Llan­to en San Lá­za­ro e in­dig­na­ción en Ve­ra­cruz

El ase­si­na­to de la hija de la dipu­tada Car­men Me­del pa­ra­li­zó a la Cá­ma­ra ba­ja. En el Puer­to el pre­sun­to ho­mi­ci­dio del au­tor ma­te­rial del cri­men de­jó más du­das que res­pues­tas

Reporte Indigo Nacional - - REPORTE - INDIGO STAFF

Va­le­ria Cruz fue ase­si­na­da en Ciu­dad Men­do­za Ve­ra­cruz, la no­ti­cia re­tum­bó a 300 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia en el co­ra­zón po­lí­ti­co del país. La Cá­ma­ra de Dipu­tados sus­pen­dió su tra­ba­jo lue­go de que la dipu­tada Car­men Me­del fue­ra in­for­ma­da del ase­si­na­to de su hija.

Ho­ras des­pués, el go­ber­na­dor de la en­ti­dad, Mi­guel Án­gel Yu­nes, de­cla­ró que el cri­men fue una equi­vo­ca­ción y que el au­tor ma­te­rial del ho­mi­ci­dio ha­bía si­do en­con­tra­do muer­to.

La jo­ven Va­le­ria Cruz Me­del, de 22 años de edad fue ase­si­na­da cuan­do se ejer­ci­ta­ba en el gim­na­sio Sport, en pleno cen­tro de Ciu­dad Men­do­za, jus­to a una cua­dra del Pa­la­cio Mu­ni­ci­pal.

En el mis­mo gim­na­sio es­ta­ba una mu­jer muy pa­re­ci­da ella, pe­ro en vez de ser es­tu­dian­te de me­di­ci­na e hija de una le­gis­la­do­ra fe­de­ral, era pre­sun­ta­men­te la pa­re­ja de uno de los ca­be­ci­llas de una cé­lu­la de­lic­ti­va de la en­ti­dad ve­ra­cru­za­na que se de­di­ca­ban a la ex­tor­sión y al co­bro de pi­so.

“El Richy” jun­to a otro hom­bre ar­ma­do iban por la pre­sun­ta ex­tor­sio­na­do­ra, pe­ro se equi­vo- ca­ron y dis­pa­ra­ron a que­ma­rro­pa en nue­ve oca­sio­nes en con­tra de la hija de la dipu­tada Car­men Me­del pa­ra des­pués huir del gim­na­sio a bor­do de un ca­mio­ne­ta Maz­da co­lor ne­gro.

Cer­ca de las 21:00 ho­ras y des­pués de que el go­bierno ve­ra­cru­zano tu­vie­ra un re­tra­to ha­bla­do del “Richy”, fue en­con­tra­da la ca­mio­ne­ta en la que hu­yó y al in­te­rior es­ta­ba el cuer­po del pre­sun­to ase­sino.

Al po­co tiem­po de en­te­rar- se de en­te­rar­se del de­ce­so de su hija, la le­gis­la­do­ra mal­di­jo al go­ber­na­dor del es­ta­do, Mi­guel Án­gel Yu­nes, quien ho­ras des­pués pi­dió ayu­da a la PGR pa­ra es­cla­re­cer el cri­men e in­for­mó del otro ase­si­na­to.

La Cá­ma­ra de Dipu­tados de­tu­vo la­bo­res tras el anun­cio de la muer­te de la hija de su com­pa­ñe­ra Car­men Me­del.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.