Bi­tes, by­tes & beats

sound:check magazine mexico - - Contenido - Por Mar­tín Díaz Vé­lez

Au­dio so­bre IP – Par­te I

En es­ta era de cam­bios de pa­ra­dig­mas, el au­dio no po­día que­dar­se atrás. Mu­cho se ha ha­bla­do y se ha­bla so­bre au­dio que “va so­bre IP”, “Dan­te” o “Red­net”, pe­ro po­co que­da cla­ro y sus ven­ta­jas aún pa­re­cen aje­nas a los es­tu­dios de gra­ba­ción e in­ge­nie­ros en ge­ne­ral. Vol­ve­mos a in­sis­tir en que no ha­bla­mos de si es me­jor el au­dio análo­go o el di­gi­tal, sino que va­mos siem­pre en pro de sa­car lo me­jor de am­bos mun­dos, uti­li­zan­do nues­tro hard­wa­re análo­go, pe­ro agre­gan­do la po­si­bi­li­dad de ru­teo que has­ta ha­ce po­co pa­re­cía cien­cia fic­ción.

Tér­mi­nos siem­pre úti­les

An­tes que na­da, acla­re­mos al­gu­nos con­cep­tos bá­si­cos pa­ra que no ha­ya du­das. 1. Red IP (In­ter­net Pro­to­col). Asig­na en ca­da red una di­rec­ción fi­ja o mó­vil a ca­da dis­po­si­ti­vo que es­té co­nec­ta­da a ella pa­ra ser en­con­tra­do. De mo­men­to, las di­rec­cio­nes IP son de has­ta do­ce nú­me­ros se­pa­ra­dos en cua­tro gru­pos se­pa­ra­dos por pun­tos: 192.198.100.103, 200.100.0.1, por ejem­plo.

2. TCP ( Trans­mis­sion Con­trol Pro­to­col). Si bien es un pro­to­co­lo de 1974, aún es muy uti­li­za­do y bá­si­ca­men­te da so­por­te a mu­chí­si­mas apli­ca­cio­nes. Es un sis­te­ma de tras­mi­sión y ne­go­cia­ción en­tre equi­pos o dis­po­si­ti­vos. Jun­to con el pro­to­co­lo IP, for­man el pro­to­co­lo TCP/ IP. 3. Rou­ter. Dis­po­si­ti­vo que per­mi­te, a gran­des ras­gos, con­tro­lar y or­ga­ni­zar nues­tra red. Po­see co­nec­to­res RJ45 pa­ra co­nec­tar los dis­tin­tos equi­pos que es­tén en nues­tra red y ad­mi­nis­trar sus transac­cio­nes de da­tos (au­dio in­clui­do).

4. An­cho de ban­da. Pa­ra ex­pli­car es­to, ima­gi­ne­mos nues­tro rou­ter co­mo un dis­tri­bui­dor de agua. És­te re­ci­bi­rá un gran cau­dal y de­be dis­tri­buir­lo a las di­fe­ren­tes ca­sas. Una ca­sa con ocho per­so­nas ne­ce­si­ta más cau­dal y pre­sión de agua que una pa­ra dos per­so­nas. Aho­ra, dis­po­ne­mos de un to­tal ima­gi­na­rio de cien li­tros; lo ló­gi­co se­ría dar­le a la ca­sa con ocho per­so­nas una can­ti­dad de ochen­ta li­tros y a la de dos, vein­te. Mu­chos rou­ters vie­nen con­fi­gu­ra­dos sin es­te pa­rá­me­tro y mu­chas ve­ces, su­ce­de que a la ca­sa de dos per­so­nas le van no­ven­ta li­tros y a la de ocho, le van diez y ahí em­pie­zan los pro­ble­mas. De la for­ma en la que ad­mi­nis­tre­mos nues­tro an­cho de ban­da (ver las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes téc­ni­cas del rou­ter) y co­mo lo con­fi­gu­re­mos, es que ten­dre­mos el me­jor pro­ve­cho. Mu­chas, pe­ro mu­chas ve­ces, no es que los rou­ters no sean los co­rrec­tos pa­ra una car­ga de tra­ba­jo, sino que es­tán mal con­fi­gu­ra­dos o no lo es­tán.

5. QoS: (Qua­lity of Ser­vi­ces). Ca­rac­te­rís­ti­ca con la que vie­nen va­rios rou­ters pa­ra ad­mi­nis­trar qué ti­po de in­for­ma­ción tie­ne prio­ri­dad de pa­so (ma­yor an­cho de ban­da), an­tes que otra.

Es ne­ce­sa­rio ha­cer una dis­tin­ción an­tes de con­ti­nuar. Hay mu­chas con­so­las, con­tro­la­do­res y dis­po­si­ti­vos que tie­nen un soc­ket RJ45, pe­ro eso no nos da el in­di­cio real de que ten­ga au­dio so­bre IP. Mu­chos de es­te ti­po de con­tro­la­do­res usan red (Et­her­net) con fi­na­li­da­des de au­to­ma­ti­za­ción, con­trol, sin­cro­nía o en­vío de co­man­dos, pe­ro no au­dio so­bre IP.

