TEM­PLO MA­YOR

Reforma - - OPINIÓN - F. BAR­TO­LO­MÉ

¿A QUÉ le apues­ta Mo­re­na al di­na­mi­tar los tra­ba­jos de la Asam­blea Le­gis­la­ti­va de la CDMX? Quie­nes sa­ben de es­tas co­sas di­cen que la in­ten­ción es sim­ple­men­te ha­cer es­cán­da­lo para di­si­mu­lar el mal desem­pe­ño de su ban­ca­da.

POR­QUE, pe­se a ser la fuer­za ma­yo­ri­ta­ria, los mo­re­nis­tas en­ca­be­za­dos por Cé­sar Cra­vio­to nomás no han po­di­do con­ver­tir­se en un fac­tor de po­der y ni si­quie­ra im­pul­sar su pro­pia agen­da, en los dos años que lle­va la le­gis­la­tu­ra.

LOS de Mo­re­na se de­ja­ron co­mer el man­da­do por PRD, PAN y has­ta PRI, que tie­nen le­gis­la­do­res con más ma­ñas que un chan­go de cir­co. De ahí que, de en­tra­da, les arre­ba­ta­ron el con­trol de la Asam­blea, los de­ja­ron sin po­si­cio­nes cla­ve en la es­truc­tu­ra ad­mi­nis­tra­ti­va y les ga­na­ron las más im­por­tan­tes co­mi­sio­nes.

PARA COL­MO, es­te mes que a Mo­re­na le to­ca­ba pre­si­dir la ALDF, a los lo­pe­zo­bra­do­ris­tas les ga­nó el ta­lan­te ra­di­cal y ter­mi­na­ron per­dien­do la Me­sa Di­rec­ti­va, con lo que aho­ra el re­cin­to de Don­ce­les es una pa­chan­ga. AN­TE la pre­gun­ta de en dón­de que­dó la bo­li­ta del di­ne­ro que do­nó el PRI para los dam­ni­fi­ca­dos de los sis­mos, en el INE ase­gu­ran que es­tá en ma­nos de la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da.

LOS DE Via­duc­to Tlal­pan re­co­no­cen que, en efec­to, esos 265 mi­llo­nes de pe­sos a los que re­nun­cia­ron los tri­co­lo­res si­guen en las ar­cas del ins­ti­tu­to. Peee­ro, in­sis­ten, en que no es su cul­pa. Que no han he­cho el tras­pa­so de los fon­dos por­que, a dos me­ses de la ca­tás­tro­fe, la SHCP si­gue sin es­pe­ci­fi­car de qué ma­ne­ra va a ca­na­li­zar el di­ne­ro. Y la con­di­ción era, pre­ci­sa­men­te, que se eti­que­ta­ran para ese fin.

A VER si Jo­sé An­to­nio Mea­de re­suel­ve ese pen­dien­ti­to an­tes de de­jar el car­go de se­cre­ta­rio, co­mo di­cen que ha­rá en los pró­xi­mos días, por­que los dam­ni­fi­ca­dos no es­tán co­mo para es­pe­rar a la bu­ro­cra­cia. DON­DE la co­sa es­tá más ca­lien­te que de cos­tum­bre es en Ta­bas­co, pues en es­tos días se es­pe­ra la definición del can­di­da­to a la gu­ber­na­tu­ra. Tras su quin­to in­for­me de go­bierno, Ar­tu­ro Núñez de­jó en­tre­ver que no de­sig­na­rá del­fín y que de­ja­rá que la co­sa se de­ci­da por en­cues­tas.

HAS­TA AHO­RA se di­ce que son tres los fi­na­lis­tas: el al­cal­de Ge­rar­do Gaudiano; el lí­der del Con­gre­so, Jo­sé An­to­nio de la Ve­ga Az­mi­tia; y más atrás el di­ri­gen­te pe­rre­dis­ta Juan Ma­nuel Fo­cil. No la tie­nen fá­cil los pe­rre­dis­tas para con­ser­var el go­bierno, da­do que se tra­ta del te­rru­ño de An­drés Ma­nuel López Obra­dor y de que el PRI quie­re, a co­mo dé lu­gar, re­cu­pe­rar el Edén. Ven, ven, ven...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.