Mer­lijn van Veen: apren­der de los gran­des

sound:check magazine mexico - - Eventos -

Si no han es­cu­cha­do acer­ca de Mer­lijn van Veen ya es ho­ra de que in­ves­ti­guen, por­que roc­kea muy du­ro en la ciencia y arte del di­se­ño y op­ti­mi­za­ción de sis­te­mas de au­dio, y gra­cias a la ini­cia­ti­va de dos ex­ce­len­tes in­ge­nie­ros me­xi­ca­nos, Jorge Arai­za y Mi­chael “Mi­ja” Krieg, im­par­tió un cur­so en es­te te­ma en las ins­ta­la­cio­nes del Tec de Mon­te­rrey cam­pus San­ta Fe re­cien­te­men­te. Cua­tro días de ocho ho­ras, ca­da uno muy in­ten­so. Mu­cha in­for­ma­ción, mu­cho apren­di­za­je.

Con el se­mi­na­rio Ca­li­bra­ción y téc­ni­cas de di­se­ño pa­ra sis­te­mas de so­ni­do mo­der­nos, Jorge y Mi­chael de­ci­die­ron otor­gar­le a mu­chos jó­ve­nes me­xi­ca­nos la opor­tu­ni­dad de su­mer­gir­se más pro­fun­da­men­te en las mis­te­rio­sas aguas del di­se­ño y op­ti­mi­za­ción de sis­te­mas so­no­ros. “Nos di­mos cuenta de que en reali­dad, en Mé­xi­co exis­te la ne­ce­si­dad de am­pliar el co­no­ci­mien­to en es­te ru­bro. Cree­mos que aún la edu­ca­ción de au­dio es­tá de­ma­sia­do en­fo­ca­da ha­cia el tra­ba­jo en es­tu­dio y se es­tá des­cui­dan­do un gran cam­po de opor­tu­ni­dad que es el au­dio en vi­vo”, ase­gu­ra Jorge Arai­za. Mi­chael agre­ga: “es un te­ma que re­sul­ta una com­ple­ta ne­bu­lo­sa pa­ra mu­chos y se co­me­ten to­da­vía re­pe­ti­dos erro­res. Con­si­de­ra­mos que Mer­lijn es uno de los más ca­pa­ces pa­ra po­ner en nues­tras ma­nos di­cho co­no­ci­mien­to y es por eso que lo con­vo­ca­mos”.

El se­mi­na­rio que Mer­lijn im­par­te, nor­mal­men­te se di­vi­de en dos par­tes: en la pri­me­ra se cu­brió to­do lo que es la fí­si­ca del so­ni­do, co­mo la Ley del in­ver­so de los cua­dra­dos, ab­sor­ción del ai­re, aco­pla­mien­to de ba­ja fre­cuen­cia, efec­to Hass y otros te­mas im­por­tan­tes. Tam­bién se vie­ron las di­fe­ren­cias en­tre un Ana­li­za­dor de Tiem­po Real (RTA, por sus si­glas en in­glés), y un ana­li­za­dor FFT de ca­nal do­ble, y se ha­bló de las di­fe­ren­tes con­fi­gu­ra­cio­nes de al­ta­vo­ces y de las téc­ni­cas de ali­nea­ción de sis­te­mas.

En la se­gun­da par­te, (mis­ma que no se abor­dó, pe­ro que es­tá pla­nea­da pa­ra en­tre­gar­se en un fu­tu­ro cer­cano), Mer­lijn se cen­tra en te­mas de arre­glos li­nea­les, fil­tros all pass (que pa­san to­das las fre­cuen­cias, pe­ro que afec­ta la re­la­ción de fa­se) y va­rias téc­ni­cas de arre­glos de sub­woo­fers. Así en­ton­ces, fue­ron cua­tro días pa­ra en­tre­gar to­do el co­no­ci­mien­to po­si­ble pa­ra que los pre­sen­tes die­ran el si­guien­te pa­so ha­cia con­ver­tir­se en to­dos unos in­ge­nie­ros de sis­te­mas de so­ni­do. “El tra­ba­jo de un in­ge­nie­ro de sis­te­mas es el de coor­di­nar in­ter­ac­cio­nes de uno de los ele­men­tos más di­fí­ci­les que exis­te en la na­tu­ra­le­za que es el so­ni­do. Al ser in­vi­si­ble, el hom­bre ha desa­rro­lla­do una se­rie de téc­ni­cas y ha desa­rro­lla­do la tec­no­lo­gía pa­ra ha­cer­lo lo más tan­gi­ble po­si­ble pa­ra lle­gar a su ob­je­ti­vo que es el con­trol del mis­mo”, afir­ma Mer­lijn du­ran­te su par­ti­ci­pa­ción. Una de esas he­rra­mien­tas co­mún­men­te usa­das en la in­dus­tria es pre­ci­sa­men­te el co­no­ci­do Smaart de Ra­tio­nal Acous­tics, el SIM de Me­yer Sound, o el Spec­tra Foo de Me­tric Ha­lo, pe­ro tam­bién re­co­men­dó el uso de otros pro­gra­mas gra­tui­tos co­mo el Room EQ Wi­zard ( REW), que, aun­que me­nos in­tui­ti­vo que los pri­me­ros, ofre­ce lo su­fi­cien­te pa­ra lle­gar a los mis­mos re­sul­ta­dos.

