Can­na­bis: La nueva in­dus­tria

La po­si­ble le­ga­li­za­ción de la ma­ri­gua­na abre las puer­tas pa­ra ha­cer ne­go­cios en al­gu­nos sec­to­res en Mé­xi­co, ade­más de con­tri­buir a la eco­no­mía del país. Hoy la le­gis­la­do­ra ol­ga Sán­chez Cor­de­ro pre­sen­ta la ini­cia­ti­va pa­ra su re­gu­la­ción en el pleno del Se­na

Reporte Indigo Monterrey - - PORTADA - por Na­ye­li Me­za oroz­co / Ma­ra eche­ve­rría @na­ye­li_ _me­za / @co­koa­beat

La po­si­ble le­ga­li­za­ción de la ma­ri­gua­na abre las puer­tas pa­ra ha­cer ne­go­cios en al­gu­nos sec­to­res en Mé­xi­co, ade­más de con­tri­buir a la eco­no­mía del país. Hoy la le­gis­la­do­ra Ol­ga Sán­chez Cor­de­ro pre­sen­ta la ini­cia­ti­va pa­ra su re­gu­la­ción en el Pleno del Se­na­do

Se acer­can bue­nos ai­res pa­ra el can­na­bis en Mé­xi­co. La le­ga­li­za­ción de la ma­ri­gua­na es­tá nue­va­men­te en la me­sa de de­ba­te gra­cias a una ini­cia­ti­va que bus­ca mo­di­fi­car la ley me­xi­ca­na pa­ra que su uso sea le­gal con fi­nes per­so­na­les, me­di­ci­na­les e in­dus­tria­les.

La le­gis­la­do­ra mo­re­nis­ta Ol­ga Sán­chez Cor­de­ro pre­sen­ta hoy en el Pleno del Se­na­do la Ley Ge­ne­ral pa­ra la Re­gu­la­ción y Con­trol de Can­na­bis, que con­si­de­ra que el Go­bierno fe­de­ral man­ten­ga un mo­ni­to­reo en la ca­de­na des­de la pro­duc­ción de las plan­tas, su pro­duc­ción y con­su­mo.

Asi­mis­mo, el do­cu­men­to de la ley con­tem­pla que pa­ra co­mer­cia­li­zar­se y apli­car­se de ma­ne­ra in­dus­trial se­rá ne­ce­sa­ria una li­cen­cia de acuer­do al uso que se le dé a la plan­ta.

La pro­pues­ta tam­bién in­clu­ye el pa­go de im­pues­tos por la ven­ta de ma­ri­gua­na y sus de­ri­va­dos, aun­que no de­ta­lla los mon­tos que se des­ti­na­rán al fis­co, pe­ro los re­cur­sos se de­sig­na­rán a la pro­tec­ción de la sa­lud pú­bli­ca y al des­pla­za­mien­to del mer­ca­do informal.

El te­ma de la le­ga­li­za­ción no es re­cien­te.suu­so­lú­di­coy­me­di­ci­nal,sin fi­nes de lu­cro, es­tá en la mi­ra des­de 2016, cuan­do la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción (SCJN) otor­gó un am­pa­ro a los in­te­gran­tes de la So­cie­dad Me­xi­ca­na de Au­to­con­su­mo Res­pon­sa­ble y To­le­ran­te.

De igual for­ma, el 31 de oc­tu­bre pa­sa­do la SCJN otor­gó el cuar­to y quin­to am­pa­ro en fa­vor del cul­ti­vo y uso re­crea­ti­vo de la ma­ri­gua­na, abrien­do las puer­tas a su po­si­ble le­ga­li­za­ción, pues se con­fir­ma ju­ris­pru­den­cia por reite­ra­ción.

Con el quin­to am­pa­ro, el má­xi­mo tri­bu­nal emi­ti­rá una re­co­men­da­ción al Con­gre­so pa­ra que ha­ga las re­for­mas de ley ne­ce­sa­rias en los pró­xi­mos 90 días.

