Vir­go

Del 12 al 18 de sep­tiem­bre

TVNotas - - Horóscopos -

ARIES

21 de mar­zo a 20 de abril Em­pie­zas el mes con gran­des ade­lan­tos en tus pro­yec­tos; aun­que no ha­yan sa­li­do a la luz to­da­vía, es­tás avan­za­do en su pre­pa­ra­ción, mer­ca­do­tec­nia, o bien, con los pa­pe­les le­ga­les al res­pec­to. Re­co­bra­rás fuer­za men­tal des­pués de al­gún za­fa­rran­cho con la fa­mi­lia y sus cri­te­rios. Tu sis­te­ma ner­vio­so es­ta­rá al­go al­te­ra­do, con­vie­ne to­mar vi­ta­mi­nas. En el amor, se des­con­ge­ló la mu­ra­lla en­tre am­bos y lu­cha­rán jun­tos, hom­bro

a hom­bro, pa­ra lo que vie­ne.

TAU­RO

21 de abril a 21 de ma­yo Es­ta­rás cer­ca de la fa­mi­lia, ya que es lo que to­ca, no por­que ten­gas mu­chas ga­nas de ello, pe­ro te sen­ti­rás bien, pues es­tás ha­cien­do lo co­rrec­to. Tus tiempos son per­fec­tos, muy pron­to en­con­tra­rás el tra­ba­jo so­ña­do. Te lle­va­rás bien con to­dos, re­to­ma­rás las amis­ta­des ale­ja­das, ha­lla­rás tu lu­gar

en el mun­do y ti­ra­rás to­do lo que ya no te ha­ce fal­ta. Se­rá has­ta el pró­xi­mo mes cuan­do em­pie­cen a lle­gar las me­jo­ras de di­ne­ro que ne­ce­si­tas con ur­gen­cia. Ha­brá sa­lud.

GEMINIS

22 de ma­yo a 21 de ju­nio Aun­que al­gu­nas co­sas prác­ti­cas se es­tán

ato­ran­do, tu tra­ba­jo es­tá flu­yen­do muy bien y las ga­nan­cias si­guen au­men­tan­do. A par­tir de aho­ra se­rán más sig­ni­fi­ca­ti­vas y te re­pon­drás de los me­ses pa­sa­dos de va­cas fla­cas. Tu sis­te­ma ner­vio­so es­tá mejor, pe­ro sí­gue­lo nu­trien­do por­que que­dó re­sen­ti­do. Go­za­rás de bue­nos ami­gos. Apren­de­rás a que los con­flic­tos se te res­ba­len.

Es­tás gas­tan­do mu­cho di­ne­ro, pe­ro es una in­ver­sión que va­le la pe­na. Ur­ge vi­si­tar al mé­di­co.

CAN­CER

22 de ju­nio a 23 de ju­lio Si tie­nes un amor apa­che, de esos que son tan apa­sio­na­dos y lle­nos de adre­na­li­na que te suben

al cie­lo y lue­go te ba­jan al in­fierno, pron­to ha­brá can­san­cio y ren­co­res; es tiempo de pa­rar, aún pue­den so­lu­cio­nar­lo. Es una de­ci­sión del alma bus­car la paz, no por eso se pier­de la pa­sión e in­ten­si­dad, al con­tra­rio, só­lo son de otra ín­do­le más su­til y po­de­ro­sa. La paz es pa­ra los que sa­ben, los des­pier­tos, evo­lu­cio­na­dos y con in­te­li­gen­cia emo­cio­nal. Me­jo­ra­rá tu economía.

LEO

24 de ju­lio a 23 de agos­to Re­to­ma­rás las ga­nas de hacer ejer­ci­cio o de vol­ver a en­trar a la uni­ver­si­dad pa­ra rea­li­zar es­tu­dios es­pe­cia­li­za­dos o un di­plo­ma­do; no de­jes de ha­cer­lo, te ven­dría de ma­ra­vi­lla. Sa­lis­te de una ilu­sión la­bo­ral que te qui­tó tiempo y es­fuer­zo, aho­ra ves que no es via­ble, no por­que no pue­das ha­cer­lo, sino por­que no es lo mejor pa­ra ti ni pa­ra tu equi­po. Hoy es­tás des­pier­to y sa­can­do lo mejor de tus do­nes y cua­li­da­des, sien­do una luz po­de­ro­sa. Tu pa­re­ja sen­ti­rá que no es­tá a tu al­tu­ra.

VIR­GO

24 de agos­to a 23 de sep­tiem­bre En­tra­rá una mano má­gi­ca ami­ga que te sa­ca­rá de tu si­tua­ción pre­ca­ria y te mos­tra­rá el ca­mino pa­ra me­jo­rar tu in­te­li­gen­cia emo­cio­nal, vi­da dia­ria y con­vi­ven­cia con los tu­yos; no su­pis­te ni cómo lle­gó, los án­ge­les tie­nen for­mas muy es­pe­cia­les de ayu­dar a tra­vés de tu her­ma­na hu­ma­ni­dad, que aho­ra te asis­te. La­bo­ral­men­te, si ya tie­nes tra­ba­jo, con­ti­nua­rá co­mo has­ta aho­ra, pe­ro ha­ce fal­ta más áni­mo, corazón y pa­sión por lo que ha­ces. El amor te do­le­rá.

