NÚÑEZ, EN­TRE LA VER­DAD Y EN­GA­ÑO

Tabasco Hoy - - PORTADA - JO­SE CHABLE RUIZ

Ha­ce seis años, el go­bierno gra­nie­ris­ta en­fren­ta­ba en el sec­tor sa­lud es­ta­tal una cri­sis hos­pi­ta­la­ria y la exi­gen­cia de pa­go de pro­vee­do­res, lo­gró sol­ven­tar el pa­go de sa­la­rios, pres­ta­cio­nes y agui­nal­do de la burocracia en los úl­ti­mos tres me­ses del 2012.

El go­ber­na­dor An­drés Gra­nier Me­lo de­jó una deu­da pú­bli­ca au­to­ri­za­da por el Con­gre­so del Es­ta­do por más de 4 mil 500 mi­llo­nes de pe­sos, aun­que el go­bierno nu­ñis­ta en los pri­me­ros me­ses del 2013 re­fe­ría que ha­bía de­ja­do pa­si­vos su­pe­rior a los 20 mil mi­llo­nes de pe­sos. (Ex­cel­sior 07032013).

Inima­gi­na­ble que los ta­bas­que­ños pa­de­cié­ra­mos seis años des­pués una cri­sis fi­nan­cie­ra no co­mo la gra­nie­ris­ta sino ¡peor!, de­bi­do a que quien go­ber­na­ría por seis años los des­ti­nos de Ta­bas­co, se ha­bía “pre­pa­ra­do to­da su vi­da” pa­ra ser go­ber­na­dor, pe­ro ade­más su bio­gra­fía co­mo po­lí­ti­co y ser­vi­dor pú­bli­co era de una con­duc­ta in­ta­cha­ble, pro­ba, ho­nes­ta, in­te­li­gen­te, de efi­cien­cia.

Qué le pa­só a Ar­tu­ro Núñez Ji­mé­nez en los úl­ti­mos cin­co años, diez me­ses y nue­ve días que lle­va co­mo go­ber­na­dor de Ta­bas­co, na­die sa­be. Dos de sus co­la­bo­ra­do­res que son ami­gos per­so­na­les de Núñez, me co­men­ta­ron que por ser un hom­bre bueno vi­ve una tra­ge­dia más gra­ve que la de Gra­nier, y “en el pe­ca­do se lle­va la pe­ni­ten­cia”.

Ope­ra­dor po­lí­ti­co efi­cien­te, que pre­su­mía que ese ta­len­to le ser­vi­ría pa­ra ha­cer un buen go­bierno, Núñez ren­di­rá el pró­xi­mo do­min­go su úl­ti­mo In­for­me de Go­bierno, con un es­ce­na­rio en el que pri­va el sos­pe­cho­sis­mo de co­rrup­ción y que­bran­to en las fi­nan­zas pú­bli­cas, en don­de to­do apun­ta que el res­pon­sa­ble es su se­cre­ta­rio de Fi­nan­zas, Amet Ra­mos Tro­co­nis. A Gra­nier se le acu­só de be­ne­fi­ciar a sus ami­gos. Con Núñez, hay la pre­sun­ción que no be­ne­fi­ció a los que lo lle­va­ron a la gu­ber­na­tu­ra, sino a los mis­mos de siem­pre y a los enemi­gos his­tó­ri­cos del nu­ñis­mo.

Núñez de­be una ex­pli­ca­ción a los ta­bas­que­ños so­bre qué pa­só en su go­bierno. Tie­ne la opor­tu­ni­dad de re­co­no­cer el do­min­go que se equi­vo­có y que va a cas­ti­gar a los fun­cio­na­rios des­lea­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.