“Es­ta­mos vi­vien­do unas se­ma­nas his­tó­ri­cas, la ju­ris­pru­den­cia es un gran lo­gro por­que re­co­no­ce el de­re­cho de los usua­rios”, di­ce Ma­ria­na Sevilla, in­te­gran­te de la or­ga­ni­za­ción Mé­xi­co Re­gu­la.

Mé­xi­co ver­de

La re­gu­la­ción del uso del can­na­bis po­dría ayu­dar a la re­cau­da­ción de im­pues­tos, co­mo pro­po­ne la ini- cia­ti­va mo­re­nis­ta, y tam­bién se­ría el mo­tor que po­dría dar im­pul­so a al­gu­nas in­dus­trias en el país.

Uno de los ma­yo­res be­ne­fi­cia­dos es el sec­tor far­ma­céu­ti­co, al que se su­ma­ría la in­dus­tria del cá­ña­mo, nom­bre que se da a la fi­bra ob­te­ni­da de la plan­ta de la ma­ri­gua­na y que pue­de em­plear­se en la ela­bo­ra­ción de tex­ti­les, com­bus­ti­bles eco­ló­gi­cos, ma­te­ria­les de bio­cons­truc­ción, ce­lu­lo­sa pa­ra pa­pel y has­ta cos­mé­ti­cos.

Sin em­bar­go, más allá de las po­lí­ti­cas de la re­gu­la­ción pa­ra los usos de la ma­ri­gua­na, los be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos y pa­ra el desa­rro­llo de al­gu­nas in­dus­trias en el país de­pen­de­rán de la re­gu­la­ción que se adop­te en Mé­xi­co, ex­pli­ca Ta­nia Ra­mí­rez, di­rec­to­ra de Po­lí­ti­ca de Dro­gas de Mé­xi­co Uni­do Con­tra la De­lin­cuen­cia (MUCD).

En Co­lo­ra­do, Es­ta­dos Uni­dos, la ley es­tá di­se­ña­da pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción y per­mi­te ob­te­ner ga­nan­cias y ele­var la re­cau­da­ción de im­pues­tos.

Por el con­tra­rio, Uru­guay per­mi­te la ven­ta de can­na­bis pa­ra uso me­di­ci­nal ba­jo re­glas mu­cho más es­tric­tas que só­lo aprue­ban su co­mer­cia­li­za­ción a tra­vés de far­ma­cias.

“En Mé­xi­co de­be­ría im­ple­men­tar­se una re­gu­la­ción aco­ta­da, no co­mo el ca­so uru­gua­yo, pe­ro sin con­si­de­rar que el prin­ci­pal mo­tor de la ex­plo­ta­ción no sea lo co­mer­cial en un mer­ca­do re­gu­la­do”, de­cla­ra Ra­mí­rez.

Mé­xi­co tie­ne la ca­pa­ci­dad pa­ra abas­te­cer el uso lo­cal de la plan­ta de la ma­ri­gua­na, pues es el ma­yor pro­duc­tor mun­dial, só­lo des­pués de Ma­rrue­cos, de acuer­do con el Re­por­te Mun­dial de Dro­gas que ela­bo­ra la Or­ga­ni­za­ción de las

Se tie­ne que re­gu­lar to­do, no só­lo el uso de al­gu­nos can­na­bi­noi­des, sino tam­bién la flor y la plan­ta pa­ra ex­plo­rar to­dos los be­ne­fi­cios que se pue­den ob­te­ner” Ma­ria­na Sevilla In­te­gran­te de la or­ga­ni­za­ción Mé­xi­co Re­gu­la

La ley pre­sen­ta­da hoy an­te el Se­na­do por Mo­re­na es­ta­ble­ce que el Go­bierno fe­de­ral de­be man­te­ner un mo­ni­to­reo des­de la pro­duc­ción de las plan­tas y du­ran­te su pro­duc­ción y con­su­mo

Na­cio­nes Uni­das (ONU). Da­tos del aná­li­sis in­di­can que en te­rri­to­rio na­cio­nal exis­ten más de 12 mil áreas de cul­ti­vo de can­na­bis.

