Pa­ra la eje­cu­ción de la mez­cla en una con­so­la

sound:check magazine mexico - - Detrás Del Micrófono -

Se es­tá pro­du­cien­do el dis­co de “Juan Gui­ta­rris­ta y sus Vir­tuo­sos Vo­la­do­res”, el cual es­tu­vo en eta­pa de gra­ba­ción du­ran­te tres se­ma­nas, en edi­ción du­ran­te otras dos se­ma­nas y ha lle­ga­do el gran mo­men­to de…¡mez­clar! Es cuan­do lle­ga a la eta­pa de mez­cla cuan­do el pro­yec­to cae en ma­nos de “Pe­dro Mi­xer”, quien tie­ne li­ber­tad crea­ti­va ab­so­lu­ta, con el fin de que di­cho dis­co sea una pro­pues­ta in­tere­san­te, ar­tís­ti­ca y pla­cen­te­ra pa­ra cual­quier oí­do. ¡ Qué ma­ra­vi­lla, el sueño de cual­quier in­ge­nie­ro de mez­cla!

Sin em­bar­go, al mo­men­to de abrir las se­sio­nes, el se­ñor Mi­xer des­cu­bre que el pro­yec­to de J.G. y sus V.V. fue una sú­per pro­duc­ción, en la cual se en­cuen­tran apro­xi­ma­da­men­te 25 tracks de ba­te­ría, diez de gui­ta­rra, do­ce de vo­ces (sin in­cluir la voz prin­ci­pal, ocho tracks de te­cla­dos y los ba­jos de to­das las can­cio­nes, que es­tán tri­pli­ca­dos o cua­dru­pli­ca­dos). Por una par­te, se­rá muy in­tere­san­te y di­ver­ti­do el pro­ce­so de mez­cla, ya que se po­drá ex­pe­ri­men­tar ro­tun­da­men­te con ca­da uno de los ins­tru­men­tos pa­ra real­men­te ju­gar con las di­men­sio­nes. Con to­do el pro­ce­sa­mien­to di­ná­mi­co y de tiem­po, Mr. Mi­xer ge­ne­ra­rá una pro­fun­di­dad, an­chu­ra y al­tu­ra es­pec­ta­cu­lar que lo­gra­rá que la es­cu­cha de es­ta pro­duc­ción sea una ex­pe­rien­cia inol­vi­da­ble.

Aquí es don­de se po­ne in­tere­san­te. De­be­mos re­cor­dar que la mez­cla efec­ti­va­men­te de­be ser una ex­pe­rien­cia pa­ra el es­cu­cha y no un lien­zo de ego en don­de el in­ge­nie­ro de mez­cla pue­da lu­cir to­das las téc­ni­cas que no be­ne­fi­cien a la pro­duc­ción, pe­ro que sí lo­gran que los co­le­gas di­gan al­go co­mo: “es­te cua­te tie­ne bue­nos tru­cos”. No se pue­de ol­vi­dar que to­do se tra­ta de la pro­duc­ción, del ar­tis­ta, del dis­co, de la can­ción, es de­cir, de la mú­si­ca.

Cuan­do el pú­bli­co va a un con­cier­to vi­ve una ex­pe­rien­cia úni­ca, da­do que la gen­te que es­tá en el es­ce­na­rio ofre­ce un performance. Al tra­du­cir es­to a un dis­co, de­be­mos re­cor­dar que la mez­cla es fun­da­men­tal pa­ra que la pre­sen­ta­ción se pue­da vi­vir al es­cu­char el dis­co o la can­ción sin es­tar vien­do a al­guien mo­vién­do­se en el es­ce­na­rio o en un vi­deo. El ele­men­to que más vida le da a la mú­si­ca es la di­ná­mi­ca, pe­ro no po­de­mos de­pen­der ex­clu­si­va­men­te de pro­ce­sa­do­res di­ná­mi­cos pa­ra que ten­ga vida nues­tra mez­cla y se sien­ta co­mo un ver­da­de­ro performance en las di­fe­ren­tes sec­cio­nes de la can­ción. Aquí en­tra en es­ce­na uno de los re­cur­sos más vie­jos (aun­que ca­da vez más ol­vi­da­dos) pa­ra la mez­cla en un con­so­la: stems.

Pri­me­ro, acla­re­mos el sig­ni­fi­ca­do li­te­ral de la pa­la­bra. Stem sig­ni­fi­ca “ta­llo” en in­glés y co­mo sa­be­mos, co­nec­ta con múl­ti­ples raí­ces que van en­te­rra­das ba­jo tie­rra; es­to apli­ca pa­ra una pe­que­ña flor de unos cuan­tos cen­tí­me­tros has­ta un ár­bol de quin­ce me­tros de al­tu­ra. En es­te ejem­plo, las raí­ces re­pre­sen­tan las múl­ti­ples pis­tas que exis­ten de ca­da uno de los ins­tru­men­tos que se gra­ba­ron en es­ta pro­duc­ción. Si con­ta­mos con 25 tracks de ba­te­ría y diez de gui­ta­rra, sig­ni­fi­ca­ría que ten­dría­mos 35 fa­ders di­fe­ren­tes en to­do mo­men­to, con los cua­les ha­bría que es­tar tra­ba­jan­do a lo lar­go de to­da la can­ción. Es­to pue­de con­ver­tir­se rá­pi­da­men­te en una pe­sa­di­lla y tien­de a re­sul­tar en que los fa­ders se man­ten­gan es­tá­ti­cos a lo lar­go de to­da la mez­cla, co­mo si no hu­bie­ran cam­bios di­ná­mi­cos in­ter­pre­ta­ti­vos a lo lar­go de la can­ción. Es de­cir: la muer­te al performance.

¡ Pe­ro hay una so­lu­ción! Lle­gan los stems al res­ca­te pa­ra de­mos­trar­nos que, aun­que ten­ga­mos 25 tracks de ba­te­ría, una vez que ten­ga­mos el so­ni­do desea­do de ca­da tam­bor in­di­vi­dual, po­de­mos de­jar de tra­tar la ba­te­ría co­mo un con­jun­to de tam­bo­res con di­fe­ren­tes tim­bres y em­pe­zar a

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.