LA MI­SIÓN DEL AL­MA EL LE­GA­DO

TVNotas Especial Horoscopos - - Decide Tu Camino -

El úni­co lu­gar de tu pa­sa­do al que de­bes mi­rar es has­ta dón­de has lle­ga­do, no bus­ques en ca­jo­nes lo que eres, en­cuén­tra­te en lo que tie­nes y có­mo te vi­ves, pues has­ta don­de has lle­ga­do en tu ex­pe­rien­cia in­di­vi­dual, se de­be en gran me­di­da a tu ex­pe­rien­cia gru­pal, con tu fa­mi­lia y to­do aquel que te ro­dea.

Aun­que por na­tu­ra­le­za te­ne­mos un de­seo in­di­vi­dual de cre­cer y com­pren­der quié­nes so­mos, apren­de­mos mu­cho a tra­vés de lo que ha­ce­mos y de nues­tras he­rra­mien­tas con las que na­ci­mos pa­ra adap­tar­nos al mun­do.

La vi­da es una es­cue­la que nos en­tre­na pa­ra el amor in­te­rior y pa­ra com­par­tir ese amor al ex­te­rior.

La fron­te­ra en­tre tu vo­ca­ción y tu mi­sión de vi­da co­mien­za cuan­do tu de­seo de cre­ci­mien­to y pro­yec­ción in­di­vi­dual des­pier­ta el de­seo, en tu in­te­rior, de que­rer com­par­tir­lo con los de­más o po­ner­lo al ser­vi­cio de otros.

Hay per­so­nas, cu­ya mi­sión del al­ma es sim­ple­men­te en­con­trar su vo­ca­ción en es­ta vi­da, pa­ra ir­se en­tre­nan­do a vi­das fu­tu­ras, don­de su mi­sión se­rá po­ner al ser­vi­cio de los de­más esa vo­ca­ción.

To­dos so­mos par­te de ese plan, de una mi­sión sa­gra­da y eter­na, no hay rol pe­que­ño ni gran­de, to­dos es­ta­mos en el lu­gar y mo­men­to co­rrec­to. Tus ac­tos, que tie­nen co­mo ob­je­ti­vo po­der trans­mi­tir va­lo­res y co­no­ci­mien­tos a los de­más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.