LI­BRA

24 de sep­tiem­bre a 23 de oc­tu­bre Pon­le pau­sa a tu ca­be­za y de­dí­ca­te a vi­vir y go­zar; rea­li­za esas ac­ti­vi­da­des que tan­tas ga­nas tie­nes de prac­ti­car, ya sea na­dar, ca­mi­nar por el bos­que y sa­lir de tu ciu­dad, aun­que sea a un lu­gar­ci­to pe­que­ño y rús­ti­co. En el te­rreno la­bo­ral, es un buen mo­men­to pa­ra rein­ven­tar­te, pe­ro ne­ce­si­ta­rás mu­chas ga­nas, vo­lun­tad y dis­ci­pli­na. Bus­ca em­pleo en lu­ga­res nue­vos y con per­so­nas des­co­no­ci­das, pues en el pa­sa­do na­da en­con­tra­rás. Le ten­drás mu­cha des­con­fian­za al amor.

ESCORPION

24 de oc­tu­bre a 22 de no­viem­bre Si sien­tes que has caí­do en el mis­mo ba­che y con

la mis­ma pie­dra, no te cul­pes tan­to, por­que pa­ra eso es­ta­mos en es­te pla­ne­ta, pa­ra apren­der. Lo que sí es im­por­tan­te es dar­te cuen­ta dón­de es­tás pa­ra­do y lo que real­men­te quie­res y ne­ce­si­tas pa­ra tu rea­li­za­ción. Dios te dio mu­chos do­nes, haz uso sa­bio de ellos, sim­ple­men­te no te me­tas el pie. En el amor, ha­brá días bue­nos y otros que qui­sie­ras sa­lir co­rrien­do, qui­zá por fal­ta de ma­du­rez. Lo­gra­rás me­jo­rar tu sa­lud.

SA­GI­TA­RIO

23 de no­viem­bre a 21 de di­ciem­bre Has es­ta­do in­quie­to, pe­ro no por ti mis­mo, sino por­que sien­tes que al­go puede pa­sar, qui­zá con tus se­res que­ri­dos ma­yo­res, o bien, con al­guien que es­ti­mas y es­tá pa­san­do por un mal mo­men­to. Eres muy in­tui­ti­vo, y sí, vie­ne mu­cho mo­vi­mien­to a tu al­re­de­dor y se­rá ne­ce­sa­rio que es­tés muy cen­tra­do, sano y fuer­te pa­ra no des­ba­lan­cear­te al dar tu ayu­da. Dios no te des­pro­te­ge­rá y te man­da­rá di­ne­ri­to sin fal­ta pa­ra cu­brir tus ne­ce­si­da­des. Bá­ja­le al es­trés.

CA­PRI­COR­NIO

22 de di­ciem­bre a 20 de enero Sa­brás que mu­chos de tus ami­gos y enemi­gos es­tán pros­pe­ran­do y las co­sas se les es­tán fa­ci­li­tan­do; ni se te ocu­rra en­trar en en­vi­dias, ya que a ti la vi­da te ha da­do a ma­nos lle­nas, y pron­to, muy pron­to, es­ta­rás has­ta arri­ba co­mo en tus me­jo­res tiempos. Aho­ra con­tén­ta­te con hacer bien tu tra­ba­jo y lle­var­te bien con to­dos pa­ra abrir­te puer­tas, lo de­más lle­ga­rá so­li­to. En el amor, ya te acos­tum­bras­te a tu pa­re­ja y él a ti. Se pre­sen­ta­rán via­jes cor­tos.

ACUA­RIO

21 de enero a 19 de fe­bre­ro Es un tiempo pa­ra vi­vir el mi­la­gro de los de­ta­lles co­ti­dia­nos. Qui­zá no eres un hé­roe en es­te mo­men­to, pe­ro tu in­te­li­gen­cia emo­cio­nal ha cre­ci­do mu­cho en tu vi­da per­so­nal y te re­la­cio­nas mejor con los de­más. Aho­ra to­do se­rá sen­ci­llo y la fe­li­ci­dad se pren­de­rá a tu pe­lo. La economía se sos­ten­drá; si tra­ba­jas, ha­brá su­fi­cien­te lo que res­ta del año y no ba­ja­rás tu rit­mo. Si no tie­nes em­pleo, con­ta­rás con el apo­yo de los que te aman y te sen­ti­rás en paz. El amor en­con­tra­rá su ni­do.

PIS­CIS

20 de fe­bre­ro a 20 de mar­zo Los días se te van co­mo agua por­que ya no tie­nes tan­ta pre­sión en­ci­ma y ya no su­fres tan­to ni es­tás so­lo. La­bo­ral­men­te, las co­sas han me­jo­ra­do bas­tan­te y hay di­ne­ro su­fi­cien­te pa­ra tus ne­ce­si­da­des. Los hi­jos ya no pi­den tan­to y coope­ran más. Tu pa­re­ja es­tá en lo su­yo y no te sien­tes pre­sio­na­do de te­ner que ha­cer­la fe­liz. Si es­tás so­lo, puede que en tu ca­be­za es­té muy arrai­ga­do el sen­ti­mien­to de que no en­con­tra­rás el amor; ur­ge que te veas con nue­vos ojos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.