Con es­tas ci­fras, el te­rri­to­rio az­te­ca tie­ne la ca­pa­ci­dad pa­ra abas­te­cer la pro­duc­ción que se re­que­ri­ría, in­clu­so po­dría ubi­car­se co­mo una po­ten­cia ex­por­ta­do­ra. En es­te sen­ti­do, Ta­nia Ra­mí­rez ex­po­ne que Mé­xi­co po­dría ge­ne­rar un in­ter­cam­bio co­mer­cial con mer­ca­dos en don­de el uso del can­na­bis ya es re­gu­la­do, co­mo el ca­na­dien­se, en don­de se pro­yec­ta que la pro­duc­ción lo­cal que­de por de­ba­jo de la de­man­da de los con­su­mi­do­res en los pri­me­ros años de la re­gu­la­ción.

Es­ta apues­ta por ex­por­tar la ma­ri­gua­na me­xi­ca­na po­dría in­cen­ti­var­se tam­bién en los lu­ga­res en Es­ta­dos Uni­dos en don­de el uso es­tá per­mi­ti­do, co­mo es el ca­so de Co­lo­ra­do.

Las es­pe­cia­lis­tas com­par­ten que Mé­xi­co ade­más tie­ne la ca­pa­ci­dad pa­ra abas­te­cer la de­man­da in­ter­na pa­ra la ela­bo­ra­ción de pro­duc­tos ■To­mar el ejem­plo de co­lo­ra­do, en Es­ta­dos Uni­dos, don­de la ley es­tá di­se­ña­da pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción de la ma­ri­gua­na y per­mi­te ob­te­ner ga­nan­cias y ele­var la re­cau­da­ción de im­pues­tos

Imi­tar a uru­guay que aprue­ba la ven­ta de can­na­bis pa­ra uso me­di­ci­nal ba­jo re­glas mu­cho más es­tric­tas y úni­ca­men­te per­mi­te su co­mer­cia­li­za­ción en far­ma­cias

me­di­ci­na­les, seg­men­to en el que el país mues­tra un re­za­go fren­te a Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá.

Ade­más, coin­ci­den en que to­da re­gu­la­ción an­tes de ob­te­ner ga­nan­cias en el as­pec­to eco­nó­mi­co de­be con­si­de­rar los de­re­chos de los con­su­mi­do­res y la sa­lud pú­bli­ca.

Ma­ria­na Sevilla, miem­bro de la or­ga­ni­za­ción Mé­xi­co Re­gu­la, com­par­te que la pro­pues­ta de Ol­ga Sán­chez es in­te­gral ya que abor­da di­ver­sos usos pa­ra con­su­mir la plan­ta, ade­más de que en el con­tex­to ac­tual se ha lo­gra­do es­ta­ble­cer que con la prohi­bi­ción se afec­tan los de­re­chos hu­ma­nos de los con­su­mi­do­res.

“Se tie­ne que re­gu­lar to­do, no só­lo el uso de al­gu­nos can­na­bi­noi­des, sino tam­bién la flor y la plan­ta pa­ra ex­plo­rar to­dos los be­ne­fi­cios que se pue­den ob­te­ner”,

opina.

Mé­xi­co tie­ne la ca­pa­ci­dad pa­ra abas­te­cer el con­su­mo lo­cal de la plan­ta de la ma­ri­gua­na, pues es el ma­yor pro­duc­tor mun­dial des­pués de Ma­rrue­cos, de acuer­do con el Re­por­te Mun­dial de dro­gas que ela­bo­ra la ONU

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.