ALI­MEN­TOS AN­TI-ABS

¿Cuán­tas ve­ces has leí­do la tri­lla­da fra­se “el ab­do­men se tra­ba­ja en la co­ci­na”? Es de­ses­pe­ran­te in­ver­tir va­rias ho­ras a la se­ma­na en ru­ti­nas in­ten­sas de car­dio y de fuer­za, ha­cer 30, 40 y 60 se­gun­dos de pLAN CHAS con for­ma per­fec­ta, crun­ches… y aún así e

Sport Life (México) - - Editorial - Por Ma­ria­na Sán­chez Wi­lliams / Fotos: Is­tock

Un ab­do­men de­fi­ni­do depende del ejer­ci­cio y un por­cen­ta­je ba­jo del te­ji­do gra­so. Te da­mos al­gu­nos con­se­jos pa­ra que no lo arrui­nes en la co­ci­na.

Si bien es cier­to que tra­ba­jar los múscu­los del ab­do­men es esen­cial pa­ra for­ta­le­cer­los, la reali­dad es que mien­tras exis­ta una ca­pa de gra­sa que los cu­bra, no ha­brá nú­me­ro de re­pe­ti­cio­nes su­fi­cien­tes pa­ra lo­grar que esos múscu­los se vean. Lo que ne­ce­si­tas es des­ha­cer­te de la gra­sa y pa­ra ello la ali­men­ta­ción es cla­ve. El com­bo ideal siem­pre in­clu­ye ejer­ci­cio (checa los de la pá­gi­na 46), ali­men­ta­ción y un óp­ti­mo des­can­so. ¿Sabías que los al­tos ni­ve­les de es­trés, así co­mo la ma­la ca­li­dad de sue­ño pro­mue­ven la acu­mu­la­ción de gra­sa en el ab­do­men? Cuan­do es­tás ten­so, preo­cu­pa­do y es­tre­sa­do se­cre­tas una hor­mo­na lla­ma­da cor­ti­sol y és­ta fa­vo­re­ce la acu­mu­la­ción de gra­sa en el ab­do­men. Dor­mir me­nos de seis ho­ras ca­da no­che tam­bién es­tá re­la­cio­na­do con la acu­mu­la­ción de gra­sa en el área ab­do­mi­nal; ade­más la fal­ta de sue­ño afec­ta la se­cre­ción de las hor­mo­nas en­car­ga­das de re­gu­lar el ape­ti­to (gre­li­na) cau­sán­do­te más ham­bre. Es ri­dícu­lo que le pon­ga­mos tan­ta aten­ción a te­ner cua­dri­tos, pe­ro na­da de es­fuer­zo a vi­vir li­bres de es­trés. Sin em­bar­go es cier­to: pa­ra con­se­guir nues­tro ab­do­men de en­sue­ño tam­bién hay que tra­ba­jar en ser fe­li­ces y en­con­trar un equi­li­brio en­tre nues­tro tra­ba­jo, la fa­mi­lia y los pla­ce­res co­ti­dia­nos. Te­ner pen­sa­mien­tos po­si­ti­vos y ro­dear­te de gen­te que te ins­pi­re y em­pu­je a lo­grar tus ob­je­ti­vos y vi­vir una vi­da ple­na, es bá­si­co pa­ra ami­no­rar los ni­ve­les de es­trés y to­do es­to ayu­da a que la gra­sa no se acu­mu­le don­de no de­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.