MA­RA­TO­NIS­TA SIN PRE­TEX­TOS

Gua­da­lu­pe Cues­ta es una al­ta eje­cu­ti­va de Ame­ri­can Ex­press en Mé­xi­co. Du­ran­te su vi­da ha rea­li­za­do di­fe­ren­tes dis­ci­pli­nas fí­si­cas, pe­ro sin du­da la que más le ha apa­sio­na­do, so­bre to­do en los úl­ti­mos años, es el run­ning.

Sport Life (México) - - Gente - Por: Jor­ge Sán­chez

EN PA­LA­BRAS DE Ne­ce­si­to co­rrer pa­ra em­pe­zar bien el día, pa­ra te­ner ener­gía, es­tar con­ten­ta y con una ac­ti­tud po­si­ti­va. Si al­go odio de ver­dad, es no co­rrer du­ran­te el día Lu­pi­ta Cues­ta

gre­sa­da del Tec­no­ló­gi­co de Mon­te­rrey en la li­cen­cia­tu­ra de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas, ca­sa­da y aún sin hi­jos, Lu­pi­ta ( co­mo pre­fie­re que la lla­men), es la res­pon­sa­ble de to­das las áreas de ser­vi­cio de aten­ción a clien­tes de Ame­ri­can Ex­press Mé­xi­co. Des­de su ofi­ci­na atien­de a per­so­nas de Mé­xi­co, La­ti­noa­mé­ri­ca y Es­ta­dos Uni­dos. An­te­rior­men­te tra­ba­ja­ba co­mo Ge­ren­te de Ser­vi­cio a Clien­tes pa­ra el mercado de la ca­de­na de te­le­vi­sión ABC La­ti­noa­mé­ri­ca.

De­por­tis­ta to­da la vi­da La vi­da de es­ta mu­jer se ha ca­rac­te­ri­za­do por es­tar siem­pre fí­si­ca­men­te ac­ti­va. En su in­fan­cia hi­zo gim­na­sia olím­pi­ca de com­pe­ten­cia, par­ti­ci­pan­do en va­rios na­cio­na­les, ade­más de prac­ti­car otras dis­ci­pli­nas, co­mo na­ta­ción y te­nis. No le lla­ma­ba la aten­ción co­rrer, sin em­bar­go, ya ca­sa­da, acom­pa­ñó a su es­po­so al Ma­ra­tón de Ber­lín, don­de él, al con­cluir­lo, le pro­pu­so que si ella co­rría co­mo mí­ni­mo me­dio ma­ra­tón, le re­ga­la­ría lo que desea­ra. Des­pués de va­rios en­tre­na­mien­tos y una die­ta ade­cua­da, lo­gró cru­zar la lí­nea de me­ta, ter­mi­nan­do ex­haus­ta y ado­lo­ri­da de to­do el cuer­po. A tra­vés de di­cha ex­pe­rien­cia se dio cuen­ta que co­rrer dis­tan­cias lar­gas re­quie­re de una gran pre­pa­ra­ción fí­si­ca y, más aún, men­tal. “Gran par­te de las co­sas son men­ta­les, to­do es­tá en la men­te”, ase­gu­ra una de­por­tis­ta que tiem­po des­pués de­ci­dió ir por el pla­to fuer­te: el ma­ra­tón. Su pri­mer 42K fue Ber­lín, a los 39 años. “¿ Qué pen­sé an­tes del dis­pa­ro de sa­li­da?, bueno, en reali­dad no mu­cho, só­lo sa­ber si de ver­dad lo po­dría aca­bar; me di­je: ¡ no me pue­do fa­llar! ¿ Cuál fue mi reac­ción al ver por fin la lí­nea de me­ta? Me em­pe­cé a reír y ex­cla­mé: no es tan di­fí­cil, es­tá en mí… sí se pue­de. Es­ta­ba muy con­ten­ta”, ma­ni­fies­ta. Ha co­rri­do cua­tro ma­ra­to­nes: Ber­lín, Pa­rís, Chica­go, Ja­pón, y ac­tual­men­te se pre­pa­ra pa­ra co­rrer de nue­vo Chica­go, el 11 de oc­tu­bre de es­te año.

Mo­ti­va­da siem­pre Ca­da pa­so que da, ya sea en un en­tre­na­mien­to o una com­pe­ten­cia, se lo ofre­ce a al­go o a al­guien. En su pri­mer 42K, Lu­pi­ta le brin­dó to­do el es­fuer­zo y la de­di­ca­ción a un com­pa­ñe­ro de tra­ba­jo, quien su­fría una de­li­ca­da en­fer­me­dad; des­afor­tu­na­da­men­te, su sa­lud no me­jo­ró en la for­ma que to­dos desea­ban. En la ac­tua­li­dad, su her­ma­na pa­de­ce una pa­to­lo­gía si­mi­lar y ca­da día que ella se le­van­ta a entrenar, no hay pa­so que no lo de­di­que a su pron­ta re­cu­pe­ra­ción.

Tra­ba­jar y co­rrer, to­do es po­si­ble La pre­pa­ra­ción que con­lle­va un ma­ra­tón es de­ma­sia­do in­ten­sa, aun más pa­ra quien tie­ne una gran can­ti­dad de obli­ga­cio­nes y res­pon­sa­bi­li­da­des. En un prin­ci­pio en­tre­na­ba en las ma­dru­ga­das, pa­ra que su pre­pa­ra­ción no in­ter­fi­rie­ra con su jor­na­da la­bo­ral. Aho­ra que sus je­fes ya co­no­cen su pa­sión, le dan la fle­xi­bi­li­dad de lle­gar un par de ho­ras tar­de pa­ra que pue­da co­rrer en las ma­ña­nas, cla­ro, con la con­di­ción de que su pro­duc­ti­vi­dad la­bo­ral no se afec­te.

7 co­sas que de­bes sa­ber de Lu­pi­ta Atle­ta fa­vo­ri­to: La gim­nas­ta Na­dia Co­ma­ne­ci. "Es una per­so­na ad­mi­ra­ble, dis­ci­pli­na­da, que es lo que ca­rac­te­ri­za a un buen atle­ta o pro­fe­sio­nis­ta. Me sien­to to­tal­men­te iden­ti­fi­ca­da con ella”. Ma­ra­tón fa­vo­ri­to: Ber­lín. "Fue mi pri­mer ma­ra­tón y en el que me­jor tiem­po he te­ni­do”. Ma­ra­tón más di­fí­cil: Ja­pón. "Es­tá lleno de subidas. No lo vuel­vo a co­rrer”.

Fo­tos: Héc­tor Gar­cía

42K SIN SA­BER­LO Al co­rrer jun­to a su es­po­so un me­dio ma­ra­tón en Río de Ja­nei­ro, am­bos lle­ga­ron a la me­ta, pe­ro en tiem­pos di­fe­ren­tes. No pu­die­ron en­con­trar­se de­bi­do al in­men­so nú­me­ro de per­so­nas que par­ti­ci­pa­ron en el even­to. Al no te­ner di­ne­ro ni...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.