El au­dio so­bre IP (no con­fun­dir con con­trol so­bre IP men­cio­na­do an­te­rior­men­te), ne­ce­si­ta una con­ver­sión de au­dio análo­go a di­gi­tal y de au­dio di­gi­tal al pro­to­co­lo de red que use­mos pa­ra en­viar/trans­por­tar nues­tro so­ni­do a nues­tro dis­po­si­ti­vo de des­tino. Una vez lle­ga­do a es­te lu­gar, ne­ce­si­ta una de­co­di­fi­ca­ción de pa­que­te de red a au­dio di­gi­tal y de di­gi­tal a análo­go pa­ra sa­lir por nues­tros mo­ni­to­res, co­mo lo ha­ce una se­ñal co­mún de nues­tra DAW.

Es­to po­dría pa­re­cer en­go­rro­so, pe­ro no lo es. Con­si­de­re­mos, co­mo una de las ven­ta­jas pri­ma­rias (por em­pe­zar a nom­brar al­gu­na de ellas), que si po­see­mos nues­tro con­trol room en una par­te de nues­tro es­tu­dio o ca­sa y nues­tra sa­la en otra par­te (los que ha­yan he­cho es­to sa­brán de lo que ha­blo), pa­sar una man­gue­ra de co­ne­xión de 16 ca­na­les y cua­tro en­víos, di­ga­mos unos diez a vein­te me­tros en­tre re­co­rri­do de pa­re­des co­mo mí­ni­mo, sa­be­mos que es un gas­to muy al­to de di­ne­ro si lo com­pa­ra­mos con un so­lo ca­ble de red de ca­te­go­ría 5 o 6. An­tes de con­ti­nuar, tam­bién po­de­mos men­cio­nar el te­ma de có­mo un ca­ble con una se­ñal análo­ga su­fre la ra­dio fre­cuen­cia y el in­flu­jo de otras se­ña­les a su pa­so por más que es­té apan­ta­lla­do. Ha­ce unos años, el pro­ble­ma so­la­men­te eran al­gu­nas se­ña­les de ra­dio, ma­las ins­ta­la­cio­nes eléc­tri­cas, pro­ble­mas de ais­la­mien­to, trans­for­ma­do­res o líneas per­pen­di­cu­la­res, pe­ro ac­tual­men­te, a esos pro­ble­mas o cau­san­tes de la pa­ra­si­ta­ción de nues­tra se­ñal de­be­mos agre­gar­le la te­le­fo­nía ce­lu­lar y las re­des inalám­bri­cas.

¿Por qué el trans­por­te de au­dio por IP no su­fre el mis­mo pro­ble­ma que por ca­ble de au­dio análo­go?

Pa­ra res­pon­der es­ta pre­gun­ta, va­ya­mos con un po­co de teo­ría so­bre el au­dio por IP. Co­mo di­ji­mos an­tes, pa­ra que el au­dio sea trans­por­ta­do por ca­ble de red, ne­ce­si­ta ser mues­trea­do por un con­ver­sor A/D y lue­go ser trans­for­ma­do en pa­que­te de pro­to­co­lo TCP/ IP par, uno po­dría pen­sar que to­ma mu­cho tiem­po y que la la­ten­cia se­ría im­po­si­ble. Po­de­mos de­cir que es­ta­mos en una par­te del tiem­po y la tec­no­lo­gía en la que, con la im­ple­men­ta­ción de tec­no­lo­gías Gi­ga­bit en re­des, pro­ce­sa­do­res y clocks más rá­pi­dos, la con­ver­sión ha lle­ga­do a ba­jar a ca­si nano se­gun­dos y por en­de, la la­ten­cia fi­nal.

Una vez con­ver­ti­do nues­tro au­dio en pa­que­te de red pa­ra su trans­por­te, és­te co­rre con un iden­ti­fi­ca­dor (ID) has­ta su des­tino, don­de es ve­ri­fi­ca­do y re­con­ver­ti­do en au­dio di­gi­tal, lo que per­mi­te en­viar de for­ma mul­ti­ple­xa­da (va­rios ha­ces de in­for­ma­ción co­rrien­do pa­ra­le­los), ha­cia va­rias in­ter­fa­ces de au­dio que so­por­ten au­dio so­bre IP, per­mi­tien­do una fle­xi­bi­li­dad en el ru­teo nun­ca an­tes vis­ta.

¿Có­mo es po­si­ble ese ru­teo?

