Par­ten Mo­re­na y PRD la ALDF

Reforma - - PORTADA - Sa­muel adam

Sin sis­te­ma elec­tró­ni­co, con vo­ta­cio­nes a mano al­za­da y du­das so­bre el quó­rum, la Asam­blea Le­gis­la­ti­va de la CDMX se­sio­nó ayer y apro­bó tres dic­tá­me­nes.

Se tra­tó de la ter­ce­ra se­sión en una se­ma­na en la que la pug­na por la pre­si­den­cia de la me­sa di­rec­ti­va entre Mo­re­na y el res­to de las ban­ca­das –en­ca­be­za­das por el PRD– ha su­mi­do en una cri­sis el tra­ba­jo le­gis­la­ti­vo.

La Co­mi­sión de Go­bierno, di­ri­gi­da por Leo­nel Lu­na, del PRD –par­ti­do que des­de tem­prano ocu­pó la tri­bu­na para evi­tar que Mo­re­na la to­ma­ra–, re­cha­zó la pe­ti­ción de los mo­re­nis­tas de ele­gir un nue­vo pre­si­den­te de la me­sa.

Es­to de­ri­vó en la pro­tes­ta de los mo­re­nis­tas con me­gá­fo­nos y pan­car­tas debajo de la tri­bu­na.

Mien­tras tan­to, los de­más par­ti­dos apro­ba­ron tres dic­tá­me­nes. Aunque ofi­cial­men­te en la se­sión se con­ta­bi­li­za­ron 35 vo­tos, RE­FOR­MA cons­ta­tó que só­lo ha­bía 31 le­gis­la­do­res en el pleno.

Más tar­de, la Co­mi­sión de Go­bierno dio de ba­ja a Cé­sar Cra­vio­to de ese gru­po de tra­ba­jo por acu­mu­la­ción de fal­tas, lo que el mo­re­nis­ta con­si­de­ró una re­pre­sa­lia.

Des­pués de una se­ma­na de dispu­tas entre ban­ca­das, los dipu­tados se­sio­na­ron ayer a cri­te­rio

La ALDF ac­túa a cri­te­rio en una se­ma­na de cri­sis le­gis­la­ti­va con to­mas de Tri­bu­na, vo­ta­cio­nes irre­gu­la­res y au­sen­cias.

Tras el za­fa­rran­cho del 7 de no­viem­bre por la plan­ta ter­mo­va­lo­ri­za­do­ra, la des­ti­tu­ción de la mo­re­nis­ta Flor Ivonne Mo­ra­les de la Me­sa Di­rec­ti­va y la de­sig­na­ción de Fer­nan­do Zá­ra­te, dipu­tado del Ver­de, co­mo nue­vo pre­si­den­te, fue­ron ca­li­fi­ca­das por la ban­ca­da de Mo­re­na co­mo ile­ga­les, por lo que en la se­sión del 9 de no­viem­bre y de ayer bus­ca­ron ocu­par la Tri­bu­na del Pleno y la pre­si­den­cia de la Me­sa de ma­ne­ra au­to­ri­ta­ria.

Sin em­bar­go, la ban­ca­da del PRD ma­dru­gó a los mo­re­nis­tas, ya que des­de las 7:00 ho­ras se les ade­lan­tó y to­mó la tri­bu­na para per­mi­tir que Fer­nan­do Zá­ra­te co­men­za­ra la se­sión.

Para re­gu­la­ri­zar los tra­ba­jos, la ofer­ta de Mo­re­na fue que ni Mo­ra­les ni Zá­ra­te sino un ter­ce­ro, fue­ra vo­ta­do para di­ri­gir los tra­ba­jos, lo que Leo­nel Lu­na, pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Go­bierno, re­cha­zó ar­gu­men­tan­do que vio­la­ría las dis­po­si­cio­nes de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va.

La vio­la­ción de las dis­po­si­cio­nes, sin em­bar­go, per­sis­tió en los 280 mi­nu­tos de se­sión.

Mo­re­na cau­só ja­que­ca en el Pleno por dos ho­ras con gri­tos en me­gá­fo­nos de “¡Le­ga­li­dad!, ¡le­ga­li­dad!”, que, por mo­men­tos, la mo­re­nis­ta Ma­ria Eu­ge­nia Lo­zano cam­bió por “¡Bru­ja!” -in­sul­tan­do a la pe­rre­dis­ta Fran­cis Ir­ma Pi­rín, con quien se ja­lo­neó la se­ma­na pa­sa­da-, o por otros gri­tos só­lo para no per­mi­tir que se es­cu­cha­ra la se­sión.

A su vez, Pi­rín, se­cre­ta­ria de la Me­sa Di­rec­ti­va, se in­ven­tó vo­tos para apro­bar un dic­ta­men de una nue­va ley que ri­ge los da­tos per­so­na­les de los ca­pi­ta­li­nos, sin que en el sa­lón exis­tie­ran los 35 vo­tos y de los cua­les dio fe y fir­ma en un ac­ta re­mi­ti­da a RE­FOR­MA.

La mis­ma se­cre­ta­ria con­tó 33 vo­tos en un ter­cer dic­ta­men que bus­ca­ba re­for­mar la Ley de Desa­rro­llo Agro­pe­cua­rio, Ru­ral y Sus­ten­ta­ble, un vo­to me­nos del ne­ce­sa­rio, lo que no im­por­tó para que Zá­ra­te va­li­da­ra el do­cu­men­to, cu­ya vo­ta­ción fue­ra mo­di­fi­ca­da en la ver­sión es­te­no­grá­fi­ca para 10:06 su­mar­le el vo­to que acep­tan las le­yes por las que se ri­gen.

La Co­mi­sión de Go­bierno, cu­yas con­vo­ca­to­rias de se­sión, lis­tas de asis­ten­cia y acuer­dos no son pú­bli­cos ni an­te so­li­ci­tu­des de trans­pa­ren­cia, 12:24 ex­pul­só al mo­re­nis­ta Cé­sar Cra­vio­to por más de sie­te fal­tas a las reunio­nes.

Di­cha Co­mi­sión ame­na­zó que, de se­guir im­pi­dien­do los tra­ba­jos le­gis­la­ti­vos, los dipu­tados de Mo­re­na se­rán acu­sa­dos del de­li­to de Coa­li­ción de Ser­vi­do­res Pú­bli­cos, cu­ya san­ción es de dos a sie­te años de pri­sión y de 30 a 300 uni­da­des de cuen­ta.

Tras el re­ti­ro de los mo­re­nis­tas, an­tes de las 14:00 ho­ras, el re­cin­to lle­gó a te­ner só­lo 16 de los 66 dipu­tados, la mi­tad de los ne­ce­sa­rios para con­ti­nuar la se­sión.

Cra­vio­to des­ca­li­fi­có su ex­pul­sión de la úni­ca Co­mi­sión en la que Mo­re­na for­ma par­te ar­gu­men­tan­do re­pre­sa­lias por las crí­ti-

cas he­chas des­de la aprobación del dic­ta­men del flu­jo de re­cur­sos a la eco­plan­ta y ame­na­zan­do con in­va­li­dar to­do lo que esta pre­si­den­cia aprue­be, pe­ro sin asis­tir a las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les para cum­plir su ame­na­za.

Mo­re­nis­tas pro­tes­ta­ron ca­si dos ho­ras debajo de la tri­bu­na.

Miem­bros de la ban­ca­da del PRD ma­dru­ga­ron a los mo­re­nis­tas para to­mar la tri­bu­na.

Al co­men­zar la se­sión, Mo­re­na in­te­rrum­pió con pan­car­tas y gri­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.