He­cho en Mé­xi­co

Ne­go­cios de la Mú­si­ca TV, in­for­ma­ción de la in­dus­tria

sound:check magazine mexico - - Contenido -

Trans­mi­ti­do des­de el ca­nal de in­ter­net Fo­roS­tream con ori­gen en Gua­da­la­ja­ra, Ja­lis­co, Ne­go­cios de la Mú­si­ca TV (NMTV) es un pro­gra­ma en vi­vo don­de ex­per­tos en di­ver­sas áreas del ne­go­cio de la mú­si­ca com­par­ten sus ex­pe­rien­cias y ana­li­zan la si­tua­ción ac­tual. Se trans­mi­te el ter­cer lu­nes de ca­da mes a las ocho de la no­che. Con­du­ci­do por Juan Car­los Flo­res, ac­tual­men­te el pro­gra­ma se en­cuen­tra en la se­gun­da tem­po­ra­da y, tan­to el con­duc­tor co­mo su so­cio, Ale­jan­dro Agui­lar, am­bos fun­da­do­res del pro­gra­ma, ha­blan acer­ca de los orí­ge­nes y del mun­do en torno al que gi­ra Ne­go­cios de la Mú­si­ca.

El que bus­ca, en­cuen­tra

“No­so­tros co­men­za­mos ha­cien­do strea­ming y des­pués co­men­za­mos a su­bir los vi­deos a YouTu­be pa­ra que es­tu­vie­ran dis­po­ni­bles pa­ra la gen­te. La ven­ta­ja de que nues­tro pro­gra­ma sea en vi­vo es que po­de­mos in­ter­ac­tuar con el pú­bli­co, ya sea en el fo­ro don­de nos pre­sen­te­mos o vir­tual­men­te. El pú­bli­co siem­pre pue­de pre­gun­tar­le a las per­so­nas quie­nes es­tán ex­po­nien­do los te­mas y una vez que ha si­do gra­ba­do en vi­vo se ha­ce una edi­ción pa­ra de­jar el pro­duc­to ela­bo­ra­do”, acla­ra Ale­jan­dro, quien con­ti­núa: “Yo to­mé un cur­so, con Juan Car­los, ha­ce al­gu­nos años, en la Uni­ver­si­dad Li­bre de la Mú­si­ca, pre­ci­sa­men­te so­bre Ne­go­cios de la Mú­si­ca. Yo fui de los pri­me­ros gru­pos del di­plo­ma­do, don­de se ges­ta­ron va­rias ideas; unos cua­tro años des­pués le co­men­té a Juan Car­los so­bre una idea y pa­ra eso, en ese en­ton­ces yo ya me de­di­ca­ba a co­sas re­la­cio­na­das con el strea­ming. Le co­men­té so­bre crear un fo­ro don­de ha­blá­ra­mos de ne­go­cios de la mú­si­ca. Él se en­car­ga­ría de los con­te­ni­dos y yo de la pro­duc­ción. De ahí par­tió to­do. Y des­pués de cua­tro me­ses de con­ver­sar, ini­cia­mos”.

“En don­de se dio el he­cho fue con­cre­ta­men­te en una con­fe­ren­cia que di en un fo­ro de In­dus­trias Cul­tu­ra­les”, ex­pli­ca Juan Car­los; “ahí nos en­con­tra­mos y de ahí sur­gió. El ini­cio del pro­gra­ma fue un tan­to caó­ti­co por­que, des­pués de va­rias se­ma­nas de es­tar pla­nean­do y de dar­nos cuenta que hay un hue­co im­pre­sio­nan­te en es­te te­ma en La­ti­noa­mé­ri­ca, ya ha­bía­mos he­cho un con­ve­nio con la li­bre­ría Jo­sé Luis Mar­tí­nez del Fon­do de Cul­tu­ra Eco­nó­mi­ca pa­ra ha­cer nues­tro cuar­tel ahí y exac­ta­men­te el día de la pri­me­ra edi­ción, el equi­po de Ale­jan­dro fue ro­ba­do. Afor­tu­na­da­men­te, el pro­gra­ma tu­vo su pri­me­ra edi­ción en fe­bre­ro del 2016, ha si­do inin­te­rrum­pi­do has­ta el momento y ha te­ni­do buen re­ci­bi­mien­to de la in­dus­tria; he­mos al­can­za­do au­di­to­rio en Co­lom­bia y en Ar­gen­ti­na. Por me­dio de las re­des so­cia­les es­ta­mos tra­tan­do de ex­ten­der nues­tro ran­go ha­cia paí­ses co­mo Chi­le, Ve­ne­zue­la, Pe­rú, Bra­sil y Uru­guay”. Ca­be men­cio­nar que to­do en el pro­gra­ma ha si­do au­to ges­tio­na­do y es­ta­mos ar­man­do un me­ca­nis­mo de co­mer­cia­li­za­ción que es­tá cre­cien­do po­co a po­co. El equi­po de pro­duc­ción ha bus­ca­do dis­tin­tos ti­pos de fi­nan­cia­mien­to, vi­si­tan­do pro­ba­bles pa­tro­ci­na­do­res y ha­cien­do fon­deo a tra­vés de in­ter­cam­bios en dis­tin­tas pla­ta­for­mas.

