de ser acu­chi­lla­dos por el ár­bi­tro es­pa­ñol Asen­si

Record - Todo Sobre Sudafrica - - El Tri - DAVID CÁ­LIZ

La suer­te le vol­teó la ca­ra a la Se­lec­ción Me­xi­ca­na, in­clu­so an­tes de que el Mun­dial de Sui­za 1954 arran­ca­ra. La de­va­lua­ción del pe­so en abril de ese año, de 8.64 pe­sos a los 12.50 por dó­lar es­ta­dou­ni­den­se, obli­gó a en­viar una es­cua­dra de so­la­men­te 19 me­xi­ca­nos en lu­gar de los 22 re­gis­tra­dos an­te la FIFA.

“ Al­go afec­tó ( la de­va­lua­ción) fui­mos 19 y en Mé­xi­co se que­da­ron José An­to­nio Ro­ca y Ma­rio Ochoa, que ha­bían si­do mun­dia­lis­tas en Bra­sil 1950 y Ra­nul­fo Cortés, con la idea de que si se ne­ce­si­ta­ba a al­guno pues lo man­da­rían”, ex­pli­có José Luis La­ma­drid, de­lan­te­ro ti­tu­lar de aque­lla es­cua­dra.

“ So­la­men­te ju­ga­mos tres par­ti­dos de pre­pa­ra­ción an­tes del Mun­dial, to­dos en Mé­xi­co, con­tra el To­lu­ca, Ne­ca­xa y el Puebla, tal vez eso fue en par­te, por la cues­tión eco­nó­mi­ca de ese año”, agre­gó el In­ge­nie­ro.

En­fren­tar a los bra­si­le­ños en una can­cha de fut­bol co­lo­ca a sus con­trin­can­tes an­te una in­mi­nen­te de­rro­ta, la dis­tan­cia de in­fra­es­truc­tu­ra en aque­lla épo­ca era abis­mal.

“ Por ejem­plo, Bra­sil en esa épo­ca ya lle­va­ba psi­có­lo­go, co­ci­ne­ro, ki­ne­sió­lo­go, pre­pa­ra­dor fí­si­co, de to­do y no­so­tros es­tá­ba­mos le­jos de eso, so­la­men­te iba don An­to­nio ( López He­rranz) y el ‘ Vie­jo’ Ma­nuel Ar­te­ro que era nues­tro ma­sa­jis­ta, uti­le­ro y has­ta doc­to­ra co­ra­zón, eso te ha­bla de la li­mi­ta­ción con la que iba el equi­po”, re­cor­dó La­ma­drid.

Las al­tas pro­ba­bi­li­da­des de re­sul­tar go­lea­dos sa­lie­ron a la luz cuan­do la es­cua­dra az­te­ca de­bió en­ca­rar a los ca­rio­cas en su pri­mer par­ti­do, don­de in­clu­so el áni­mo de los ju­ga­do­res az­te­cas era pe­si­mis­ta.

“ No va­mos a ha­cer na­da. Ve­ni­mos a Sui­za pa­ra se­guir la tra­di­ción de que Mé­xi­co es­té pre­sen­te en to- das las gran­des ma­ni­fes­ta­cio­nes in­ter­na­cio­na­les. Creo que Hun­gría va a ga­nar la Co­pa y que Bra­sil es in­fe­rior a ellos”, de­cla­ró ‘ La Pina’ Are­llano en ese en­ton­ces.

“ Un se­ñor ( Ma­nuel Seyde) que en paz des­can­se nos pu­so los ‘ ra­ton­ci­tos ver­des’, di­go de muy ma­la le­che, de muy mal gus­to, por que en pri­mer lu­gar pa­ra juz­gar tie­nes que so­pe­sar las co­sas, no­so­tros no lle­vá­ba­mos pre­pa­ra­dor fí­si­co, ca­re­cía­mos de mu­chas co­sas, un via­je lo ha­cías en dos o tres trans­bor­des, ho­te­les de tres es­tre­llas… ha­bía gra­ti­fi ca­cio­nes, no ha­bía los suel­dos que hay aho­ri­ta, no ha­bía ro­ce in­ter­na­cio­nal”, se­ña­ló el ar­que­ro An­to­nio Car­ba­jal.

La­ma­drid re­cuer­da que ha­bía un ju­ga­dor bra­si­le­ño lla­ma­do Ju­lin­ho, quien lo de­jó bo­quia­bier­to.

“ Ya per­día­mos 4-0 y en el se­gun­do tiem­po to­mó un ba­lón y lan­zó un ti­ro im­pre­sio­nan­te que se fue a me­ter a la hor­qui­lla”, co­men­tó con asom­bro.

Qui­zás la in­fe­rio­ri­dad am­plia­men­te co­no­ci­da del fut­bol me­xi­cano en com­pa­ra­ción con el bra­si­le­ño ayu­dó a que na­die se sin­tie­ra de­cep­cio­na­do, ca­so con­tra­rio al que se vi­vió an­te el en­fren­ta­mien­to con­tra los fran­ce­ses, don­de los pro­nós­ti­cos ge­ne­ra­les apun­ta­ban a una po­si­ble vic­to­ria o por lo me­nos al em­pa­te que los me­xi­ca­nos prác­ti­ca­men­te ya te­nían en la bol­sa.

