Ar­tícu­lo in­vi­ta­do

Tips y re­fle­xio­nes pa­ra una bue­na mez­cla

sound:check magazine mexico - - Contenido - Por Or­son Ra­mí­rez

En­tre otros fac­to­res, es­to pue­de de­ber­se a la fal­ta de es­truc­tu­ra en el pro­ce­so de mez­cla. Pa­ra quie­nes desean abun­dar un po­co más en el te­ma, de ma­ne­ra muy con­cre­ta, a con­ti­nua­ción com­par­to una es­truc­tu­ra ba­sa­da en há­bi­tos sen­ci­llos y bá­si­cos que me ha ayu­da­do a me­jo­rar día a día co­mo in­ge­nie­ro de mez­cla y a acer­car­me ca­da vez más a la mez­cla que es­pe­ro es­cu­char. Es­pe­ro sea de uti­li­dad y el ini­cio de más apren­di­za­je en el apa­sio­na­do te­ma que es la mez­cla en el es­tu­dio.

Eta­pa de re­co­no­ci­mien­to y pla­nea­ción

Es­cu­cha el trac­king ori­gi­nal, com­pren­de el gé­ne­ro, de­fi­ne el rum­bo, ate­rri­za un con­cep­to so­no­ro. Ten cla­ro el so­ni­do que es­tás bus­can­do. Si no co­no­ces el gé­ne­ro, en­ton­ces es­cu­cha mu­chos dis­cos re­la­cio­na­dos que te ayu­den a en­ten­der­lo.

Eta­pa co­rrec­ti­va

·Re­vi­sa la fa­se de to­dos los mi­cró­fo­nos que se ha­yan gra­ba­do en el mis­mo tiem­po y es­pa­cio. Que la fa­se de ca­da track no es­té in­ver­ti­da y/o des­a­li­nea­da con res­pec­to a los de­más. ·Eli­mi­na por com­ple­to con HPF (hi pass fil­ter??) las fre­cuen­cias ba­jas que no le per­te­nez­can al ins­tru­men­to. Es­to ha­rá tu mez­cla más cla­ra en fre­cuen­cias gra­ves y le da­rá real­ce a la ba­se rít­mi­ca. ·Con­tro­la fre­cuen­cias agu­das. ·Con­tro­la fre­cuen­cias pa­rá­si­tas o re­so­nan­tes que ha­gan mo­les­to o en­tur­bien el so­ni­do del ins­tru­men­to. A) Tra­ta de can­tar la fre­cuen­cia re­so­nan­te. B) Rea­li­za un ba­rri­do en el ecua­li­za­dor pa­ra­mé­tri­co con el Q lo más an­gos­to po­si­ble y ga­nan­cia al­ta. C) Cuan­do re­sue­ne la fre­cuen­cia que bus­cas, ba­ja la ga­nan­cia só­lo lo su­fi­cien­te pa­ra que no pre­do­mi­ne di­cha fre­cuen­cia. ·Eli­mi­na to­dos los rui­dos o es­pa­cios de si­len­cio con­ta­mi­na­do don­de no to­que el ins­tru­men­to. ·El mo­ni­to­reo de ca­da ele­men­to de­be ha­cer­se a un vo­lu­men có­mo­do y pue­de ser en so­li­ta­rio.

Eta­pa crea­ti­va

Ca­li­bra el mo­ni­to­reo de acuer­do al gé­ne­ro. El mo­ni­to­reo de tu mez­cla de­be es­tar al vo­lu­men que es­pe­ras es­cu­char­lo cuan­do la mez­cla es­té ter­mi­na­da (sin pa­sar­te de 90 dBs pa­ra pre­ser­var tu sa­lud au­di­ti­va). Ha­cer­lo per­mi­ti­rá que to­mes las de­ci­sio­nes co­rrec­tas y el vo­lu­men al que es­cu­chas los ins­tru­men­tos no te en­ga­ñe. Es­to se de­be al com­por­ta­mien­to que des­cri­be la cur­va Flet­cher-Mun­son, don­de tu oí­do per­ci­be a un ni­vel di­fe­ren­te al real las fre­cuen­cias gra­ves, me­dias y agu­das, de­pen­dien­do del vo­lu­men al que las es­cu­ches. Es­te ajus­te es de­ter­mi­nan­te pa­ra ase­gu­rar tu me­jor desem­pe­ño du­ran­te la mez­cla.