“To­da la pri­me­ra tem­po­ra­da es­tu­vi­mos en la li­bre­ría Jo­sé Luis Mar­tí­nez y es­ta se­gun­da eta­pa he­mos op­ta­do por cam­biar los lu­ga­res de trans­mi­sión, des­de restaurantes has­ta ba­res. Uno de los pro­gra­mas lo hi­ci­mos en un lu­gar fa­mo­so en Gua­da­la­ja­ra lla­ma­do Chu­pi­te­ría La Fa­vo­ri­ta, se­de im­por­tan­te pa­ra la mú­si­ca elec­tró­ni­ca en la ciu­dad. He­mos cam­bia­do de es­ce­na­rio y es la for­ma en la que he­mos es­ta­do tra­ba­jan­do has­ta el momento”, agre­ga Juan Car­los. “En la pro­duc­ción nos acom­pa­ñan dos ope­ra­do­res de cá­ma­ra, un ope­ra­dor de swit­cher, un ilu­mi­na­dor y un ope­ra­dor de au­dio. So­mos cin­co per­so­nas, más Juan Car­los en la con­duc­ción y yo en la pro­duc­ción”, ex­pli­ca Ale­jan­dro, se­gui­do de Juan Car­los: “Tam­bién he­mos es­ta­do alián­do­nos con otras em­pre­sas. Ac­tual­men­te tra­ba­ja­mos con Sound­point, una em­pre­sa de con­sul­to­ría ar­tís­ti­ca pa­ra mú­si­cos y ellos nos apo­yan en as­pec­tos de to­ma de imá­ge­nes pa­ra re­des. Tam­bién, por otro la­do, te­ne­mos a la em­pre­sa Ni­gre­do Lab, con Clau­dia Ár­ce­ga, quien fun­ge co­mo pro­duc­to­ra eje­cu­ti­va de pro­yec­to. Pa­ra no­so­tros es in­creí­ble, por­que con es­te par de alian­zas, las co­sas han co­men­za­do a ca­mi­nar bien”.

Am­plio es­pec­tro te­má­ti­co

Acer­ca de los te­mas que se to­can en el pro­gra­ma, Ale­jan­dro y Juan Car­los ex­pli­can: “Tan­tos años de tra­tar con ar­tis­tas no han da­do la ex­pe­rien­cia y re­tro­ali­men­ta­ción so­bre las ne­ce­si­da­des de los mú­si­cos, así co­mo de los hue­cos que exis­ten en la in­for­ma­ción. Lo más im­por­tan­te es que es­tos te­mas se ne­ce­si­tan en la in­dus­tria”. “Ini­cial­men­te ela­bo­ré un rol de te­mas du­ran­te el pri­mer año y en el ca­mino pu­di­mos dar­nos cuenta de qué te­mas y qué as­pec­tos son los más ur­gen­tes”, aña­den. “Ha ha­bi­do al­gu­nos te­mas en los que el pro­gra­ma ha si­do com­ple­ta­men­te in­su­fi­cien­te. Nues­tro top ten de te­mas ha si­do el ma­na­ge­ment. Si se mi­ran las vis­tas en YouTu­be, en ese te­ma es­ta­mos mu­cho más al­tos. Ur­ge crear una cul­tu­ra al­re­de­dor del ma­na­ge­ment en Mé­xi­co por­que la ver­dad hay muy po­cos. Es­te te­ma es muy con­fu­so; hay gen­te que me pre­gun­ta por