Cuan­do un sis­te­ma so­no­ro no es­tá fun­cio­nan­do bien y/o no es­tá in­ter­ac­tuan­do de ma­ne­ra co­rrec­ta con el am­bien­te, arro­ja re­sul­ta­dos des­agra­da­bles pa­ra el oí­do hu­mano y es muy in­tere­san­te có­mo Mer­lijn pre­sen­tó lo que él lla­ma los Sie­te enanos de un mal sis­te­ma, los cua­les tie­nen un nom­bre se­gún el ran­go de fre­cuen­cias que acen­túan y cau­san des­ba­lan­ce. Así, de iz­quier­da a de­re­cha del es­pec­tro de fre­cuen­cias que un hu­mano pue­de per­ci­bir (que en teo­ría es de 20 Hz a 20 kHz, pe­ro en un plano más rea­lis­ta se­ría de 30 Hz a 18 kHz), se iden­ti­fi­ca un sis­te­ma que sue­na Tubby, Muddy, Boxy, Honky, Barky, Edgy y Si­bi­lant… y no, no hay tra­duc­ción al es­pa­ñol pa­ra to­dos es­tos ad­je­ti­vos, por lo que tal vez es me­jor apren­der­los así co­mo es­tán.

Con­cep­tos fun­da­men­ta­les que se tie­nen que com­pren­der pa­ra la co­rrec­ta ma­ni­pu­la­ción del so­ni­do son los de De­ci­bel, Con­tor­nos de igual­dad so­no­ra, Cur­vas de pon­de­ra­ción, Lon­gi­tud de on­da, Pe­rio­do, Fa­se y la re­la­ción de Dis­tan­cia y la Ve­lo­ci­dad del so­ni­do. “Cuan­do uno se en­cuen­tra fren­te a un sis­te­ma ha­cien­do me­di­cio­nes, no im­por­ta qué tan so­fis­ti­ca­do sea tu equi­po si no com­pren­des có­mo es­ta­ble­cen una ac­ción re­cí­pro­ca to­dos es­tos ele­men­tos. Ellos le dan con­tex­to a lo que es­tá uno vien­do en el mo­ni­tor”, ase­gu­ra Mer­lijn.

Du­ran­te es­tos días, tam­bién se dis­cu­tió la di­fe­ren­cia de los ana­li­za­do­res FFT de un so­lo ca­nal y los de do­ble ca­nal, don­de se con­clu­yó que es­tos úl­ti­mos se­rían los más úti­les pa­ra la co­rrec­ta in­ter­pre­ta­ción de lo que su­ce­de con el so­ni­do emi­ti­do por un sis­te­ma. “Los ana­li­za­do­res de un so­lo ca­nal ana­li­zan la se­ñal, mien­tras que los de dos ca­na­les ana­li­zan la res­pues­ta que el so­ni­do pro­yec­ta­do tie­ne en com­pa­ra­ción con la se­ñal en­via­da. A es­ta ac­ción se le co­no­ce co­mo fun­ción de trans­fe­ren­cia”, ex­pli­ca Mer­lijn.

