De­laob­se­sión AL PRO­CE­SO EDI­TO­RIAL

Tequila Apasionado - - CARTA EDITORIAL - EDI­TO­RA EN JE­FE Twit­ter: car­lo­ta­mon­to­ya

En es­ta épo­ca es ta­rea fá­cil ob­te­ner da­tos so­bre cual­quier te­ma, el in­ter­net nos abrió la puer­ta a un mon­tón de in­for­ma­ción. Pe­ro qué su­ce­de cuan­do no sa­be­mos có­mo usar­la. De la mis­ma for­ma en la que pon­de­ra­mos la im­por­tan­cia de las fuen­tes es co­mo cons­trui­mos una re­vis­ta. De qué va­mos a ha­blar, có­mo se abor­da­rán los te­mas y muy im­por­tan­te có­mo de­be de ver­se.

Re­quie­re de un me­ticu­loso tra­ba­jo, don­de el pro­ce­so es fun­da­men­tal, aquí no to­dos los ca­mi­nos con­du­cen a Ro­ma, al con­tra­rio, un pe­que­ño error de cálcu­lo pue­de re­sul­tar en una ca­tás­tro­fe de di­men­sio­nes épi­cas. Es­toy exa­ge­ran­do un po­co, nos he­mos en­fren­ta­do a to­do ti­po de con­tin­gen­cias y des­pués de 13 nú­me­ros –¿coin­ci­den­cia ca­ba­lís­ti­ca?– y más de dos años, po­de­mos de­cir que, fi­nal­men­te “nos es­ta­mos cur­tien­do”.

Una at­mós­fe­ra de obsesión nos en­vol­vió par­ti­cu­lar­men­te en es­ta edi­ción, se­gu­ra­men­te tie­ne que ver con que nues­tra his­to­ria de por­ta­da re­tra­ta la ator­men­ta­da vi­da de una men­te bri­llan­te: Ya­yoi Ku­sa­ma (p. 48) una ar­tis­ta mul­ti­fa­cé­ti­ca y com­pul­si­va que de­trás del su­fri­mien­to en­con­tró la ma­ne­ra de cons­truir her­mo­sas re­pre­sen­ta­cio­nes del in­fi­ni­to.

¿Al­gu­na vez se han pre­gun­ta­do có­mo es que la pa­pa ha sal­va­do na­cio­nes? Les pla­ti­ca­mos un po­co de la his­to­ria y de su ori­gen (p. 28). No ol­vi­da­mos nues­tra esen­cia, en es­ta oca­sión Jan­sel Jiménez nos re­ga­la la de­cons­truc­ción del vod­ka (p. 32) el des­ti­la­do neu­tro por ex­ce­len­cia y el más ven­di­do del mun­do. Uli­ses García se fue a me­ter un de­pó­si­to de cer­ve­zas pa­ra ha­blar­nos de las nue­vas mar­cas ar­te­sa­na­les, có­mo ele­gir una y dón­de con­se­guir­la (p. 36).

Nues­tras ya fa­mo­sas eva­lua­cio­nes de des­ti­la­dos nos lle­va­ron por el mun­do del mez­cal, aquí diez op­cio­nes de jó­ve­nes (p. 44). Un fior­do es el es­ce­na­rio per­fec­to pa­ra cual­quier his­to­ria de Tol­kien o de los her­ma­nos Grimm. Alma Or­tiz dio una vuel­ta por No­rue­ga y nos di­ce cuá­les son los lu­ga­res que no te pue­des per­der del país nór­di­co (p. 58).

Nos de­di­ca­mos a ali­men­tar el es­pí­ri­tu, pe­ro tam­bién a te­ner el co­ra­zón con­ten­to ¿có­mo? A tra­vés de la co­mi­da, y co­mo los úl­ti­mos siem­pre se­rán los pri­me­ros, en es­ta oca­sión nues­tra sec­ción de Ma­ri­da­je es­tá de­di­ca­da a los pos­tres, un dul­ce pa­ra el alma re­sul­ta en una ex­pre­sión inequí­vo­ca de fe­li­ci­dad; Mart­ha Or­tiz, Pe­dro Evia y Ri­car­do Mu­ñoz Zu­ri­ta nos de­lei­ta­ron con su se­duc­to­res se­cre­tos pa­ra la so­bre­me­sa (p. 66).

Es­tas y otras sor­pre­sas se en­cie­rran en es­tas pá­gi­nas, de­seo dis­fru­ten del re­co­rri­do y de nues­tra de­li­cio­sa obsesión por el pro­ce­so.

La Pa­pa, des­de Re­pú­bli­ca Checa has­ta el al­ti­plano an­dino Vod­ka, el es­pi­ri­tuo­so neu­tro y agua de vi­da de los ru­sos

El mez­cal es un eli­xir de los dio­ses ¿cuál es me­jor? Ya­yoi Ku­sa­ma y su bri­llan­te obsesión en el Ta­ma­yo Chef Pe­dro Evia K’u’uk (68) Chef Mar tha Or tiz Dul­ce Pa­tria (70) Chef Ri­car­do Mu­ñoz Zu­ri­ta Azul His­tó­ri­co (72) Dis­fru­ta de los co­te­les del Pa­trón

Nue­vo Ini­cio. Par te II

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.