L-Acous­tics,

sound:check magazine mexico - - En Concierto -

Es un he­cho que la mar­ca fran­ce­sa ha bus­ca­do la opor­tu­ni­dad de ha­cer­se pre­sen­ta en una bue­na can­ti­dad de even­tos al­re­de­dor del mun­do, y de ma­ne­ra re­gio­nal, Amé­ri­ca La­ti­na es un te­rri­to­rio en el que ha he­cho én­fa­sis. Lo­lla­pa­loo­za en Chi­le, Vi­ve La­tino en la Ciu­dad de Mé­xi­co y di­ver­sas gi­ras que han lle­ga­do a nues­tros paí­ses, son tan só­lo al­gu­nos ejem­plos. A con­ti­nua­ción, dos im­por­tan­tes even­tos: la vi­si­ta del Pa­pa Fran­cis­co a Me­de­llín, Co­lom­bia, y el con­cier­to de Paul Mc­Cart­ney en el Es­ta­dio Az­te­ca de la ca­pi­tal me­xi­ca­na, que tu­vie­ron a L-Acous­tics co­mo pro­ta­go­nis­ta so­no­ro, son ex­pli­ca­dos en su con­fi­gu­ra­ción, así co­mo de los re­tos pre­sen­ta­dos en és­tas.

En­tre flo­res y llu­via

El in­ge­nie­ro de apli­ca­cio­nes de L-Acous­tics, Alex Soto, es­tu­vo pre­sen­te du­ran­te el mon­ta­je del sis­te­ma que se usó pa­ra que el pú­bli­co es­cu­cha­ra el men­sa­je del Pa­pa Fran­cis­co en Me­de­llín, rea­li­za­da en la pe­cu­liar se­de del Ae­ro­puer­to Ola­ya He­rre­ra: “Se tra­tó de una mi­sa, una pro­duc­ción muy grande con 24 torres, dan­do un to­tal de 130 al­ta­vo­ces), dis­tri­bui­das con una dis­tan­cia de cin­cuen­ta me­tros en­tre una y otra. No hu­bo de­lays por­que los ti­ros de pro­fun­di­dad eran re­la­ti­va­men­te cor­tos. Una par­te del sis­te­ma prin­ci­pal que se uti­li­zó fue­ron sis­te­mas K2 y tam­bién de otras mar­cas. En el es­ce­na­rio se ins­ta­la­ron sis­te­mas la­te­ra­les (a los la­dos del al­tar, más dos es­ce­na­rios pe­que­ños la­te­ra­les, en don­de hu­bo una sin­fó­ni­ca y en otro, gru­pos re­gio­na­les). La no­che pre­via a la lle­ga­da del Pa­pa hu­bo una vi­gi­lia y du­ran­te ese even­to hu­bo ora­cio­nes y mú­si­ca, y al día si­guien­te, lle­gó más de un mi­llón de per­so­nas”. Ca­be men­cio­nar que en es­ta oca­sión, no hu­bo ne­ce­si­dad de sub­woo­fers ni de­lays, en­ton­ces real­men­te el ajus­te fue sen­ci­llo. Alex ex­pli­ca: “En reali­dad se tra­tó de bus­car el tono me­jor pa­ra la cla­ri­dad en la voz del Pa­pa y al mis­mo tiem­po con­ser­var la in­te­gri­dad de una or­ques­ta com­ple­ja co­mo una sin­fó­ni­ca que, por cier­to, so­nó excelente”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.