Su­pon­ga­mos que es­ta­mos gra­ban­do en nues­tra sa­la una ba­te­ría (pon­gá­mo­nos exi­gen­tes), en 16 ca­na­les. Nues­tro con­ver­ti­dor es­ta­rá en la sa­la; es de­cir, que la se­ñal análo­ga só­lo tie­ne el re­co­rri­do des­de el mi­cró­fono has­ta el con­ver­ti­dor. Su­pon­ga­mos que que­re­mos ha­cer un ru­teo de esa ba­te­ría ha­cia dos des­ti­nos: el pri­me­ro, el con­trol-room don­de es­tá el res­to de la ban­da y el se­gun­do a una sa­la de post pro­duc­ción. El ru­teo en es­tos ca­sos es co­man­da­do por el soft­wa­re que vie­ne con la in­ter­faz y dis­tri­bu­ye los pa­que­tes jun­to con el rou­ter; es de­cir, só­lo ne­ce­si­ta­mos tres ca­bles de red (uno pa­ra la sa­li­da del con­ver­ti­dor y los otros pa­ra ca­da des­tino), lo que nos aho­rra split­ters de man­gue­ras, co­nec­to­res y unos cuan­tos mi­les de pe­sos, ade­más de que el au­dio no su­fre in­ter­fe­ren­cia.

Conclusión de la pri­me­ra par­te

Sa­be­mos que és­te es un te­ma com­ple­jo, ya que rom­pe el pa­ra­dig­ma del au­dio “tra­di­cio­nal”, y que a ve­ces el ma­te­rial dis­po­ni­ble no es­tá ac­tua­li­za­do o no es su­fi­cien­te. Por eso lo re­par­ti­re­mos en tres par­tes, pa­ra abar­car­lo de la for­ma que se me­re­ce. Des­de es­ta hu­mil­de trin­che­ra de la in­for­ma­ción, in­ten­ta­re­mos acer­car­les lo me­jor y tra­tar de que co­men­ce­mos a pen­sar que an­te una nue­va for­ma de tra­ba­jar en el au­dio, de­be­mos es­tar abier­tos a co­no­cer lo que es­tá pa­san­do. Ob­via­men­te, no es­ta­mos rein­ven­tan­do la rue­da o re­des­cu­brien­do el fue­go, pe­ro nos encontramos an­te un cam­bio del flu­jo de tra­ba­jo que bien sa­be­mos que a los se­res hu­ma­nos nos cues­ta mu­chí­si­mo; por al­go se di­ce que el ser hu­mano es un ani­mal de cos­tum­bres. Pa­ra cerrar, me re­sue­na la fra­se del gran Luis Al­ber­to Spi­net­ta que cantó: “Aun­que me fuer­cen, yo nun­ca voy a de­cir que to­do tiem­po pasado fue me­jor. ¡Ma­ña­na es me­jor!”.

*Mú­si­co de ca­rre­ra, com­po­si­tor, pro­fe­sio­nal del au­dio y la tec­no­lo­gía, re­si­den­te en la Ciu­dad de Mé­xi­co. Ac­tual­men­te se desem­pe­ña co­mo con­sul­tor en au­dio, pro­duc­tor, rea­li­zan­do gra­ba­cio­nes y mas­te­ri­za­ción. Des­de 2005 tie­ne su pro­pio se­llo: Fu­sa Re­cords (www.fu­sa-re­cords.com). Es­tu­dian­te avan­za­do de In­ge­nie­ría en la UTN, Ar­gen­ti­na, co­la­bo­ra­dor en pá­gi­nas so­bre au­dio y tec­no­lo­gía. Miem­bro AES Full des­de 2007, par­ti­ci­pan­do ac­ti­va­men­te en di­ser­ta­cio­nes so­bre in­for­má­ti­ca mu­si­cal y tec­no­lo­gía apli­ca­da al au­dio tan­to en Mé­xi­co co­mo en Ar­gen­ti­na. Con­tac­to: mdiaz­ve­lez@ fu­sa-re­cords.com *Mú­si­co de ca­rre­ra, com­po­si­tor, pro­fe­sio­nal del au­dio y la tec­no­lo­gía, re­si­den­te en la Ciu­dad de Mé­xi­co. Ac­tual­men­te se desem­pe­ña co­mo con­sul­tor en au­dio, pro­duc­tor, rea­li­zan­do gra­ba­cio­nes y mas­te­ri­za­ción. Des­de 2005 tie­ne su pro­pio se­llo: Fu­sa Re­cords (www.fu­sa­re­cords.com). Es­tu­dian­te avan­za­do de In­ge­nie­ría en la UTN, Ar­gen­ti­na, co­la­bo­ra­dor en pá­gi­nas so­bre au­dio y tec­no­lo­gía. Miem­bro AES Full des­de 2007, par­ti­ci­pan­do ac­ti­va­men­te en di­ser­ta­cio­nes so­bre in­for­má­ti­ca mu­si­cal y tec­no­lo­gía apli­ca­da al au­dio tan­to en Mé­xi­co co­mo en Ar­gen­ti­na. Con­tac­to: mdiaz­ve­lez@fu­sa-re­cords.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.