Acu­mu­la 15 car­gos Eu­ge­nio Hernández

Com­pró un pre­dio de mil 600 hec­tá­reas, con pres­ta­nom­bres, a pre­cio de gan­ga

Reforma - - PORTADA - Be­ni­to LÓ­PEZ

CIU­DAD VIC­TO­RIA.- A la vez que ayer le dic­ta­ron au­to de for­mal pri­sión al ex Go­ber­na­dor ta­mau­li­pe­co Eu­ge­nio Hernández por pe­cu­la­do y la­va­do de di­ne­ro, su de­fen­sa re­ve­ló que le in­for­ma­ron que hay otras 14 ave­ri­gua­cio­nes pen­dien­tes en su con­tra.

Los ca­sos es­tán a car­go de la Fis­ca­lía Es­pe­cia­li­za­da pa­ra el Com­ba­te a la Co­rrup­ción del Go­bierno de Ta­mau­li­pas, que en­ca­be­za el pa­nis­ta Fran­cis­co Gar­cía Ca­be­za de Va­ca, quien asu­mió ha­ce un año, en oc­tu­bre de 2016.

An­to­nio Co­lla­do, uno de los abo­ga­dos de los tres bu­fe­tes que re­pre­sen­tan a Hernández, ase­gu­ró que des­co­no­cían esas in­da­ga­to­rias y que ayer no ob­tu­vie­ron de­ta­lles de la Fis­ca­lía.

“El Fis­cal di­jo que ha­bía 14 ave­ri­gua­cio­nes nue­vas que tam­po­co nos han no­ti­fi­ca­do”.

La de­fen­sa ase­gu­ró que se en­te­ró ayer a las 11:00 ho­ras du­ran­te la au­dien­cia en que se dic­tó for­mal pri­sión a Hernández, quien pre­sen­ció el ac­to tras una re­ji­lla.

Las nue­vas in­da­ga­to­rias, aña­dió, se su­ma­rán a la de pe­cu­la­do y ope­ra­cio­nes con re­cur­sos de pro­ce­den­cia ilí­ci­ta, por la que el priis­ta fue de­te­ni­do y en­car­ce­la­do en es­ta ciu­dad, de la que fue Al­cal­de.

El vier­nes de la se­ma­na pa­sa­da fue in­ter­cep­ta­do cuan­do via­ja­ba a Za­ca­te­cas en una mo­to BMW.

Den­tro de la cau­sa pe­nal 67/2017, la Fis­ca­lía acu­sa a Hernández de apro­piar­se en 2007 de un te­rreno de mil 600 hec­tá­reas en Al­ta­mi­ra, que fue pa­tri­mo­nio es­ta­tal has­ta 2002, cuan­do To­más Ya­rring­ton era Go­ber­na­dor.

El pre­dio, que tiene un va­lor ac­tual de más de mil 580 mi­llo­nes de pe­sos, fue ad­qui­ri­do por Hernández du­ran­te su Ad­mi­nis­tra­ción (2005-2010), a tra­vés de un pres­ta­nom­bres, en só­lo 16 mi­llo­nes de pe­sos.

El abo­ga­do del priis­ta ase­gu­ró que, an­te las nue­vas in­ves­ti­ga­cio­nes, in­ter­pon­drán jui­cios de am­pa­ro an­te las ins­tan­cias fe­de­ra­les pa­ra com­ba­tir una po­si­ble reaprehen­sión en ca­so de con­se­guir la li­ber­tad de su clien­te.

“Des­gra­cia­da­men­te, al no ha­ber si­do no­ti­fi­ca­dos de es­te pro­ce­di­mien­to de pe­cu­la­do y la­va­do de di­ne­ro”, ex­pre­só, “es­pe­ra­mos que el sis­te­ma del Es­ta­do, el Fis­cal, si­ga pro­ce­dien­do de for­ma irre­gu­lar e ile­gal en con­tra nues­tra”.

La for­mal pri­sión le fue dic­ta­da a Hernández por el juez se­gun­do pe­nal, Juan Manuel Ham Cortés, en una au­dien­cia en la que el ex Go­ber­na­dor fue re­pre­sen­ta­do por los abo­ga­dos Co­lla­do, Juan Jor­ge Ol­ve­ra Re­yes y Ra­fael Ro­drí­guez Agui­lar.

Al sa­lir del pe­nal, cer­ca de las 11:50 ho­ras, Co­lla­do di­jo que no fue­ron com­pro­ba­dos los de­li­tos por los que se dic­tó pri­sión y que la Pro­cu­ra­du­ría y la Fis­ca­lía uti­li­za­ron fir­mas y tes­ti­gos fal­sos.