ma­na­gers y la ver­dad es di­fí­cil, pe­ro no­so­tros ya hi­ci­mos nues­tro pro­gra­ma so­bre eso. Tu­vi­mos, en la pri­me­ra edi­ción, a Abraham Ló­pez Ur­zúa, que ha ma­ne­ja­do a Por­ter y Tech­ni­co­lor Fa­brics y tu­vi­mos tam­bién a Ma­ría Gómez, quien ya no es­tá en el ne­go­cio, pe­ro que fue una ma­na­ger im­por­tan­te y que en su momento ma­ne­jó a ban­das co­mo Pi­to Pérez, Cu­ca y Di­si­den­te. Tam­bién tu­vi­mos a un in­vi­ta­do vir­tual, Ger­hard Jöbstl, des­de Aus­tria, quien es ma­na­ger del gru­po OPUS”. En Ne­go­cios de la Mú­si­ca TV tam­bién se ha cu­bier­to el te­ma de fes­ti­va­les. “Tu­vi­mos co­mo in­vi­ta­do a Jair Car­do­so, pro­duc­tor del Fes­ti­val 212 y a Juan Car­los Gue­rre­ro, pro­duc­tor del Fes­ti­val Hell & Hea­ven. La emi­sión ha pa­sa­do por el te­ma de los staffs, copy­right, In­dau­tor y mu­chos otros”, con­ti­núa Juan Car­los Flo­res.

“El pro­gra­ma que si­gue ten­dre­mos de in­vi­ta­dos a nues­tros co­la­bo­ra­do­res, con quie­nes tra­ba­ja­re­mos el te­ma de crowd­foun­ding, una em­pre­sa de nom­bre Fon­dify, que bus­ca man­te­ner es­te sa­bor la­tino en las com­pa­ñías de fon­deo”, pro­si­gue el con­duc­tor de NMTV, “es­tán ha­cien­do un buen tra­ba­jo. En­tre otros te­mas ten­dre­mos tam­bién strea­ming, sellos dis­co­grá­fi­cos, la in­dus­tria del heavy me­tal. y al­go im­por­tan­te es que nos de­di­ca­mos mu­cho en de­fi­nir nues­tro rol en las dis­tin­tas tem­po­ra­das del año. Es­ta­mos ma­ne­jan­do te­mas, pe­ro es muy pro­ba­ble que va­ya­mos a ha­cer una ter­ce­ra par­te de ma­na­ge­ment. Y ha­re­mos otra edi­ción so­bre un tó­pi­co que tu­vo mu­cha aten­ción: la con­vi­ven­cia en­tre los mú­si­cos y los fo­ros; área que siem­pre, por su con­tro­ver­sia, trae otros a co­la­ción, co­mo: ¿Cuán­do una ban­da es­tá lis­ta pa­ra co­brar ho­no­ra­rios? ¿Có­mo son los pro­ce­sos eco­nó­mi­cos que los mú­si­cos de­be­rían te­ner?”. A la pre­gun­ta so­bre si creen que real­men­te exis­ta ne­go­cio mu­si­cal en nues­tro país, los so­cios de NMTV con­tes­tan: “Cree­mos que hay ne­go­cio pa­ra al­gu­nos, por­que pa­ra quien ya es­tá desa­rro­lla­do en el me­dio es más fá­cil. Nues­tro pro­pó­si­to es pro­po­ner las bue­nas prác­ti­cas de las per­so­nas quie­nes ya sa­ben qué es un ne­go­cio, pa­ra que la gen­te pue­da sa­ber por dón­de va el asun­to”, di­ce Ale­jan­dro, mien­tras Juan Car­los res­pon­de: “És­te es un momento lleno de opor­tu­ni­da­des y creo que el pú­bli­co de­be pre­pa­rar­se e in­for­mar­se so­bre las he­rra­mien­tas que es­tán dis­po­ni­bles pa­ra ha­cer una em­pre­sa mu­si­cal. Ya seas mú­si­co o as­pi­res a ser edi­tor, hay ahí una gran opor­tu­ni­dad pa­ra desa­rro­llar­se. Las em­pre­sas de mar­ke­ting mu­si­cal son un ejem­plo: cui­dan de la ca­li­dad y guían a las ban­das, pe­ro en reali­dad hay muy po­cas, por lo que hay que ras­car pa­ra en­con­trar bas­tan­tes dia­man­tes. Ne­go­cios de la Mú­si­ca TV es pa­ra mos­trar to­das las po­si­bi­li­da­des que exis­ten pa­ra vi­vir de es­te arte”. NMTV se en­cuen­tra ac­tual­men­te en una cam­pa­ña de crowd­fun­ding, y se pue­den rea­li­zar apor­ta­cio­nes en el link fon­dify.mx/ Ne­go­cio­s_ de_ la_ mu­si­ca_tv Las po­si­bi­li­da­des de en­con­trar al­ter­na­ti­vas de apren­di­za­je en es­tos mo­men­tos son más gran­des que nun­ca. Só­lo hay que bus­car y ahí es­tán. És­te es el ca­so de Ne­go­cios de la Mú­si­ca TV.

En­tre­vis­ta: Ni­za­rin­da­ni So­pe­ña / Re­dac­ción: Mi­chel Loe­za

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.