Pa­ra el di­se­ño de un sis­te­ma de PA es esen­cial el co­no­ci­mien­to de co­ber­tu­ra de un al­ta­voz y có­mo apro­ve­char­la de la me­jor ma­ne­ra. Ac­tuan­do por sí so­la o co­mo par­te de un sis­te­ma, se de­ben asi­mi­lar con­cep­tos co­mo Án­gu­lo de co­ber­tu­ra y For­mas de co­ber­tu­ra (Co­ve­ra­ge Sha­pes), en­tre las cua­les po­de­mos men­cio­nar la Ra­dial, Iso­bar, la de Re­la­ción de As­pec­to Fron­tal (For­ward As­pect Ra­tio) y la de Re­la­ción de As­pec­to La­te­ral. En ca­da una de es­tas for­mas se mues­tra de ma­ne­ra di­ver­sa có­mo la in­ten­si­dad del so­ni­do pro­ve­nien­te de un al­ta­voz se de­gra­da o se for­ta­le­ce, otor­gan­do así al di­se­ña­dor pa­rá­me­tros pa­ra de­ter­mi­nar la co­lo­ca­ción de un sis­te­ma o de va­rios con el ob­je­ti­vo de que el so­ni­do sea dis­per­so en­tre la au­dien­cia de la ma­ne­ra más uni­for­me po­si­ble.

Co­mo se apun­tó arri­ba, la fa­se es un com­po­nen­te pri­mor­dial si se pien­sa en la op­ti­mi­za­ción de un sis­te­ma. “Re­cor­de­mos que un sis­te­ma, en es­te ca­so, es un con­jun­to de al­ta­vo­ces tra­ba­jan­do al mis­mo tiem­po, pe­ro la ma­yo­ría de las ve­ces tra­ba­jan­do a dis­tan­cias di­fe­ren­tes ca­da una con res­pec­to a los es­cu­chas. Las te­ne­mos que ha­cer tra­ba­jar de la ma­ne­ra más cohe­ren­te po­si­ble y la fa­se nos ayu­da­rá con eso”, se­ña­la Mer­lijn. “Las dis­tan­cias en­tre dos o más al­ta­vo­ces ha­rán que al­gu­nas fre­cuen­cias se in­ten­si­fi­quen y otras se de­bi­li­ten”. Y aquí fue cuan­do in­tro­du­jo un mé­to­do to­tal­men­te prác­ti­co pa­ra iden­ti­fi­car su­ma o can­ce­la­ción: su fa­mo­sa Rue­da de fa­se, que mues­tra de ma­ne­ra grá­fi­ca y fá­cil de com­pren­der que, por ejem­plo, cuan­do las on­das so­no­ras es­tán com­ple­ta­men­te en fa­se, hay una su­ma de + 6dB, pe­ro cuan­do hay un des­fa­se de 55 o 305 gra­dos, só­lo hay una su­ma de +5dB; 90 o 270 gra­dos mues­tran una su­ma de +3dB; 120 o 240 gra­dos no ex­pe­ri­men­tan su­ma; y 180 gra­dos fue­ra de fa­se re­pre­sen­tan una can­ce­la­ción. En es­te pun­to se to­có lo que se co­no­ce co­mo fil­tro de pei­ne y group de­lay.

Tal vez una de las par­tes más me­mo­ra­bles del se­mi­na­rio de Mer­lijn van Veen fue la in­tro­duc­ción de sus cal­cu­la­do­ras, co­mo la de ali­nea­ción de sub­woo­fer, la cual ayu­da a de­ter­mi­nar la po­si­ción óp­ti­ma pa­ra ali­near un sub­woo­fer a las bo­ci­nas prin­ci­pa­les. O la cal­cu­la­do­ra de dis­tri­bu­ción es­pa­cial, que nos ayu­da a de­ter­mi­nar dis­tri­bu­ción de ni­vel de pre­sión so­no­ra (SPL) o zo­nas de su­ma en­tre dos fuentes.

Es­pe­ra­mos, por su­pues­to, que és­ta sea la pri­me­ra de mu­chas oca­sio­nes en las que una per­so­na­li­dad de la ta­lla de Merl­jin van Veen nos vi­si­te y so­bre to­do, com­par­ta su ex­ten­so co­no­ci­mien­to en uno de los te­mas so­no­ros en lo que se re­quie­re ca­pa­ci­ta­ción: el di­se­ño de sis­te­mas.

Jorge, Mi­ja y Mer­lijn, con la Maes­tra Dia­na Ur­qui­za, pro­fe­so­ra de in­ge­nie­ría en Pro­duc­ción Mu­si­cal Di­gi­tal, cam­pus San­ta Fe

Mi­ja, Mer­lijn y Jorge

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.