Pe­ga a mujeres trá­fi­co de dro­ga

Reforma - - NACIONAL - SIL­VIA GARDUÑO

La Ofi­ci­na en Was­hing­ton para Asun­tos La­ti­noa­me­ri­ca­nos (WOLA, por sus si­glas en in­glés) ha iden­ti­fi­ca­do que las po­lí­ti­cas de dro­gas en Mé­xi­co y América La­ti­na han de­ri­va­do en un in­cre­men­to del en­car­ce­la­mien­to de mujeres po­bres, de las cua­les la gran ma­yo­ría son ma­dres sol­te­ras.

La or­ga­ni­za­ción de de­re­chos hu­ma­nos bus­ca ex­po­ner esta pro­ble­má­ti­ca y sen­si­bi­li­zar a la opi­nión pú­bli­ca a tra­vés de tres cor­to­me­tra­jes que mues­tran la vi­da de mujeres sen­ten­cia­das por de­li­tos con­tra la sa­lud en el Re­clu­so­rio Fe­me­nil de Ta­ni­vet, Oaxaca.

En es­tos cor­to­me­tra­jes, las mujeres ex­po­nen que para su­pe­rar la di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca, acep­ta­ron tras­la­dar ma­ri­gua­na, ac­ti­vi­dad por la que fue­ron de­te­ni­das, pro­ce­sa­das y sen­ten­cia­das, de­jan­do a sus hi­jos con fa­mi­lia­res o en cus­to­dia del Estado.

En entrevista con RE­FOR­MA, Co­let­ta Youn­gers, in­te­gran­te se­nior de WOLA y coor­di­na­do­ra del pro­yec­to, ex­pu­so que la idea se ge­ne­ró ha­ce al­gu­nos años, cuan­do ana­li­za­ron las es­ta­dís­ti­cas de mujeres en­car­ce­la­das por de­li­tos de dro­gas y se die­ron cuen­ta de que, si bien hay mu­chos más hom­bres en­car­ce­la­dos que mujeres, el por­cen­ta­je de mujeres en­car­ce­la­das por de­li­tos de dro­gas au­men­ta de ma­ne­ra alar­man­te.

“Te­ne­mos que mos­trar a la opi­nión pú­bli­ca que es­tas mujeres no son la Rei­na del Pacífico, es­ta­mos in­ten­tan­do cam­biar los mi­tos so­bre las mujeres en­car­ce­la­das por de­li­tos de dro­gas, hay muy po­cas rei­nas del Pacífico en la cár­cel.

“La gran ma­yo­ría es­tá por de­li­tos me­no­res de dro­gas, nues­tra es­pe­ran­za es que el go­bierno de Mé­xi­co, que ha li­de­ra­do el de­ba­te in­ter­na­cio­nal y re­gio­nal so­bre es­te te­ma, va a to­mar el si­guien­te pa­so de im­ple­men­tar re­for­mas en Mé­xi­co”, aña­dió.

Se­gún WOLA, las po­lí­ti­cas de dro­gas que han lle­va­do a es­te au­men­to de las mujeres en­car­ce­la­das han des­tro­za­do fa­mi­lias y per­ju­di­ca­do la po­si­bi­li­dad de que las mujeres pue­dan en­con­trar un em­pleo de­cen­te y le­gal una vez que ter­mi­nan su con­de­na y son pues­tas en li­ber­tad, lo que per­pe­túa el círcu­lo vi­cio­so de la po­bre­za, de­ses­pe­ra­ción y el en­car­ce­la­mien­to.

La or­ga­ni­za­ción ad­vier­te que el en­car­ce­la­mien­to de mujeres ma­dres y cui­da­do­ras en par­ti­cu­lar pue­de te­ner con­se­cuen­cias de­vas­ta­do­ras para sus fa­mi­lias y co­mu­ni­da­des, pues mu­chas tie­nen po­ca o nin­gu­na edu­ca­ción, vi­ven en con­di­cio­nes de po­bre­za y son res­pon­sa­bles del cui­da­do de de­pen­dien­tes ni­ños, jó­ve­nes y an­cia­nos.

Co­ri­na Gia­co­me­llo, in­ves­ti­ga­do­ra del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Cien­cias Pe­na­les y co­la­bo­ra­do­ra de Equis: Jus­ti­cia para las Mujeres, di­jo que las sen­ten­cias por de­li­tos me­no­res de dro­gas en Mé­xi­co si­guen sien­do demasiado al­tas, y los jue­ces no to­man en cuen­ta el per­fil de la per­so­na.

“El Po­der Ju­di­cial ac­túa de ma­ne­ra for­ma­lis­ta y pre­gun­tan­do de ma­ne­ra es­tric­ta la ley”, ex­pre­só.

Al ser en­car­ce­la­das por el trá­fi­co de dro­gas las mujeres se ven obli­ga­das a aban­do­nar a sus hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.