No­tas del me­dio

sound:check magazine mexico - - Contenido -

Aquí, allá y en to­dos la­dos. A los 19 años, Geoff Eme­rick se con­vir­tió en el in­ge­nie­ro en je­fe de gra­ba­ción de The Beatles y des­de ese mo­men­to fue tes­ti­go de la evo­lu­ción so­no­ra de una de las agru­pa­cio­nes más im­por­tan­tes del mun­do. En los si­guien­tes pá­rra­fos, ex­traí­dos del re­por­ta­je pu­bli­ca­do en 2012 du­ran­te su vi­si­ta a sound:check Xpo gra­cias a la in­vi­ta­ción de AES Mé­xi­co, que­re­mos ren­dir­le un sen­ti­do ho­me­na­je y agra­de­ci­mien­to a es­ta enor­me fi­gu­ra.

¡Has­ta siem­pre, Geoff!

“Yo na­cí análo­go y ese es mi cri­te­rio, por­que sé bien a lo que sue­na; cuan­do lle­gó el so­ni­do di­gi­tal, al prin­ci­pio la ca­li­dad es­ta­ba un po­co fue­ra del mun­do que yo acos­tum­bra­ba es­cu­char y no so­na­ba bien. Du­ran­te los si­guien­tes me­ses y años, des­cu­brí los mo­ti­vos por los que téc­ni­ca­men­te lo di­gi­tal no so­na­ba tan bien. Va­rios años des­pués sa­be­mos que eso de­pen­de de los con­ver­ti­do­res”. “Pa­ra mí to­do co­mien­za en la sa­la de gra­ba­ción. Ahí es don­de es­cu­chas al­go y pien­sas: ‘la com­bi­na­ción de esos ins­tru­men­tos tal vez po­dría so­nar bien, o hay cier­ta to­na­li­dad ahí’. Ese pue­de ser el so­ni­do do­mi­nan­te den­tro de tu ca­be­za: el que te lle­vas al con­trol room y lue­go lo sa­cas. Y en cier­ta me­di­da lo cons­tru­yes al­re­de­dor de los otros so­ni­dos y tex­tu­ras que se es­cu­chan jun­to con el so­ni­do do­mi­nan­te, del que in­clu­so la gen­te en sa­la no se per­ca­ta. Pue­de ser la amal­ga­ma de dos no­tas o lo que sea”.

“Tam­bién hay que de­cir que la nue­va era tec­no­ló­gi­ca es real­men­te bue­na pa­ra los tra­ba­jos de ci­ne gra­cias a la ca­li­dad del so­ni­do di­gi­tal, ya que es muy lim­pio y pre­ci­so, sin pér­di­das de se­ñal. Pa­ra los sound­tracks de pe­lí­cu­las sim­ple­men­te es ex­ce­len­te, es­pe­cial­men­te los sis­te­mas de so­ni­do THX”.

“Ado­ro gra­bar ma­te­ria­les que im­pli­quen un re­to. Nor­mal­men­te no me in­clino por las co­sas pro­me­dio. Me gus­ta tra­ba­jar ele­men­tos muy par­ti­cu­la­res, así co­mo to­do el pro­ce­so de la gra­ba­ción; siem­pre he es­ta­do fas­ci­na­do por ello y vie­ne des­de mu­cho tiem­po atrás, des­de Los Beatles, ob­via­men­te. Yo so­lía pro­ce­sar dis­cos nor­te­ame­ri­ca­nos, los que te­nían mu­cho más gra­ves que los dis­cos pro­du­ci­dos en In­gla­te­rra. Así que uno de mis ob­je­ti­vos fue me­jo­rar las fre­cuen­cias ba­jas. Esa se con­vir­tió en mi fuer­za con­duc­to­ra”.

“La ma­yo­ría de los gru­pos con los que aho­ra tra­ba­jo so­lían gra­bar co­mo los de­más, en di­gi­tal y con Pro Tools. Pe­ro yo quie­ro sa­car lo má­xi­mo de ellos y con el ma­yor sen­ti­mien­to. Los lle­vo a gra­bar en el es­tu­dio co­mo una so­la uni­dad y es­to pue­de lle­var va­rias to­mas, en vez de edi­tar a par­tir de tres. Y tie­nen que to­car bien en el es­tu­dio”. “Con­si­de­ro que se de­ben te­ner di­fe­ren­tes po­si­bi­li­da­des, co­lo­res, pin­tu­ra y to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra ejer­cer el ofi­cio. Ya sa­bes, lo que pue­das sa­car en una gra­ba­ción a par­tir de lo que es­cu­chas en el es­tu­dio. Ca­da ar­tis­ta im­pli­ca un re­to. Di­go, no de­be­ría­mos lla­mar­le tra­ba­jo de es­tu­dio: es­tás ha­cien­do lo me­jor po­si­ble”.

Con los in­ge­nie­ros Fran­cis­co Mi­ran­da y Hum­ber­to Te­rán

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.