Es­ta­ble­ce de­cre­to que el in­mue­ble re­gre­sa­rá al Es­ta­do si se usa con otro fin

CIU­DAD VIC­TO­RIA.- El ex Go­ber­na­dor de Ta­mau­li­pas Eu­ge­nio Hernández de­be­rá re­gre­sar el pre­dio de mil 600 hec­tá­reas en el Puer­to In­dus­trial de Al­ta­mi­ra del que se apro­pió­du­ran­te su ges­tión.

Un de­cre­to apro­ba­do por el Con­gre­so lo­cal en 2001, seis años an­tes de que el Man­da­ta­rio ad­qui­rie­ra las tie­rras a pre­cio sub­va­lua­do, es­ta­ble­ce que el bien in­mue­ble re­gre­sa­rá a la Ha­cien­da Pú­bli­ca es­ta­tal en ca­so de que se des­ti­ne a un fin dis­tin­to al au­to­ri­za­do.

“El pre­dio, cu­ya afec­ta­ción se au­to­ri­za, se des­ti­na­rá pa­ra la rea­li­za­ción de los fi­nes pro­pios del Fi­dei­co­mi­so ‘Nue­vo San­tan­der’”, se­ña­la el do­cu­men­to.

El de­cre­to, con fe­cha del 30 de ma­yo de 2001, fue apro­ba­do por la Quin­cua­gé­si­ma Sép­ti­ma Le­gis­la­tu­ra de Ta­mau­li­pas du­ran­te el Go­bierno de To­más Ya­rring­ton y en­tró en vi­gor al día si­guien­te de su pu­bli­ca­ción en el Pe­rió­di­co Ofi­cial del Es­ta­do.

El fi­dei­co­mi­so al que se re­fie­re el tex­to es­ta­ble­ce que los te­rre­nos se­rían des­in­cor­po­ra­dos de la pro­pie­dad es­ta­tal siem­pre y cuan­do se fo­men­ta­ra el desa­rro­llo in­dus­trial del Es­ta­do.

Sin em­bar­go, has­ta aho­ra, en los te­rre­nos no se ha cons­trui­do nin­gún ti­po de in­fra­es­truc­tu­ra des­ti­na­da a la ex­plo­ta­ción in­dus­trial y si­guen igual que cuan­do fue­ron des­in­cor­po­ra­dos.

En 2002, Ya­rring­ton apo­yó en el Con­gre­so del Es­ta­do que se en­tre­ga­ran las mil 600 hec­tá­reas que ha­bía do­na­do el Go­bierno fe­de­ral a di­cho fi­dei­co­mi­so.

Lue­go de pu­bli­car­se el de­cre­to en el Pe­rió­di­co Ofi­cial de Ta­mau­li­pas, el 19 de ju­nio de ese año, el fi­dei­co­mi­so ven­dió las ex­ten­sio­nes de tie­rra a Ma­te­ria­les y Cons­truc­ción Vi­lla de Agua­yo, una em­pre­sa de Fernando Cano Mar­tí­nez, pre­sun­to pres­ta­nom­bres de Ya­rring­ton.

Por el lo­te, Cano pa­gó un pre­cio sub­va­lua­do de 14 mi­llo­nes de pe­sos, cuan­do el va­lor real ese año era de 866 mi­llo­nes de pe­sos, y ac­tual­men­te es de mil 584 mi­llo­nes.

Ya co­mo Go­ber­na­dor Eu­ge­nio Hernández, en 2007, la em­pre­sa de Cano lle­vó a ca­bo una operación de ven­ta de los te­rre­nos a GMC, S. A. de C. V. de Al­ta­mi­ra, pro­pie­dad de Al­ber­to Ber­lan­ga Bo­la­do, pres­ta­nom­bres de Hernández, a un va­lor de 16 mi­llo­nes de pe­sos.

Por es­ta trian­gu­la­ción de las mil 600 hec­tá­reas que se hi­zo en fa­vor del ex Go­ber­na­dor, ayer el juez se­gun­do pe­nal, Juan Manuel Ham Cortés, le dic­tó au­to de for­mal pri­sión.

Hernández fue de­te­ni­do el pa­sa­do vier­nes tras cum­pli­men­tar­se una or­den de aprehen­sión en su con­tra por los de­li­tos de pe­cu­la­do y ope­ra­cio­nes con re­cur­sos de pro­ce­den­cia ilí­ci­ta que le fin­ca la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción.

El ex Man­da­ta­rio es­tu­vo tras una re­ji­lla en la au­dien­cia.

Car­tu­li­nas en apo­yo al ex Go­ber­na­dor Eu­ge­nio Hernández fue­ron co­lo­ca­das ayer en el pe­nal de Ciu­dad Vic­to­ria por su­pues­tos be­ne­fi­cia­rios de su ges­tión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.