SE HA DES­CU­BIER­TO QUE ES PO­SI­BLE RES­PI­RAR SIN AYU­DA DE LOS PULMONES Y LAS VÍAS RESPIRATORIAS

Revista +Ciencia de la Facultad de Ingeniería - - ¿Sabías que...? -

Tal co­mo lo lees, in­ves­ti­ga­do­res en la ciu­dad de Bos­ton en Es­ta­dos Uni­dos ha­lla­ron un pro­ce­di­mien­to que, por me­dio de mi­cro­par­tí­cu­las, in­yec­ta al to­rren­te san­guí­neo el oxí­geno que es nor­mal­men­te su­mi­nis­tra­do por el sis­te­ma res­pi­ra­to­rio, per­mi­tien­do oxi­ge­nar la san­gre y el cuer­po por al­re­de­dor de 15 a 30 mi­nu­tos. Es­tas mi­cro­par­tí­cu­las es­tán com­pues­tas por gas oxí­geno em­bol­sa­do en una ca­pa de lí­pi­dos gra­sos, la cual sir­ve co­mo com­po­nen­te de las mem­bra­nas ce­lu­la­res. Es­tas par­tí­cu­las de oxí­geno son in­tro­du­ci­das en una so­lu­ción lí­qui­da pa­ra su trans­por­te y al­ma­ce­na­mien­to en uni­da­des de emer­gen­cia y de cui­da­dos in­ten­si­vos. Ca­be des­ta­car que pa­ra que fun­cio­ne es­ta al­ter­na­ti­va de oxi­ge­na­ción, la so­lu­ción de­be te­ner en­tre 3 y 4 ve­ces más de con­te­ni­do de oxí­geno que las cé­lu­las rojas de la san­gre. Aun­que es­te des­cu­bri­mien­to ya cuen­ta con avan­ces im­por­tan­tes, aún tie­ne que ser so­me­ti­do a di­fe­ren­tes prue­bas pa­ra que pue­da ser uti­li­za­do en los se­res hu­ma­nos.

¡Ver­da­de­ra­men­te in­tere­san­te!

Comments

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.