‘Aho­ri­ta no es un día de fes­te­jo, es­ta­mos de lu­to’

Reforma - - NACIONAL - JOR­GE RICARDO

JU­CHI­TÁN.- La no­che del 15 de septiembre fue só­lo una pau­sa pa­ra Da­niel Her­nán­dez.

Tra­ba­ja co­mo me­se­ro en Hua­tul­co y va de raid en raid ha­cia Chia­pas, don­de vi­ve su fa­mi­lia, de la que no sa­be na­da des­de el día del tem­blor.

Sin bol­sas ni ma­le­tas lle­gó al al­ber­gue del Tec­no­ló­gi­co del Ist­mo y pi­dió una col­cho­ne­ta. “Voy a ver si mi ma­má, si mi pa­pá de ca­sua­li­dad es­tán. No sé ab­so­lu­ta­men­te na­da de ellos”, di­ce.

“El se­ñor Pre­si­den­te (En­ri­que Pe­ña) vino a Oa­xa­ca, pe­ro nun­ca vol­teó a ver Bahías de Hua­tul­co. Nos tie­ne ol­vi­da­dos. Ahí se ca­ye­ron tres ho­te­les y es­to no lo di­ce na­die más que yo, yo lo vi­ví”, ex­ter­na.

Ca­da 15 de septiembre, en Ju­chi­tán fes­te­ja­ban las fies­tas pa­trias con gar­na­chas, tos­ta­das, tla­yu­das y bai­le.

“Aho­ri­ta no se pue­de ce­le­brar, por la gen­te que per­dió la vi­da. Hay que guar­dar silencio”, pien­sa Da­niel.

Ana Ma­ría Val­di­vie­so se es­pan­ta los mos­cos en la se­mios­cu­ri­dad de los jar­di­nes del Tec­no­ló­gi­co, fren­te a las ca­sas de cam­pa­ña don­de duer­me su fa­mi­lia.

“Año tras año es­ta­mos en el Pa­la­cio Mu­ni­ci­pal”, di­ce.

Cer­ca de la me­dia­no­che, en las ca­lles ya hay gen­te dur­mien­do en la ban­que­ta. Sin em­bar­go, a un la­do de los es­com­bros del Ayun­ta­mien­to, un es­pon­tá­neo to­ma una ban­de­ra y suel­ta su aren­ga:

“¡Vi­va Mé­xi­co! ¡Vi­va Hi­dal­go! ¡Vi­va Jo­se­fa Or­tiz de Do­mín­guez! ¡Vi­va Allen­de! ¡Vi­va Za­ra­go­za! ¡Y vi­va Ju­chi­tán, Vi­va Ju­chi­tán!”.

Al­gu­nos que pa­san o se en­cuen­tran por el si­tio lo acom­pa­ñan en el gri­to, pe­ro lue­go, vuel­ve el silencio.

En el al­ber­gue, la ju­chi­te­ca Ro­cío Sán­chez di­ce: “Aho­ri­ta no es un día de fes­te­jo. Es­ta­mos de lu­to”, la­men­ta. An­tes de las 12 de la no­che, el Himno sue­na. Lo pu­so en su ce­lu­lar un po­li­cía que, jun­to con sol­da­dos, res­guar­da el ac­ce­so al al­ber­gue. So­nó ba­ji­to y no lo can­tó na­die.

Ata­via­do con un som­bre­ro de fies­tas pa­trias, un niño y su fa­mi­lia pa­san fren­te a lo que que­dó de la Al­cal­día de Ju­chi­tán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.