El ob­je­ti­vo fi­nal de tu mez­cla de­be es­tar ali­nea­do con el con­cep­to so­no­ro y se re­su­me en tres pa­la­bras:

·Ba­lan­ce: to­do se lle­va bien con to­do y ca­da ele­men­to se es­cu­cha y tie­ne su lu­gar. Nin­gún ele­men­to se pier­de, se con­fun­de o tie­ne con­flic­to con otro ele­men­to. ·Tri­di­men­sio­na­li­dad: pro­fun­di­dad y sen­ti­do del es­pa­cio den­tro de la mez­cla. Bus­ca crear pla­nos y una cla­ra di­fe­ren­cia en­tre uno y otro. ·In­te­rés: si la mez­cla es abu­rri­da no sir­ve, aun­que el ba­lan­ce sea per­fec­to y tri­di­men­sio­nal.

Ba­lan­ce

To­dos los pro­ce­sos de la mez­cla es­tán in­vo­lu­cra­dos. Es de­cir que, en la eta­pa crea­ti­va, no pue­des, por ejem­plo, ecua­li­zar to­dos los ca­na­les y de­jar la com­pre­sión pa­ra des­pués. Tam­po­co pue­des rea­li­zar­los sin ha­ber to­ma­do en cuenta el vo­lu­men o pa­neo de ca­da ele­men­to. La fi­gu­ra 1 des­cri­be un ma­pa men­tal don­de to­dos los pro­ce­sos de un ca­nal de­ben re­sol­ver­se an­tes de pa­sar al si­guien­te ca­nal. En po­cas pa­la­bras:

Abrir el pri­mer ca­nal. Ajus­tar el vo­lu­men y pa­neo con el mo­ni­to­reo co­rrec­to. Com­pri­me y ecua­li­za o ecua­li­za y com­pri­me. Agre­ga efec­tos de tiem­po y/o tim­bre. Des­pués de ca­da pa­so pue­de ha­ber un nue­vo ajus­te de vo­lu­men o pa­neo. Ya que tie­nes to­do es­to re­suel­to pue­des pa­sar al se­gun­do ca­nal. Es­to se de­be a que la ma­ne­ra en que ecua­li­zas un ele­men­to, de­pen­de de su di­ná­mi­ca con res­pec­to a lo de­más. La ma­ne­ra en que com­pri­mes de­pen­de de la ecua­li­za­ción y del vo­lu­men. És­te úl­ti­mo de­pen­de tam­bién de la can­ti­dad de efec­to que agre­gas y de­más.

Es­to obli­ga a de­fi­nir es­tra­té­gi­ca­men­te el or­den en que abri­rás ca­da ca­nal:

Co­ra­zón de la sec­ción rít­mi­ca. Aquel ele­men­to que sus­ten­ta a la ba­se rít­mi­ca y que si qui­tas de­ja de exis­tir el gé­ne­ro: con­gas y ba­jo en la sal­sa, skank y HH en el reg­gae, bom­bo, ta­ro­la y gui­ta­rras en el rock, etc. Track del di­ne­ro. Lo que ven­de el dis­co, usual­men­te la voz. Nun­ca de­jes la voz al úl­ti­mo. Me­ló­di­cos. Hooks, fills, so­los. Res­to de la sec­ción rít­mi­ca. Ar­mó­ni­co-rít­mi­cos. Pads y ca­mas ar­mó­ni­cas.