“ Vino a ver­nos un pe­rio­dis­ta de L’Equi­pe, quien de­cía que si to­dos los ju­ga­do­res me­xi­ca­nos eran co­mo el por­te­ro An­to­nio Car­ba­jal y el de­lan­te­ro La­ma­drid, Fran­cia no iba a te­ner

un día de cam­po en Gi­ne­bra el 19 de ju­nio de 1954, por eso me acuer­do de esa fe­cha”, re­cor­dó La­ma­drid.

Sin em­bar­go, aun­que pa­ra aque­llos años los fran­ce­ses no eran la po­ten­cia de­por­ti­va que ac­tual­men­te son, de­cir que su téc­ni­ca era po­bre al la­do que la de nues­tros con­na­cio­na­les, re­sul­ta ab­sur­do y así lo de­mos­tra­ron con un jue­go, que si bien no se des­ta­có por su es­pec­ta­cu­la­ri­dad, si de­jó en cla­ro que los com­pe­ti­do­res es­ta­ban en con­di­cio­nes más que si­mi­la­res.

“ Do­mi­na­mos 60 ó 70 mi­nu­tos aun­que íba­mos abajo 1-0 y lue­go vino el au­to­gol de Raúl Cár­de­nas, ve­nía­mos cues­ta arri­ba y me­tí mi gol, en una ju­ga­da en don­de me dan el ba­lón, se la atra­so a José ‘ Che­pe’ Na­ran­jo, quien me man­da un pa­se a pro­fun­di­dad, sa­có al ar­que­ro y se la ti­ro a un la­do.

“ Más ade­lan­te en una pa­red en­tre To­más Bal­cá­zar y yo, To­más hi­zo el 2-2 y po­co des­pués de eso re­pe­ti­mos la mis­ma ju­ga­da y Fra­nçois Re­met­ter le hi­zo un pa­ra­dón a Bal­cá­zar y en el des­pe­je vino la ju­ga­da en don­de Nar­ci­so ‘ Chi­cho’ López ta­pó el dis­pa­ro con el pe­cho y se mar­có co­mo pe­nal­ti ( el del 3-2 fi nal ad­ver­so)”, de­ta­lló el in­ge­nie­ro.

Los ga­los se lle­va­ron la vic­to­ria gra­cias a un pe­nal­ti pi­ta­do por el ár­bi­tro Ma­nuel Asen­si, quien fue du­ra­men­te cri­ti­ca­do y quien in­clu­so de­bió ser es­col­ta­do por po­li­cías fue­ra del es­ta­dio, ya que la in­con­for­mi­dad de los fa­ná­ti­cos los lle­vó a brin­car a la can­cha.

“ Me me­tí al ves­ti­dor enoja­do, muy mo­les­to, muy in­có­mo­do, so­bre to­do por la for­ma en que per­di­mos ese par­ti­do, el au­to­gol de Raúl Cár­de­nas, la ju­ga­da de Chi­cho López que, muy va­lien­te se ti­ró pa­ra ta­par un ti­ro que ya es­ta­ba yo ahí hin­ca­do pa­ra es­pe­rar­lo, le pe­gó en el pe­cho y el ár­bi­tro un es­pa­ñol, Asen­si, mar­có el pe­nal... pues es­ta­ba mo­les­to, to­dos es­ta­ban mo­les­tos”, re­cor­dó ‘ La ‘ To­ta’ a 55 años de dis­tan­cia.

“ El pe­nal­ti fue un re­ga­lo pa­ra los fran­ce­ses quie­nes no me­re­cían ga­nar”, ase­gu­ró el ge­ne­ral Nú­ñez.

AU­TO­GOL DE CÁR­DE­NAS. El güe­ro se ba­rrió pa­ra cor­tar un cen­tro fran­cés por de­re­cha y tu­vo el in­for­tu­nio de man­dar el ba­lón al fon­do de las re­des pa­ra ven­cer la es­ti­ra­da de Car­ba­jal, quien de reojo ve co­mo el ba­lón in­gre­sa en su ca­ba­ña. Fue el 2-0 pa­ra los ga­los.

EL BO­LE­TO. El com­bi­na­do me­xi­cano que ven­ció por do­ble par­ti­da a Es­ta­dos Uni­dos en el Es­ta­dio Ciu­dad de los De­por­tes ( hoy Azul).

DE­BUT EN GI­NE­BRA. Sin el le­sio­na­do ar­que­ro An­to­nio Car­ba­jal, re­em­pla­za­do por Sal­va­dor Mo­ta, la Se­lec­ción que ali­neó con­tra Bra­sil.

EL GOL DE LA­MA­DRID. El In­ge­nie­ro mar­có el pri­me­ro de los me­xi­ca­nos so­bre la sa­li­da del me­ta Re­met­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.