GUE­RRA POR HU­MOR DE TRUMP E

La cri­sis que desató el ata­que quí­mi­co, en Si­ria, es­tá lle­van­do al re­gre­so de la Gue­rra Fría; el Krem­lin di­ce que no se pue­de po­ner en ries­go la paz por el tem­pe­ra­men­to del mag­na­te

Record - - MUNDO -

l vi­ce­pri­mer mi­nis­tro ru­so, Ar­kady Dvor­ko­vich, hi­zo fren­te a la li­ge­re­za con que Trump de­cla­ra gue­rras en Twit­ter, y agre­gó que el mun­do no pue­de so­me­ter­se al la­do de la ca­ma en que se le­van­ta una per­so­na.

El presidente de Es­ta­dos Uni­dos tui­teó, ha­ce tres días, una ame­na­za con­tra el país go­ber­na­do por Vla­di­mir Pu­tin, di­cien­do que se pre­pa­ra­ran pa­ra de­te­ner nue­vos, lin­dos e in­te­li­gen­tes mi­si­les en con­tra del ré­gi­men si­rio.

An­te el atre­vi­mien­to de Do­nald Trump, Dvor­ko­vich in­ves­ti­gó la ac­ti­vi­dad ‘tui­te­ra’ del re­pu­bli­cano y lle­gó a la con­clu­sión de que las re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les no pue­den de­pen­der del es­ta­do de áni­mo con que se des­pier­te una per­so­na. Más aún cuan­do la Ca­sa Blan­ca ni si­quie­ra ha­bía to­ma­do una de­ci­sión deā­ni­ti­va so­bre su pos­tu­ra an­te los ata­ques quí­mi­cos que Bas­har al As­sad, presidente si­rio, ha­bría per­pe­tra­do con­tra la po­bla­ción ci­vil.

Más tar­de, en la mis­ma red so­cial, Do­nald Trump se ‘echa­ría pa­ra atrás’ en su ame­na­za y en­via­ría men­sa­jes más cal­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.