De­trás del mi­cró­fono

San­do­val: au­to­no­mía y pop

sound:check magazine mexico - - Contenido - Ni­za­rin­da­ni So­pe­ña twit­ter: @soun­dand­vi­sion7

Co­mo ha­ce 32 años, Mé­xi­co en­fren­ta una si­tua­ción di­fí­cil, a raíz de dos sis­mos de fuer­te in­ten­si­dad; uno que afec­tó prin­ci­pal­men­te a los es­ta­dos de Oa­xa­ca y Chia­pas, y otro que has­ta el cie­rre de edi­ción qui­tó la vi­da a más de 320 per­so­nas en la Ciu­dad de Mé­xi­co, Mo­re­los, Es­ta­do de Mé­xi­co y Pue­bla, ade­más de de­jar sin per­te­nen­cias a mi­les más. Los da­ños se irán co­no­cien­do a lo lar­go del tiem­po y co­mo en 1985, nues­tro país se irá re­cu­pe­ran­do, gra­cias a nues­tra po­bla­ción, enor­me­men­te so­li­da­ria, y a pe­sar de quie­nes, in­clu­so, se han apro­ve­cha­do de la si­tua­ción pa­ra sa­car al­gún be­ne­fi­cio. En las con­cien­cias de ca­da uno que­da­rá. Ha­ce 32 años no te­nía la edad su­fi­cien­te pa­ra en­ten­der bien a bien lo que pa­sa­ba en mi ciu­dad. So­la­men­te veía por los es­ca­sos me­dios de co­mu­ni­ca­ción que la gen­te ayu­da­ba co­mo po­día. Da­ban lo que te­nían y se or­ga­ni­za­ban no­ta­ble­men­te bien an­te una tra­ge­dia de tal mag­ni­tud. Eso fue lo que por pri­me­ra vez en­ten­dí que es la Ciu­dad de Mé­xi­co: un lu­gar don­de ca­be­mos to­dos . Po­dría es­cri­bir pá­gi­nas y pá­gi­nas de es­tas re­fle­xio­nes, pe­ro con­clu­yo di­cien­do que es mi de­seo que es­ta so­li­da­ri­dad y to­ma de con­cien­cia per­du­re por los años ve­ni­de­ros; que tra­ba­je­mos jun­tos en un es­fuer­zo sos­te­ni­do por nues­tros ob­je­ti­vos y que si­ga­mos pen­san­do en co­mu­ni­dad. Men­ción es­pe­cial me­re­ce la gran fa­mi­lia de la In­dus­tria del Es­pec­tácu­lo, que con sus equi­pos, tiem­po, re­cur­sos, co­no­ci­mien­tos y ex­pe­rien­cia, se su­ma­ron a las la­bo­res de rescate des­de los pri­me­ros mi­nu­tos de es­ta emer­gen­cia. ¡Nues­tro re­co­no­ci­mien­to in­fi­ni­to!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.