No es­cu­ches na­da en so­lo. Ca­da que ecua­li­zas, com­pri­mes, ba­lan­ceas, pa­neas, y agre­gas efec­tos de­bes ha­cer­lo con ba­se en la for­ma en la que se mez­cla o de­fi­ne el ins­tru­men­to de lo de­más y per­si­guien­do el con­cep­to so­no­ro que de­fi­nis­te al ini­cio. La so­bre­com­pre­sión no es ma­la ne­ce­sa­ria­men­te, a me­nos que sea in­ne­ce­sa­ria. Com­pen­sa siem­pre la can­ti­dad de de­ci­be­les que se apre­cia en el me­di­dor de re­duc­ción de ga­nan­cia del com­pre­sor con el vo­lu­men de sa­li­da. Si des­pués de com­pri­mir sien­tes la ne­ce­si­dad de ba­jar el fa­der del ca­nal en­ton­ces es­tás so­bre­com­pri­mien­do de ma­ne­ra in­ne­ce­sa­ria. Re­cuer­da que gran par­te del in­te­rés vie­ne de la di­fe­ren­cia de vo­lu­men en­tre un pa­sa­je y otro.

Tri­di­men­sio­na­li­dad

En el cua­dro si­guien­te se pue­den apre­ciar al­gu­nas ma­ne­ras pa­ra po­si­cio­nar a ca­da ele­men­to en pla­nos dis­tin­tos.

Re­co­men­da­cio­nes ge­ne­ra­les:

·Igual que un apren­diz de or­ques­ta­ción, ana­li­za sco­res de Ra­vel, Mo­zart y otros. El apren­diz de in­ge­nie­ro de mez­cla de­be rea­li­zar aná­li­sis pro­fun­dos de mez­clas de gran­des in­ge­nie­ros. ·Eli­mi­na los ele­men­tos que no agre­guen un va­lor real a la mez­cla. ·Cui­da que el co­ra­zón de la sec­ción rít­mi­ca no so­bre­pa­se los -6 dB FS. Así evi­ta­rás la saturación en el mas­ter cuan­do ter­mi­nes de agre­gar to­dos los ele­men­tos. ·Cuan­do agre­gues efec­tos de tiem­po, bus­ca emu­lar un es­pa­cio acús­ti­co en par­ti­cu­lar: una co­che­ra, un ba­ño, un es­ta­dio, una igle­sia, la sa­la de tu ca­sa. ·Usa efec­tos de tiem­po y tim­bre pa­ra crear in­te­rés. ·Tus ecua­li­za­cio­nes de­ben re­sal­tar los ras­gos ca­rac­te­rís­ti­cos de los ins­tru­men­tos y ge­ne­rar in­te­rés. ·Bus­ca siem­pre la pre­ser­va­ción ar­mó­ni­ca y el en­ri­que­ci­mien­to tím­bri­co. ·Al con­cluir ca­da pro­ce­so re­ví­sa­lo con y sin by­pass. ·Las ba­ses des­cua­dra­das le qui­tan em­pu­je a la sec­ción rít­mi­ca. ·Tan mal no co­rre­gir el tiem­po o afi­na­ción co­mo co­rre­gir­lo en ex­ce­so. ·La di­ná­mi­ca de ca­da ele­men­to y/o sec­ción de la can­ción de­be ge­ne­rar sor­pre­sa y emo­ción, no espanto ni abu­rri­mien­to. ·Si no te en­can­ta ni emo­cio­na no has ter­mi­na­do.

¡Dis­fru­ta tu mez­cla! *Pro­duc­tor e In­ge­nie­ro en Au­dio. Ga­na­dor del Grammy La­tino en 2010 al Me­jor Dis­co de Tan­go. Reali­zó una li­cen­cia­tu­ra en Mú­si­ca Po­pu­lar Con­tem­po­rá­nea, es­tu­dian­do con in­ge­nie­ros y mú­si­cos co­mo Juan Swi­tals­ki, Bob Katz, Eugenio Tous­saint, Mi­chael Brauer y An­drés Ma­yo, en­tre otros. Fue el in­ge­nie­ro prin­ci­pal pa­ra Cum­bre Ta­jín 2010. Ha desa­rro­lla­do una pres­ti­gio­sa ca­rre­ra en Mé­xi­co, gra­ban­do a ar­tis­tas na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les de jazz y rock. Es so­cio fun­da­dor de Vinyl Stu­dios. Es do­cen­te des­de 2013 en SAE Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.